A un año de los 7 mil millones (Parte 1).

Por: Víctor Manuel Reyes Ferriz.

El día de hoy conmemoramos una estadística que no es peccata minuta, y me refiero a que el 30 de octubre del año 2011, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), realizó la estimación basada en algunas estadísticas de que en ese día la población mundial llegaría a la exorbitante cifra de 7´000,000,000 de habitantes, con lo cual nuestro planeta tendría que renovarse de una manera tal, para poder albergarnos y darnos de comer.

Cuando hablamos de la población mundial, probablemente el tema nos va llevando poco a poco a crear conciencia de la necesidad de utilizar los métodos anticonceptivos más seguros y conocidos que hasta este momento existen pero casi nunca nos ponemos a pensar en las cosas que les estamos dejando a las futuras generaciones, el lugar donde van a vivir, los retos con los que se toparán para conseguir un empleo, para sobresalir en un mundo tan complejo y competido, las cada vez más escasas posibilidades de terminar una carrera profesional por las altas necesidades de obtención de recursos para sostener a las familias, en fin, son muchas cosas que solamente en pocas ocasiones nos ponernos a pensar cuando vemos algún reportaje sobre el cambio climático, la escases de los recursos naturales o el que muchas especies se encuentren en peligro de extinción.

Empezando con la cuestión del porcentaje de población que habita en cada continente, los estimados que emplea la ONU arrojan que Asia ocupa el primer lugar al contar con más de 4,250 millones en 43,810,000 km2 de superficie, lo que representa que cada persona cuenta con 10 mts2 para vivir, en segundo lugar está África con poco mas de 1,060 millones de personas en una superficie de 30,370,000 km2, seguido por América con una población estimada de 944 millones en una superficie de 42,330,000 km2, en un cuarto sitio se encuentra Europa con más de 730 millones en un territorio de 10,180,000 km2 y por último Oceanía con una población de 37 millones que están habitando una superficie de 7,600,000 km2, por lo que haciendo un promedio general a cada habitante de este planeta nos toca disfrutar de solamente 19 mts2.

Por lo que toca a cada continente, la situación poblacional se ve un poco afectada no tanto con respecto de la superficie sino que la afectación varía de país a país, ya sea por su situación geográfica, las reservas naturales con las que cuente, el desarrollo industrial que exista en la región o simplemente lo que pueda generar de recursos por rubros como turismo, importaciones, servicios o bien productos. En el continente Africano existen 58 países de los cuales Nigeria, Etiopía y Egipto ocupan los primeros lugares en población respectivamente, y que por el contrario estos tres países en cuanto al ámbito económico se vuelve un poco diferente al ser Egipto el primer lugar en cuanto a Producto Interno Bruto, seguido de Sudáfrica y Nigeria, mandando hasta un séptimo lugar a Etiopía. En el continente Europeo existen 50 países donde los más poblados son Rusia, Alemania y Turquía y que en el rubro económico las cosas cambian radicalmente para ubicar a los Germanos como primer lugar, seguido de Francia y Reino Unido; en el caso del continente Asiático, son 48 países que lo conforman y para el caso poblacional los primero lugares los ocupan China, India e Indonesia, empero, en cuanto a su economía el primer lugar es para China, Japón e India; en nuestro continente la suma de países nos da 36 siendo los más poblados Estados Unidos, Brasil y México, donde paradójicamente los primeros dos se mantienen en el mismo orden en el rubro económico, sin embargo la tercer economía americana es para Canadá; y por último en Oceanía son solamente 25 países siendo Australia, Papúa Nueva Guinea y Nueva Zelanda los más poblados y únicamente en el tema económico cambian de lugar Nueva Zelanda en segundo y Papúa Nueva Guinea en tercero, según los datos que arroja la OCDE y el Banco Mundial.

En el renglón de la alimentación, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), la agricultura es un eslabón que se ha ido perdiendo a través del tiempo gracias a la globalización y la generación de alimentos transgénicos, que si bien es cierto que por un lado apoyan a que no escasee el alimento, por otro lado ha reducido las oportunidades laborales de muchísimas personas, y por ejemplo tenemos países como Ecuador, Guatemala, Nicaragua, Vietnam, Nepal, Madagascar y Nigeria entre otros, donde no solamente se ha perdido la fuerza del campo por los avances tecnológicos sino que también por causas diferentes como la capacitación, el implemento de nuevas técnicas de cultivo, utilización de maquinaria y un punto clave, la discriminación hacia las mujeres, han llevado a estas sociedades a un momento crítico con respecto de conseguir sus alimentos, con todo y que a nivel mundial, las mujeres representan el 43% de la fuerza laboral en este rubro.

