Elecciones 2021, ¿V(B)oto a morena?

8 DE JUNIO DE 2021 Elecciones 2021, ¿V(B)oto a morena? 

POR: VÍCTOR MANUEL REYES FERRIZ.

Por fin llegó el día que muchos estaban o estábamos esperando, el momento de acudir a las urnas y apoyar o reprobar el ejercicio realizado por las autoridades tanto del ejecutivo en 15 estados y las 16 alcaldías de la Ciudad de México, como en los legislativos tanto federal y los locales, donde por primera ocasión en la Cámara de Diputados Federal, se presentaron candidatos que contendieron para su reelección y que continuaban en funciones, al no ser necesario dejar el cargo, como lo marca la legislación vigente gracias a la reforma realizada a la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

Esta elección fue muy seguida tanto por los partidos políticos, medios de comunicación, instituciones electorales, pero sobre todo por la ciudadanía, que desde el año pasado comenzaba a dar signos de vitalidad ya sea para reafirmar el proyecto de nación que propone el presidente de México o bien para buscar otro rumbo, sea cual sea o fuere su determinación, esa inquietud me pareció algo que aplaudir porque hace mucho tiempo que no veíamos una participación activa de tal magnitud, mas adelante platicaré del tema de la polarización y si es bueno o malo, pero como primer punto me parece sensacional que ya exista un interés legítimo de la población para participar en un “derecho” que, a mi forma de pensar debe ser una “obligación”, que es el de determinar quien o quienes, serán los encargados de representarnos.

Si bien es cierto que este proceso electoral que culminó el pasado domingo 6 de junio representó el más grande en la historia de nuestro país, también es cierto que se presenta en un momento sin igual, donde, en primer término, no coincide con elecciones federales completa, es decir, no se votó por el Ejecutivo Federal ni por representantes en la Cámara de Senadores, y en segundo término, al ser elecciones intermedias de manera histórica en nuestro país se ha probado y comprobado que la participación ciudadana es menor; sin embargo, el detonante en esta elección fue la polarización social que existe actualmente y que ha sido permanentemente arrastrada desde los comicios del 2018.

Desafortunadamente el clima político en nuestro país ha sido influido por una polarización provocada por el propio poder ejecutivo federal debido a que en cualquier oportunidad que tiene frente a los reflectores, hace referencia a los antiguos regímenes, divide a la población en “fifís” y gente comprometida con el país, asegura que quien no está con el entonces está en contra tanto del avance del país como de su “transformación”, y muchos otros dichos y actitudes que han orillado a los mexicanos a verse ya sea de un lado de la trinchera o del otro; sin embargo, todos somos mexicanos y sin importar con que ideología política seamos afines, todos sufrimos las consecuencias o beneficios de la toma de decisiones que se hagan.

Ahondando en el tema de las elecciones misma, me parece que este proceso nos deja muchos aprendizajes, situaciones que resaltar, otras que requerirán apretar un poco más los tornillos para hacerlas funcionar y alguna que otra interrogante, por lo tanto, vayamos paso a paso desentrañando cada una de estas.

