Prefijo, sufijo o nombres; mejor soluciones.

Por: Víctor Manuel Reyes Ferriz.

Últimamente hemos escuchado con mayor frecuencia cada vez, el término de la denominada “Generación Ni-Ni”, la preocupación de diversos sectores de la sociedad desde padres de familia, investigadores, técnicos de la educación, empresarios, comunicadores, Presidentes Municipales, Gobernadores, Diputados, Senadores,  y hasta la propia Presidencia de la República,  ha manifestado su consternación por esta situación.

Hace algunos años conocimos el término de Generación “X” que abarcaba a las personas nacidas en la década de los 70’s y que vivieron su juventud entre los 1980 y 1990, a quienes se les denominaba de esta forma porque rompieron con los protocolos establecidos como mantener la virginidad antes del matrimonio, el respeto a los padres, la creencia en Dios, pero sobre todo el respeto a las instituciones educativas, además esta generación fue tipificada por ser apática hacia las causas que se suscitaban en el mundo, y nuestro país no podría ser ajeno a esta generación, en México se vinculó esta generación con características como el subempleo, la falta de tolerancia, tenacidad y compromiso ante las actividades diarias, sucesos que al día de hoy provocan algunas consecuencias graves en el ámbito económico, empero, revolucionaron el pensamiento social inclinando la balanza hacia una sociedad más crítica y con decisiones; sin embargo, algunos valores quedaron en el olvido.

En aquellos tiempos, probablemente el Estado realizó acciones para confrontar este problema, sinceramente lo dudo un poco, porque de haber sido así hoy en día no nos toparíamos con un problema que rebasa los límites del descontrol, ya que, las personas que se encuentran en esta situación de “Ni trabajar, Ni estudiar” son personas que llegan al grado no solo de no estudiar, sino en algunos casos abandonar los estudios y también no solo a no trabajar, sino resistirse a buscar un empleo, por lo que han sido catalogadas hasta cierto punto como parásitos sociales en algunas esferas, algo que en lo personal no comparto, si bien es cierto que las cifras son abrumadoras, también es cierto que valdría la pena desagregarlas para verificarlas caso por caso.

Desafortunadamente por lo que respecta de las encuestas y estadísticas, la gran mayoría son números un poco divergentes porque la forma en que se hacen estos estudios, dependen de varias circunstancias como la fuente, que podrá ser tendenciosa para obtener un cierto resultado o bien muy laxa con el afán de no alterar las respuestas u orientar a los encuestados a ciertas contestaciones; también influye la zona geográfica en la que se realice, porque no es lo mismo para efectos educativos levantar encuestas en lugares como Oaxaca, Chiapas o Guerrero que realizarlas en la zona centro del país; asimismo, pueden influir dentro de la misma geografía, ciertos lugares con mayor probabilidad de migración como puede ser Michoacán o Zacatecas; en resumen, los resultados deben de analizarse a fondo para poder emitir un resultado lo más aproximado a la realidad y no únicamente decir que más de 7 millones de mexicanos se encuentran en situación de Ni estudiar Ni trabajar.

Muy probablemente algunas de las personas que se encuentran en esta situación es porque terminaron la escuela y se encuentran en un receso, o bien, pueden ser personas que por situación ajena a ellos tuvieron que abandonar los estudios, ó que ya terminaron de estudiar y estaban trabajando, empero, fueron corridos por un recorte de personal en la empresa, o probablemente puedan ser amas de casa y en realidad si están ejerciendo un trabajo pero simplemente como nunca se ha considerado como tal, pueden responder que no cuentan con empleo; y muchas de ellas definitivamente no hacen absolutamente nada por gusto; sin embargo aquí es donde puede caber una posibilidad que si podría ser aterradora; algunas de las personas que están en la numeralia de los Ni-Nis, existe la posibilidad que se encuentren inmersos en el crimen organizado, por lo que obviamente no estudian y no trabajan pero no significa que no obtengan un ingreso, simplemente al no ser legal, no pueden estar contestar que si laboran porque entonces no hay justificación para agregarlos a la población económicamente activa.

Tal vez esa sea la causa principal del incremento en los números de los Ni-Nis y si lo podemos analizar detenidamente es una circunstancia que por desgracia puede orillar a demasiados jóvenes por muchas razones; dinero rápido, comodidades, tiempo libre, fiestas y demás actividades propias de la edad, porque lo que llegan a hacer aquellas personas que los “contratan” es lavarles el cerebro y proporcionarles un sueldo que les permita “sobre salir” en su círculo de amistades, y es por ello que se les hace fácil abandonar lo que tengan, ya sea poco o mucho, y convertirse en delincuentes para obtener la vida que habían soñado desde hace tiempo, sin importar lo que tengan que realizar.

Si bien es cierto que, aquellas personas que pertenecen a la Generación “X” tenían cierto desencanto por la vida, el problema que a mi parecer existe en esta generación, es la falta de respeto por todo y por todos, entonces por ello es muy fácil encontrar niños de 14 años cargando un arma y que sin ningún remordimiento pueden apuntarle a la cabeza a alguien porque eso es lo que otra persona les dijo que hicieran. Nos encontramos en un momento crítico en la cuestión de los valores sociales, la desvalorización social ha llegado al extremo de permitir que en canales de televisión abierta en horarios todavía familiares se presenten programas con un contenido bastante agresivo o peor aún con escenas sexuales bastante explícitas, o programas que se dicen de caricaturas para niños en edades de entre los 5 y 12 años, que incitan a la juventud a la rebelión contra quien tenga ser, sin importarles las jerarquías de padres, maestros o personas mayores, se nos ha olvidado que el respeto es el valor universal por excelencia.

