Bendita ignorancia dicen por ahí.

Por: Víctor Manuel Reyes Ferriz

No  me gusta ser tan incisivo o repetitivo en la cuestión de la cultura del mexicano, empero, el tema que nos ocupará este espacio, me obliga a hacerlo porque es increíble lo que se puede desencadenar de las compras de productos que son ofertados en la televisión.

Todo empezó un día que llegué de trabajar ya tarde pero con poco o casi nada de sueño, y la forma en la que a su servidor se le facilita comenzar a dormirse, es precisamente prendiendo la televisión; al principio todavía alcancé alguno de los programas de la barra de opinión que por supuesto lo que menos provocan es sueño, sino por el contrario pueden activarnos todavía mas, y después inician los denominados INFOMERCIALES, que cabe mencionar que es increíble la cantidad de productos, servicios y PORQUERÍAS que nos pueden vender a esas altas horas de la noche y que se pueden aprovechar de que la gente ya la agarran un poco idiotizada para que se los compren o compremos.

Resulta que empecé a hacer una lista de los productos que a esas horas nos enseñan y podemos percatarnos que nos venden desde el aparato que nos proporciona un oído biónico, porque podemos escuchar a kilómetros de distancia cuando llega un vendedor a tocar nuestra puerta, hasta los maravillosos tenis o zapatos (que ahora ya es la nueva versión) que nos harán bajar de peso inmediatamente por que cuentan con 3 capas que al final tienen unos imanes formidables justo en las zonas indicadas para que además de bajarnos de peso nos tonifica el cuerpo entero como si fuéramos fisicoconstructivistas desde hace muchos años. Y es precisamente aquí, donde me surgió una gran duda, ¿De verdad habrá gente que compre todo esto?, ¿Cuánto generan este tipo de empresas?, ¿Los productos que ofertan, son de calidad?, ¿Quién regula las ventas, los productos, sus pedidos? ¿Cuándo se trata de productos untados, bebidos o ingeridos como pastillas, cuentan con los respectivos permisos de la Secretaría de Salud? ¿Cómo es que pagan la publicidad durante tantas horas y todos los días, estarán estas empresas asociadas con las televisoras, o pertenecerán a ellas?, estas podrían ser solo algunas de las preguntas que merodean mi cabeza cada ocasión que veo estos comerciales.

Podemos hablar principalmente de dos empresas que además de vender productos similares, son las mas fuertes en este rubro, Innova y CV Directo, ambas, cuentan con un horario impresionante de anuncios TODOS LOS DÍAS en las madrugadas, y por las dos televisoras mas grandes que tenemos, empero, no obstante con ser amos y señores de los horarios nocturnos, desde hace algún tiempo ya son transmitidos también entre los programas de mayor rating en horarios estelares, o cualquier hora desde las mañanas. Este tipo de empresas, dedicadas a las ventas por televisión surgen en los Estados Unidos de Norteamérica a principios de los años 80’s, empero, no es sino hasta la década de los 90’s que son introducidas al mercado Mexicano y surgen con la finalidad de aprovechar el gran consumismo que se presenta en los habitantes de la tierra del Tío Sam, sin embargo lo que detona esta nueva forma de comercio, es la facilidad que presenta para adquirir los productos y las “GRANDES OFERTAS” que tienen “EN ESOS ÚNICOS 10 MINUTOS”, obviamente estas empresas conocen su target y lo explotan al máximo, además de contar con por lo menos 20 minutos para convencer, presentando “ESTUDIOS CIENTÍFICOS”, “TESTIMONIOS REALES”, “PRUEBAS ANTE NOTARIO” y en este último me gustaría hacer hincapié, ¿Alguno de ustedes ha visto de qué notaría se trata, en qué estado, con qué número de cédula cuenta?, además lo único que podría hacer un notario público en esos casos, es realizar una Fe de Hechos, lo que significa que es cierto lo que el está viendo en ese momento, sin embargo, en el momento de la edición podría ser completamente diferente entre otras cosas.

Algunos de los datos que podemos encontrar, nos indican que estas empresas gastan muchos de sus ingresos en la contratación de servicios jurídicos porque saben que los productos o servicios que ofrecen, en un gran porcentaje, los consumidores solicitarán la devolución de su dinero como ellos mismos lo ofrecen, o bien se quejarán ante la PROFECO; y es precisamente de esta institución de la cual surgen datos interesantes, por ejemplo, en el año 2007 esta Procuraduría informó a la población acerca de las páginas de internet que contaban o cuentan hasta el día de hoy, con un problema de inseguridad al momento de realizar transacciones por esa vía, y curiosamente las empresas que encabezaban esta lista son CV DIRECTO y TV Ofertas; por otro lado podemos encontrar que los productos que nos ofrecen no cuentan con la calidad adecuada según otros desplegados de la misma dependencia en su revista mensual, nos corrobora que productos como “el Shampoo maravilloso para que salga el cabello”, “el dvd para que tu hijo se convierta en Einstein”, y muchos otros que solo podríamos categorizarlos como publicidad engañosa.

Un aspecto que es muy importante considerar, es que todo este tipo de productos que se aplican o tienen contacto con nuestro cuerpo y que hacen funciones de “medicamentos”, no mencionan las contraindicaciones, tampoco la dosis recomendada, y mucho menos el laboratorio que respalda la investigación del producto; entonces haciendo un simple ejercicio, preguntaría, si llegas a una agencia de autos y no te aclaran el número de cilindros que tiene el auto, tampoco que ampararía tu seguro, no te saben decir cuando te lo entregan, o en que color te lo mandarían, ¿Alguien se animaría a comprarlo?, obviamente no, iríamos a otra agencia donde nos aclararan todas las dudas para estar completamente ciertos de lo que vamos a adquirir; si eso hacemos por algo que nos proporciona únicamente transporte, porqué no hacerlo con algo que pondrá nuestra salud en riesgo.

No puedo decir que nunca he adquirido algún producto por este medio, por el contrario, tan lo he hecho que por eso les recomendaría que pensaran muy bien si vale la pena hacerlo, simplemente es cuestión de pensar unos cuantos minutos y sacar la deducción que mejor nos parezca; es IMPOSIBLE, encontrar productos maravilla, para bajar de peso tenemos que hacer ejercicio siempre y no solo subirnos a una maquinita que lo hará, para tener energía, requerimos dormir las horas necesarias y no solo tomar un trago de un brebaje que no sabemos que contiene, para que crezca el cabello no necesitamos el shampoo o el polvo que lo disimula, necesitamos un implante, en fin así como estos, podemos empezar a cuestionar todos los productos que el mercado nos ofrece y ser un poco responsables, tanto en el consumo como en las recomendaciones.

Solo para recordarles una situación que estuvo muy criticada y que a mi forma de pensar no era para tanto exagerar, hace tiempo se empezó a solicitar en las farmacias, la receta médica para algunos medicamentos, incluyendo antigripales que podríamos considerar como medicamentos sin tanta importancia, ¿Si esto sucedía en las farmacias con la finalidad de cuidar nuestra salud, porqué en la televisión no lo solicitan?, será porque como no sirven de nada, tampoco afectan a la salud y solo al bolsillo.

Espero tus comentarios y sugerencias al correo lic_reyesferriz@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s