Tal vez el mayor aprendizaje de esta jornada es que los tiempos de campaña quedaron visiblemente determinados a ser muy cortos, lo que impacta de manera forzosa en la reducción tanto los topes de gastos, así como, en la valoración de continuar con los medios tradicionales de propaganda que, afortunadamente, en esta ocasión los “tendederos” en las calles fueron los menos, se aprovecharon las diferentes plataformas digitales para la promoción de las ideas, lo cual, me parece FORMIDABLE tanto para nuestro medio ambiente, como para el tema visual de nuestras ciudades, obviando por supuesto el gran gasto que esto genera y que al finalizar las campañas todos se olvidan de quitar todos sus productos, aún y cuando la ley les marca que deben retirarlos una semana antes de la elección o algunos días dependiendo el ámbito si es local o federal; por otro lado, reafirmamos que no se necesita la participación de tantos partidos políticos que en realidad son rémoras de otros mas grandes y que solo nos cuestan y no aportan en lo más mínimo, no tienen propuestas firmes así como tampoco la más mínima idea de como realizar las que llegan a ofrecer; en este rubro todavía podemos ajustar un poco en cuanto a los que van a contender para las elecciones del 2024 porque por ahí existen algunos que definitivamente no deberían mantenerse como por ejemplo el Partido Verde que recordemos que en el año de 2009 fueron expulsados de la red de partidos ecologistas de muchos países y específicamente el Partido Verde Europeo, rompió todo tipo de relaciones porque no tienen nada de ecologistas, retomaremos este punto más adelante; y como último tema del aprendizaje que nos dejó este proceso, podemos advertir que tanto las instituciones electorales como los ciudadanos, no así los partidos ni las autoridades, contamos con  alto nivel de resiliencia al encontrar la manera de acudir a las urnas, de darle seguimiento al proceso en formas tecnológicas diferentes, a la defensa del voto y sobre todo, a pesar de una pandemia, que no es culpa de nadie, consumar un proceso de manera tranquila, pacífica y que no tuvo que ser pospuesto.

Por cuanto corresponde a lo que tenemos que resaltar, podemos asegurar que afortunadamente en México, contrario a lo que muchas veces pudiera decirse, poco a poco se ha ido generando una conciencia cívica en la población de la imperiosa necesidad de salir a votar en cada elección, sin importar si existan candidaturas que lleven una ventaja superior o que al menos así se visualice; ese “derecho” de ejercer nuestro voto cada vez se ha ido afianzando más y lo celebro de manera indudable porque, según los datos del PREP del INE, en general, estas elecciones contaron con una participación ciudadana superior al 52% del padrón electoral que contempla SOLAMENTE aquellos territorios donde se celebraron elecciones, lo cual, nos marca un hecho a resaltar ya que desde las elecciones intermedias de 1997 no se rebasaba el 50% en cuanto a participación ciudadana, ahora bien, todavía es necesario que se sepa votar, es un tema totalmente diferente que espero no falte mucho tiempo para poder visualizarlo y que más personas se unan a esta forma de participación ciudadana, ya que no debemos olvidar que una participación de la mitad del padrón electoral no implica que seamos responsables al momento de elegir. Por otra parte, podemos asegurar que fueron unas elecciones tranquilas, por su puesto que existieron algunos altercados que exacerbaron los ánimos en algunos puntos; sin embargo, fueron hechos aislados que pudieron controlarse y no pasaron a mayores complicaciones, asimismo, al día siguiente de los comicios, la gran mayoría de quienes resultaron perdedores, aceptaron su derrota sin generar mayores problemas, situación que es de celebrarse con la esperanza de que en cada proceso electoral siguiente, sea una conducta que prevalezca; y finalmente, el INE, que durante muchos meses anteriores a este proceso había sido señalado, golpeteado, y puesto en duda su capacidad y autonomía por parte del ejecutivo federal y sus aliados, podemos asegurar que posterior a esta jornada electoral, sale fortalecido, realizó, como en cada elección, un trabajo ejemplar, veraz, y sobre todo que garantiza la determinación de los ciudadanos mexicanos.