Al hablar del valor del respeto y criticar en cierta forma a aquellas personas que son denominadas Ni-Nis, podría parecer toda una contradicción; sin embargo, me parece que precisamente el punto donde se debe llegar al respeto es en el momento en que todas estas personas, hacen uso de los servicios que proporciona el estado y que además son pagados por todos los demás habitantes que trabajan todos los días, entonces porque deben de recibir las mismas oportunidades sino desarrollan los mismos trabajos. Muchos podrán coincidir con la visión de algunos catedráticos que dicen que en realidad son personas sin oportunidad de estudiar y sin oportunidad de trabajar, y en este contexto me permitiría muy respetuosamente no concordar con su punto de vista porque no todos los Ni-Nis serían parte de esa estadística, definitivamente debemos ser realistas y la situación económica por la que atraviesa nuestro país no es la mejor, y esto orilla a que la generación de empleos se encuentre estancada, asimismo, la inversión tanto nacional como extranjera no es la óptima por lo que no existen nuevos empleos, el índice de personas dentro de la economía formal no se compara con la de años anteriores, empero, algo que tampoco podemos negar es que si existen algunos empleos, y solo basta con abrir los diarios para corroborar esta información, las ferias municipales de empleos que se organizan en todo el país, los microcréditos que otorgan la Secretaría de Economía Federal y los créditos PyMES que proporcionan los bancos, son las soluciones tentativas que existen en este momento; me queda perfectamente claro que los sueldos no son lo más adecuado, ni con lo que una persona podría vivir plenamente, pero si por lo menos es mejor un ingreso bajo que estar esperando un puesto directivo en una empresa trasnacional que nunca llegará.

Un punto esencial en este tema, es la falta de cobertura en el nivel medio superior y superior que se da en todo el territorio nacional, sin embargo, no es la causa principal del conflicto porque recordemos que las estadísticas marcan que es desde los 14 años hasta los 29 o 30, lo que supone ser todavía el último año de secundaria; lo que si podemos reprochar es la falta de espacios para las personas que desean terminar una carrera técnica o universitaria; según información de la UNAM, los más de 7 millones de Ni-Nis representan el 22% de nuestra población nacional, este dato si es alarmante cuando vemos que este porcentaje no aporta en lo absoluto a las finanzas del estado, pero más alarmante aún cuando según las encuestas, estas personas ven como futuro el tener una familia e hijos; entonces la pregunta obligada sería ¿En verdad pretenden tener hijos que no tienen asegurado el que comer? ¿Cómo les van a exigir a sus hijos que estudien si ellos no lo hicieron, y en el remoto caso que haya conciencia por parte de los hijos para estudiar, como les ayudarán con las tareas, como les explicarán los binomios cuadrados cuando lleguen a esa edad? ¿Con que carácter moral, les van a demandar que se incorporen a la economía formal y que se hagan responsables de sus vidas, cuando el ejemplo es la mejor orientación y ellos no lo hacen? ¿Cómo les van a explicar a sus hijos que cuando ellos estaban en un salón de clases perfectamente inscritos, decidieron abandonar los estudios por tener una apatía brutal ante la vida? ¿Qué pretexto usarán para decir que su vida no les fue suficientemente valiosa hasta que encontraron alguien con quien casarse y formar familia?

Posiblemente quienes me hacen el favor de leer este espacio asiduamente, dirán que mi tendencia hacia los valores es incisiva, y es muy cierto pero en verdad estoy convencido que desde el seno de nuestras familias hasta quienes están dirigiendo las políticas en este país, pasando por medios de comunicación, empresarios, catedráticos y todos aquellos quienes tienen en sus manos el poder emitir una opinión, orillemos a la sociedad a la imperiosa necesidad de hacer un alto en el camino y valorar si nuestras conductas son las adecuadas, de poder visualizar un futuro compartido con todos quienes nos rodean y darnos cuenta que estamos jalando cada quien agua para su propio molino aferrándonos a las cuestiones materiales en lo individual y olvidando lo colectivo, y que todos queremos dejar un “legado” basándonos en que deben de ser nuestros hijos nuestro máximo orgullo pero, ¿Estamos tan ensimismados como para que no nos importe que la situación cada día la hacemos peor, y que lo que les vamos a dejar ya parece un chiquero? ¿Qué necesitamos pasar para entender que no podemos seguir siendo ajenos a la problemática general, en que sociedad se van a desenvolver nuestros hijos? ¿Somos una sociedad o una suciedad?

Dato Cultural:

Un día como hoy en 1540, se funda en México la Villa de San Francisco de Campeche; en 1669, muere el famoso pintor Holandés, Rembrandt; en 1824 se promulga la primera Constitución Política y se crean los estados de México, Querétaro, Tabasco, Yucatán y Zacatecas; en 1910, se pone fin a la monarquía en Portugal; en 1944, nace la excelente cantante española Rocío Durcal; en 1957, es lanzado el primer satélite artificial perteneciente a los Rusos llamado Sputnik; en 1976, nace el jugador Argentino –Italiano Mauro Camoranesi; comienza la celebración internacional de la Semana Mundial del Espacio.

Espero sus comentarios y sugerencias al correo lic_reyesferriz@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s