No es solamente el grupo de los agricultores quienes se han visto desfavorecidos, también los ganaderos, y solamente basta con observar las imágenes que nos transmiten los anuncios de las organizaciones no gubernamentales internacionales y podremos darnos cuenta que a la actividad a la que muchos pobladores de este planeta se dedicaban, ahora es casi imposible mantenerla viva, porque debido a las grandes sequías, así como los cereales y demás granos que se cultivan, también los animales resienten la pérdida del vital líquido y es prácticamente imposible engordar al ganado para obtener dinero y comprar algo de comida, entonces tenemos que ubicar a estas personas en un rango de marginación alimentaria tal que podríamos clasificarlos en el rubro de personas que sufren HAMBRE. Basándonos en estadísticas de la FAO, el hambre en el mundo rebaza los 868 millones de personas, y con datos tan espeluznantes como que la región que cuenta con mas personas en esta situación es la de el sur de Asia con 304 millones, algo diferente a lo que gran parte de las personas en algún momento pensábamos que el área más pobre sería el continente negro, pues bien, la parte de África que se encuentra en esta condición es mayoritariamente la parte sur del desierto del Sahara; por otro lado, en la parte del continente americano, se contemplan 49 millones de personas que no cuentan con la ingesta mínima de alimentos para cubrir sus necesidades. Existe un dato proporcionado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que indica que “el hambre mata más personas que el SIDA, la malaria y la tuberculosis juntos”.

Derivado de estos datos, la problemática que presenta la sobrepoblación mundial solamente en dos ámbitos, debería suponer que es lo necesariamente fuerte como para  que la población comience a pensar mucho más en serio el hecho de traer niños a este mundo, la gran urgencia que nos debería apremiar para ser padres responsables y pensar en un futuro de calidad para los hijos; sin embargo, estos datos no siempre son bienvenidos por muchas personas, entonces toquemos el tema del agua.

Como todos sabemos y según los datos que nos enseñaron desde las aulas de la primaria, nuestro planeta consta(ba) de 75% de agua, algo muy similar al cuerpo humano, empero, en estas fechas sería inexacto asegurar el porcentaje que tenemos de este vital líquido debido al cambio climático que nuestro planeta ha sufrido en los últimos 10 años, y solo basta recordar algunas fotografías que se han publicado de ríos, lagos, lagunas o de lugares que en cualquier forma contenían agua, como se han ido secando o como nuestros polos se han ido derritiendo, y cuando hablamos de estadísticas, la ONU manifiesta que el 70% de los desastres naturales que ocurren hoy en día son relacionados con el cambio climático, por el 50% que solían estarlo hace dos décadas, por lo tanto, podemos incidir en que cada década ha aumentado un 10%  y de seguir así, en 30 años TODOS los desastres naturales serán relacionados a este fenómeno, con lo que además de ser perturbante también debemos pensar que estos desastres no solamente son momentáneos, sus consecuencias se extienden por algunos meses dejando a la población con enfermedades, desnutrición, desabasto de servicios básicos, pérdida de cultivos y viviendas, en términos generales, pobreza, que es precisamente lo que genera retraso, falta de desarrollo y oportunidades, por lo tanto el círculo vicioso se cierra.

El asunto del cambio climático que cada vez es un tema recurrente, nos podemos percatar que definitivamente nuestro hábitat se ha ido modificando al grado que en algunos lugares la sequía es cosa de todos los días, y en otras partes como en los polos o groenlandia, los glaciares se van derritiendo e incrementa el nivel del mar, que hasta la fecha se ha llegado a 25 cm de incremento, lo que ha provocado que las playas vayan perdiendo terreno, que algunas especies se queden sin hogar por el derretimiento del hielo e incluso que en algunas playas se presenten avistamientos de animales que se encontraban en mar abierto, lo que únicamente nos indica que estamos terminando con el equilibrio de nuestro planeta, asimismo, cada día es más frecuente el encontrar cocodrilos u osos en las calles o casas de algunas ciudades norteamericanas, por tal motivo debemos centrar nuestra atención en incrementar las medidas  para revertir esta situación.