En relación a las acciones que valdría la pena apretar un poco, retomaré el tema del Partido Verde. Desde los comicios del 2015, o al menos desde ese momento lo traigo en el radar, han burlado de manera grotesca la ley el día de la jornada electoral, cuando en momentos donde ya no puede existir un pronunciamiento para solicitar el apoyo o inducir en el voto del elector, este partido que de manera histórica ha sido “familiar”, arteramente y sin dejar de hacerlo en cada proceso, emiten “su opinión” personalidades públicas, deportistas, artistas, influencers o cualquier persona reconocida para decir que se apoye a dicho partido y de manera reiterada han conseguido mantener el porcentaje que se pide para mantener el registro, situación que ya es una burla porque en primer lugar, el porcentaje que se pide es un burla y en segundo porque se les impone una multa económica, la cual, seguramente ya la tienen contemplada desde que les entregan su presupuesto, la pagan y siguen tan campantes como si nada hubiera sucedido. Otra circunstancia que vale la pena ajustar sería lo correspondiente a darle mayor peso al órgano ciudadano que es el INE, es decir, darle dientes para que pueda desde un principio, aceptar o no, los candidatos que proponen los partidos; si bien es cierto que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos permite a cualquier ciudadano, votar y ser votado, también es cierto que imponer una serie de requisitos no estaría violando dicho precepto legal, y con ello, evitaríamos derrochar dinero en candidatos que no tienen ningún sentido, que solamente son aventados por los partidos porque son conocidos en ámbitos como los deportes, la lucha libre, concursos de belleza, centros de entretenimiento, empero, que de conocimiento político, legal, administrativo y de responsabilidad legislativa, no tienen el más mínimo.

Finalmente, las interrogantes que nos deja este proceso pueden ser muchas; empero, solamente me inclinaré por tres de ellas. La primera es que sorprendentemente existió un gran número de votos a favor del partido gobernante aun y cuando han reiterado su total falta de atención a temas vitales en nuestro país como es el proteger a nuestras mujeres, escucharlas y solucionar sus demandas, por otro lado, tener oídos sordos ante las peticiones hechas por madres y padres de desaparecidos, o bien, evitar contar con los tratamientos para combatir el cáncer en las clínicas que atienden a niños, aún así, lograron conseguir un gran número de votantes que hicieron que esas circunstancias se mantengan, no lo entiendo. Otro cuestionamiento que me viene a la cabeza es el que si ahora que todo pareciera indicar que la coalición del partido en el gobierno no obtuvo para bien o para mal, depende de quien lea esto, la mayoría en el Congreso Federal, si la oposición por fin despertará y llevará a esta tribuna las propuestas de reforma que realmente se requieren, si cambiará el curso de la aplicación de los recursos que ejerce el ejecutivo federal para ser redistribuidos y conseguir mejor aplicación de éstos; si a partir de esta nueva conformación de bloques donde existirán dos posturas contrarias y opuestas, lograrán negociar lo suficientemente inteligente para terminar con la polarización que aqueja a nuestro México, y por último, las encuestas arrojaban unos escenarios que finalmente, nuevamente no concordaron con los resultados, las especulaciones y el “cantar” de victorias anticipadas que solo fomentan los enfrentamientos, las expresiones de militantes partidistas, servidores públicos, dirigentes etc, ¿No debería legislarse para que dejen de hacerlo, al menos hasta que los resultados sean formales?.

Nos falta mucho para alcanzar una democracia en todos los aspectos; sin embargo, México va dando pasitos y tenemos que continuar por esa vía, pero la gran pregunta es ¿Se Votó por morena, o se Botó a morena?, solo el tiempo nos dará la respuesta.

DATO CULTURAL.

Un día como hoy en 632, fallece en la ciudad de Medina, Arabia Saudita, el profeta del Islám, Mahoma; en 1947, aterriza en el aeropuerto de Barajas, Madrid, la primera dama argentina, Eva Duarte de Perón, quien realizaría una gira por España durante 16 días; en 1949, se publica la novela política de ficción “1984”, obra mas importante del escritor y periodista británico Eric Arthur Blair, mundialmente conocido como George Orwell; en 1984, nace en San Lorenzo el futbolista argentino que más ocasiones portó la playera albiceleste, Javier Mascherano.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) celebra desde el 2009 esta fecha como Día Mundial de los Océanos.

Espero tus comentarios en el correo vmrf@aperturaintelectual.com y recuerda qué en este espacio, las críticas no son bienvenidas, SON NECESARIAS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s