Afortunados los griegos….. y ahora, el mundo.

Por: Víctor Manuel Reyes Ferriz.

Probablemente mi léxico no cuente con el calificativo adecuado para agradecer a los principales autores Griegos por hacer nacer las “tragedias griegas” que culminaron con la existencia de una representación humana sobre un escenario; sin embargo, debemos felicitar la existencia de autores como Esquilo, Sófocles, Eurípides, Safo, Ppíndaro, Íbico, Anacreonte, Alcman de Esparta, Simónides de Ceos, Estesícofro, Hesiodo y Homero, entre otros, por habernos brindado que de sus deliciosas mentes, surgiera el teatro.

El origen del teatro tiene diversas aristas, y existe la idea que su surgimiento es muy probable que venga desde la época de las primeras civilizaciones, cuando aquellos primeros pobladores de la tierra realizaban las pinturas rupestres para comunicar lo que había sucedido; empero, el surgimiento del teatro como arte, es más bien desde el siglo V antes de Cristo donde en los festivales que eran organizados para el dios Dionisio en la antigua Grecia, se realizaban danzas y cantos protagonizados por los ciudadanos; más tarde, en el siglo VI se potencializa esta actividad con un actor llamado Tepsis, de quien en su memoria, se estipula la frase “el carro de Tepsis” para hacer mención del mundo teatral.

Llegado el tiempo de los romanos, se construyeron muchos teatros de madera para las representaciones artísticas, y éstos contaban con una diferencia principal a los griegos, eran de varios pisos con la finalidad de obtener una mejor acústica y que los espectadores disfrutaran de mejores espectáculos, porque cabe mencionar que no únicamente se presentaba el teatro, sino  que ya para esas épocas se contaba con representaciones de danza y ópera. En lo que respecta a la zona oriental, también se contempla la existencia de este delicioso arte desde épocas milenarias, donde China e India resultan como los países con mayor potencialidad. De esta forma, podemos notar que la necesidad humana de expresarse frente a los demás es una constante eterna; sin embargo, no es nada fácil tener una buena forma expresarse.

Hablando de buenas formas de expresión, el asunto central en esta columna, es precisamente una obra de teatro excelsa; una representación magnífica en “manos” de dos actores que no se puede poner en tela de juicio su talento, dos hombres que nos llevan de la comedia a la tragedia en menos 90 minutos que es lo que por desgracia dura la obra, y no porque sea poco tiempo, sino porque el disfrutar a Don Víctor Trujillo en el escenario es todo un lujo, y a la obra que me refiero se llama Rojo.

La obra es producto de John Logan, un escritor estadounidense que nace a mediados del siglo pasado, siendo tan versátil que le ha dado vida a historias tan diametralmente opuestas como Any given Sunday (Un domingo cualquiera), Sweeny Todd: The demon barber of Fleet Street (Sweeney Todd, el barbero demoníaco de la calle Fleet), Aviator (El aviador), The last samurai (El último Samurai) y Gladiator (Gladiador) entre otras, con lo cual ha sido nominado en dos ocasiones a los premios Óscar; Red (Rojo) fue presentada en Londres en el año de 2009 con el maestro Alfred Molina, y Eddie Redmayne, que cabe mencionar es la segunda ocasión en que Molina trabaja en un guión de Logan, la primera en esta obra de teatro y la segunda en la película Rango, realizando la voz de Roadkill, donde por otro lado, actuó con Johnny Deep, quien también ha participado con el guionista en dos ocasiones, siendo la primera la película de Sweeny Todd. Posterior a la puesta en escena de Londres, y de recibir excelentes críticas y premios, se trasladaron a Brodway  al Golden Theatre de Nueva York con el mismo éxito y obtiene seis premios Tony incluyendo el de mejor obra de teatro del 2010, y ahora llega a nuestro país y no podemos dejar de verla.

¿Por qué ver esta puesta en escena?  Pues por mil y un razones, es una obra que trata de la vida del pintor expresionista Mark Rothko quien tiene una visión un poco “diferente” de la vida, sus años, lo han marcado brutalmente hasta llegar al punto en que no hay sentido para expresar formas humanas o geométricas en sus pinturas, ya que por su origen judío, la época que vivió en su infancia y hasta su madurez fue un momento investido de tragedias bélicas desde la segunda guerra mundial, la guerra de Corea y la guerra de Vietnam, por lo tanto su vida estuvo rodeada de sangre y muerte que logran marcarlo de tal manera que llega a renegar de lo natural, lo normal, lo cotidiano, lo mundano, mas no lo humano. Este pintor Lituano, tiene durante toda su vida y probablemente en incrementada en sus últimos años, actitudes contradictorias muy fuertes, una manera contrapolar de visualizar la belleza, el arte, lo divino y lo religioso, lo humano, lo terrenal, lo tangible y lo palpable, porque si bien es cierto que deja ver una tendencia humanista y llena de admiración a la vida, hecho por el cual se convierte en pintor, también es cierto que reniega a la naturaleza y a la continuidad de la vida por el simple hecho de que existe el lado obscuro, por el hecho de que hay gente con malas intensiones, entonces sus ideas en todo momento lo tienen en una lucha de la cual no logra salvarse.