Con respecto a las acciones que podemos hacer para evitar que el cambio climático y la degradación de nuestro planeta continúe, existen 10 medidas que fueron propuestas por la Comisión Europea, bajo el lema “Tu controlas el cambio climático”, que bien podríamos hacer nuestras y compartirlas con la gente que se encuentre a nuestro alrededor, ya que son muy simples y su implementación sería de gran apoyo; estas son, cambiar los focos por bombillas ahorradoras; apagar la televisión y la computadora en horas que no se utilicen; evitar el uso del vehículo para lugares cercanos; revisar los neumáticos que se encuentren en las libras necesarias; reciclar lo mas que podamos; evitar los embalajes; utilizar menos agua caliente; utilizar menos los electrodomésticos; ajustar el termostato de los aires acondicionados y; plantar árboles.

Al día de hoy existen 189 países que se han adherido a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), y que desde el año de 1994 han desarrollado medidas para detener este efecto, en el año de 1997 se redacta el “Protocolo de Kyoto” y se realiza una enmienda en nuestro país en el 2010, donde se intenta estabilizar las emisiones de los gases de efecto invernadero para conseguir la regeneración de los ecosistemas en un tiempo determinado, sin embargo, este objetivo no se ha logrado con la eficiencia que se intenta porque nosotros como población no estamos a la altura de las necesidades que tiene el planeta, no contribuimos como se debería, simplemente un ejemplo básico es la cantidad de focos que prendemos y que en realidad no usamos, ahora se acercan las festividades decembrinas y las casas se llenarán de luces y adornos con sonido que provocan un sobrecalentamiento brutal y no nos importa porque lo que queremos es que nuestra casa luzca hermosa con las series de luces en las fachadas, los Santa Claus que nos invitan a pasar y todos los demás compañeritos que utilizan luz, entonces la pregunta es ¿Qué les estamos inculcando a las nuevas generaciones, a dañar nuestro ambiente, a que por gustos o caprichos tengamos que afectar a los demás?

Un punto esencial en este tema es la cultura de la natalidad en nuestros países, y en México es un tema que se ha dejado en el olvido de manera definitiva, porque no basta con que en las escuelas se les enseñe a los niños la importancia de solamente tener el número de hijos que puedan mantener, es necesario cambiar radicalmente la mentalidad de los padres y futuros padres, porque al dejar al libre albedrío la posibilidad de tener los hijos que se “puedan” mantener pues entramos en temas subjetivos y con que se les den frijoles y tortillas para algunos eso será manutención, empero, no es lo único que se requiere en la vida de un ser humano, también es necesario que se pongan a pensar que entre más gente exista en un país, es menos probable encontrar trabajos bien remunerados, además las grandes empresas son felices con que haya una gran población porque además de que pueden pagar lo que ellos quieran por las grandes necesidades, al haber tanta gente sin estudios, es mano de obra no capacitada que al final de cuentas será mal pagada y que no les exige ningún compromiso a los empresarios; por otro lado, encontramos el tema de la migración, que en países del continente Americano es una constante y esas movilizaciones también generan problemas  en el uso de los servicios públicos que al final de cuentas tienen repercusiones en agotamiento de recursos naturales, en fin es un tema bastante amplio que terminaremos de comentar en la próxima columna.

Dato Cultural:

Un día como hoy en 1451, nace el navegante genovés, Cristóbal Colón; en 1810, se presenta en Ocoyoacac, Estado de México, la Batalla del Monte de las Cruces con el triunfo de los insurgentes sobre los realistas; en 1873, nace el que sería Presidente de México, Francisco I. Madero; en 1910, fallece Henry Dunant quien fuera fundador de la cruz roja y premio nobel; en 1928, se descubre gracias a Alexander Flemming la penicilina; en 1960, nace la estrella futbolística Diego Armando Maradona; en 1975, termina la dictadura del General Francisco Franco en España; en 1978, nace el gran actor mexicano Gael García; en 1989, fallece el cantante y actor mexicano Pedro Vargas.

Espero sus comentarios y sugerencias al correo lic_reyesferriz@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s