“Pásele, pásele: la palabra precisa, la sonrisa perfecta…

Por: Rodolfo Munguía Álvarez.

¿A usted no le ha pasado, romántico lector, querer recomendar algo que le gustó, pero no animarse a hacerlo, porque teme que a ellos no les guste tanto como usted? Éste es un sentimiento tan frecuente como normal: muchas veces queremos recomendar una serie de televisión, otras veces una película, unas más algún libro y, alguna vez también, algún género literario. Esto último créame, es lo más difícil. Es muy complicado hacer que a los demás les guste lo que nosotros, una tarea prácticamente imposible. Por ello es muy raro que la gente recomiende poesía y más, si sabe que su interlocutor no la acostumbra. En nuestra cultura, muchas veces el recomendar poesía es mal visto, muchos piensan que quien lo hace está tratando de presumir de literato o de intelectual, pero nada más alejado de la realidad. Por eso hoy quiero recomendarle uno de los géneros menos afortunados, junto con la dramaturgia: la poesía. Sin embargo, leer poemas nos permite disfrutar de las palabras; que tomen un sentido diferente de acuerdo a la oración y lugar en las que son puestas. Conocer de rima, métrica, metáfora… pero sobretodo, de nuevas emociones. Leer poesía nos permite entrar en la cabeza del poeta durante unos instantes pero, cada lector puede darle la interpretación que desea a la misma frase, de acuerdo a sus circunstancias, a su bagaje cultural o a lo que está viviendo en ese momento y, muchas veces, esta interpretación es muy diferente a la intención original del poeta. Además, seguramente a usted sí le gusta la poesía y no lo sabe: con las canciones, ya que muchas de ellas (y me tomaré la libertad de exceptuar al reguetón, con el permiso de sus mercedes) tienen también hermosas metáforas y juegos de palabras, es decir, son poemas aderezados con una estructura musical. Por ello, si usted no ha experimentado la sensación de leer poesía, quisiera invitarle a leer los siguientes libros que pueden acercarlo a esta nueva experiencia y tratar de hacerse de este gusto adquirido. El primero de ellos es Poesía Inútil, de MarLú Ve; el segundo, Cazador de tréboles, de Pedro Salvador Ale; y el tercero, un libro de poesía erótica (porque las palabras también generan erotismo) llamado Trazos en la piel, de Félix Cardoso. Estos tres libros, le darán una nueva experiencia de lectura y de goce. Si usted no está acostumbrado a leer poesía, dese y dele la oportunidad a estos autores de entrar en su corazón, de llenarlo de palabras y de una nueva forma de ver el mundo. En ellos encontrará, como decía Silvio Rodríguez “…la palabra precisa, la sonrisa perfecta… para el caballero, para la dama. Estos poemarios los puede adquirir en la plataforma DrGloop.com pero también, lo invito a leer cualquier otro libro de poesía que esté en su librero: Concha Urquiza, Rosario Castellanos, Mario Benedetti o Jaime Sabines… También puede comprar alguno que le hayan recomendado, porque créame, muchas personas se enamoran de la poesía y terminan escribiendo nuevos poemas, enriqueciendo este género con sus propias formas de sentir. Si quiere hacerme llegar un comentario de éste o algún otro tema, quedo a sus órdenes en lector.frecuente@gmail.com: me dará mucho gusto saber de usted y de su visión de los libros. Porque este mundo necesita más poetas.

¡À la vous santé, monsieur!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s