Equipo millonario, resultados pobres. ¿Cómo cambiar la historia?

Por: Luis Felipe Aguilar Palafox

De acuerdo con la revista Forbes, los 10 equipos de cualquier liga deportiva más caros del mundo son los siguientes en millones de dólares:

  1. Dallas Cowboys (NFL) 5,500
  2. New York Yankees (MLB) 5,000
  3. New York Knicks (NBA) 4,600
  4. Los Angeles Lakers (NBA) 4,400
  5. Golden State Warriors (NBA) 4,300
  6. Real Madrid (Futbol) 4,240
  7. New England Patriots (NFL) 4,100
  8. Barcelona FC (Futbol) 4,020
  9. New York Giants (NFL) 3,900
  10. Manchester United (Futbol) 3,810

Estos valores están basados en los últimos 14 meses e incluyen el patrimonio de los clubes, estadios, instalaciones, contratos publicitarios y la cotización de los integrantes del plantel.

Entre los primeros 50 del ranking se encuentran 9 equipos de la NBA, y como se expuso anteriormente, los Knicks de Nueva York son el mejor rankeado de dicha liga siendo el 3 global.

El equipo neoyorkino es el tema de este artículo ya que se encuentra rodeado de clubes con grandes logros en sus deportes a excepción de la historia reciente de los Vaqueros de Dallas, de los cuales sabemos que la soberbia de su dueño los ha hecho estar en la mediocridad de la NFL por más de 2 décadas.

Si hablamos de los Yankees podemos decir que son el máximo ganador de la MLB, los Lakers con dinastías importantes en la NBA, los Warriors con un equipo de época en la misma liga, el Madrid como máximo ganador de Champions League, los Patriotas siendo el equipo más dominante en las últimas 2 décadas de la NFL, el Barcelona con su cantera inagotable y títulos año con año, los Gigantes que a pesar de tener una sequía siempre son equipo de cuidado, y el Manchester con etapas de gloria y una gran historia en el futbol inglés y europeo.

¿Porqué los Knicks no están a la par de esos otros clubes?

Todos sabemos la importancia de Nueva York no sólo para el deporte, sino para Estados Unidos y el mundo en general.

Es una ciudad mágica y como diría el gran Frank Sinatra, si alguien triunfa ahí puede hacerlo donde quiera; pero pareciera ser que para los Knicks ese ha sido el problema por muchos años.

Los Knicks juegan en el monumental Madison Square Garden, mítico recinto que ha visto pasar no sólo a grandes figuras deportivas, también del espectáculo e incluso política.

Los contratos televisivos en la “ciudad que nunca duerme” son los más grandes en las ligas de Estados Unidos, por tal razón los Knicks cada año tienen que aportar capital a equipos de estados donde se generan menores ingresos.

Manejo del equipo.

Desde 1999 los Knicks se han caracterizado como un equipo que paga sobrevalorando tanto a jugadores como a entrenadores y gerentes.

Contratos sin que se tenga la necesidad de ofrecer, se ha sabido de casos donde su oferta está por arriba del doble del equipo que le sigue en esa contienda por algún jugador.

La recisión de contratos a coaches cuando los resultados no se dan, han provocado tener que seguir pagando varios millones después del corte por efectos de cláusulas.

El no dejar trabajar a los gerentes y no respetar sus decisiones, el ejemplo fue Phil Jackson, quien llegó al equipo con la tarea de reconstrucción y lograr un campeonato a los 5 años; pero al no ser partidario de las decisiones quien como jugador es una de las leyendas del equipo, Dolan decidió correrlo después de tan solo un año.

Resultados.

Los Knicks son una de las franquicias más famosas en la NBA y un rival que llena estadios, a pesar de sólo contar con 2 títulos en la década de los 70´s con figuras como el ya mencionado Phil Jackson, Walt Frazier y Willis Reed.

El equipo tuvo otra gran época en los 90´s con Patrick Ewing, John Starks, Charles Oakley y Anthony Mason; dirigidos por Pat Riley, que seguramente hubiera logrado algún título si no es por los Bulls de Michael Jordan y una final perdida por un triple contra los Rockets de Houston.

A principios de la década de los 2000 el equipo estuvo cerca de nuevo con figuras como Allan Houston, Latrell Sprewell y Larry Johnson, pero de nuevo se quedaron en la orilla a manos de los Spurs de David Robinson y Tim Duncan.

Aquí iniciaron las decisiones que empezaron a afectar al equipo, teniendo como resultado reciente el no haber calificado a play-offs en las últimas 7 temporadas.

El futuro.

Para esta temporada se tomó la decisión de jugar con un equipo joven con la mayoría de jugadores novatos o de segundo año, apuntalados por veteranos como Julius Randle y Derrick Rose.

La responsabilidad se le dio a un coach que tiene como especialidad construir equipos, Tom Thibodeau, quien ha logrado volver a colocar a los de Nueva York en los play-offs terminando 4to lugar en la conferencia del este contra todo pronóstico y siendo la mejor defensa de la liga.

Hoy los Knicks no son favoritos para lograr el campeonato, pero esta temporada de reconstrucción y aceptación de una filosofía de juego ha hecho que se especule que para el siguiente años una o dos figuras acepten el reto de llevar al equipo de la gran manzana a lo más alto.

Por lo demostrado en la temporada, son un equipo al que nadie se querrá enfrentar en esta recta final y eso habla del respeto que han logrado.

Esperemos que a partir de ahora se dé la fórmula de la continuidad, que la mayoría de las veces es más exitosa que la fórmula de los billetazos; y a partir de ahora ver a los Knicks cada año peleando por el título porque Nueva York necesita de ello y la NBA necesita de los Knicks.

Twitter @aguilarpalafox

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s