El desarrollo de “Rojo” es esencialmente la vida de Rotko a partir de la llegada de su asistente Ken, quien lo acompaña en los dos últimos años de su vida para terminar lo que sería la mayor obra de su vida; pintar los murales del restaurante Four Seasons del edificio Seagram en Nueva York, que paradójicamente iniciarían su crecimiento económico, empero, su declive artístico. Es este escenario el que podrán encontrar en una obra maravillosa que nos muestra como todos podemos llegar a convertirnos en un Rothko cuando lo que nos rodea no es tan perfecto como quisiéramos, de cómo podemos convertirnos en personas tan orgullosas que no vemos mas allá de nuestras narices y que existen diferentes formas de ver la vida que no forzosamente son malas, simplemente son diferentes a la que nosotros tenemos, y que muchas veces pueden llegar a ser mejores. 

El papel de Victor Trujillo, logra transmitirle al espectador una combinación brutal de sentimientos, y los últimos minutos de la obra junto con Alfonso Dosal, quien hace un excelente papel,  el del asistente que logra revelarse ante el maestro por la frustración de verlo morir en vida,  nos presentan una discusión acerca del verdadero sentido de la vida, de la forma tan diferente en que vivimos lo que decimos y  lo que hacemos, la necesidad de no estar solos, de valorar nuestro momento, nuestro espacio y nuestro tiempo, porque llegará el día que ya no sea nuestro, en que hablemos en pasado y tenemos que ser tan maduros, inteligentes y sobre todo críticos de nuestros actos para entender que las cosas cambian, que debemos adecuarnos a los nuevos tiempos y realizar una simbiosis entre nuestro pensamiento y nuestros actos para con ello continuar vigentes en la vida; bien dice una frase célebre “renovarse o morir”, y es precisamente lo que lleva a Rothko a la locura, el no lograr entender que todo principio tiene un fin. 

Cuando te encuentras en un teatro donde las risas, el llanto, las caras largas y pensativas están butaca tras butaca, solo te queda el pensamiento de que definitivamente cada cabeza es un mundo, cada persona tiene una forma de entender la vida, que cada uno de nosotros somos tan diferentes como tonalidades tiene el rojo hasta llegar al negro, como las formas de las flamas de una chimenea o una fogata, los movimientos de los peces en las peceras, todo y todos afortunadamente somos diferentes, y lo hermoso de todo esto es lograr encontrar las similitudes entre nosotros dentro de esas diferencias, y cuando se encuentran es inevitable aferrarte; sin embargo, a lo único que no debemos aferrarnos es a estar vigentes. 

Una vivencia completamente personal de esta obra, es la posibilidad que me dio de ver frente a frente la necesidad de encontrar ese tan demandado punto medio de las cosas, el observar como la solución más fácil siempre es rendirse ante la adversidad, empero, no es la mejor forma de solucionar nuestros conflictos, que cuando eres joven tienes mayor ímpetu y en ocasiones te dejas llevar por tus instintos y cuando eres mayor ya los reprimes pero tampoco es la forma, debemos encontrar el equilibrio, que cuando concentras todos tus esfuerzos en un solo punto, lo más seguro  es que te lleve al fracaso, que es necesario tener una visión periférica de la vida y no solamente ver pasar lo que tenemos en frente, inmiscuirse en esa vida, tener el temor necesario al fracaso pero nunca dejar que nos rebase o nos impida actuar, mejor dicho tenerle respeto.

Me gustaría felicitar a los productores de esta obra, a los del equipo de iluminación, escenografía, sonido, vestuario, maquillaje, en fin a todos los que intervienen en ella, porque es de las mejores obras de teatro que he podido presenciar y en verdad en especial a Víctor Trujillo porque además de que con este personaje logra transmitir muchas ideas, es una persona que al parecer vive su vida con la misma intensidad que expresa y es algo que debemos admirar y aprender.

Dato Cultural:

Un día como hoy en 1815; Simón Bolívar redacta la Carta de Jamaica donde expone el  por qué de la caída de la Segunda República (Venezuela); en1860, el presidente Benito Juárez García proclama las leyes de reforma en Guanajuato; en 1915; un terremoto causa estragos en Guatemala y El Salvador; en 1932 se presenta el primer divorcio de la historia de España; en 1941, la obligación de vestir la estrella de David con la palabra “Judío” inscrita en ella, se extiende hasta los niños de 6 años que viven en las zonas ocupadas por los Alemanes; en 1970, Yaser Arafat es nombrado general de las fuerzas revolucionarias palestinas; en 1991, la URSS reconoce la independencia de las repúblicas bálticas, entre ellas Lituania; en 2007, fallece el tenor italiano Luciano Pavarotti.

Espero sus comentarios y sugerencias al correo lic_reyesferriz@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s