Compraventa de vehículos usados

Por: Luis Roberto Peralta Hernández

La gran mayoría de los bienes que adquirimos de manera cotidiana, derivado de su uso conlleva una depreciación en su valor, siendo los automóviles, aquellos cuyo descenso es más significativo. De acuerdo con diversos estudios realizados en la materia, se ha determinado que un vehículo nuevo, recién salido de la agencia por poseer la característica de ser “0” kilómetros posee un precio establecido, el cual por el simple hecho de ser utilizado en la vía pública, de manera inmediata devalúa su precio entre un 25 y 30% en promedio, así también que, dependiendo de las características del mismo así como de las condiciones de uso, el mantenimiento que se le dé, entre otras características, harán que cada año su valor se deprecie aún más.

En la actualidad, una práctica muy común en nuestra sociedad, por distintos factores, es la compra y venta de vehículos usados, siendo una actividad económica principal para muchas personas, estableciendo el negocio de particular a particular o bien, por medio de lugares dedicados a ello, como son las agencias automotrices con la venta de los llamados “seminuevos” o los llamados lotes de autos, siendo en cada caso fácilmente localizados a través de redes sociales, en páginas de internet o en medios impresos.

Es importante considerar que en la actualidad, a través de las noticias en los medios de comunicación, por pláticas entre familiares y conocidos así como en las redes sociales, desafortunadamente nos enteramos que muchas personas son víctimas de diversos delitos relacionados con éste tema, no siendo el propósito de ésta colaboración, el prejuzgar ni generalizar las formas de actuar ni recomendar con quién sí o con quien no acudir para la adquisición de un vehículo, sino más bien, el guiar jurídicamente a quienes pretenden adquirir un auto en esas condiciones ya que, tan importante es revisar el funcionamiento, la parte mecánica y electrónica del auto como la parte jurídica, pues estamos invirtiendo nuestro patrimonio.

La compraventa es una forma de contrato prevista en la legislación en el artículo 7.532 del Código Civil del Estado de México el cual establece que la compraventa es una forma de contrato por medio del cual se transfiere la propiedad de un bien o un derecho a otro quien se obliga a pagar un precio cierto y en dinero.

Se considera como contrato de venta cuando el pago se realiza a través de una cantidad en dinero y otra parte por un bien, siempre y cuando el valor de bien que se está entregando como pago sea menor a lo que se está pagando en dinero. 

De igual forma, la legislación en comento, sostiene que los contratos de compraventa se tendrán que realizar de manera escrita.

Desafortunadamente en nuestra sociedad no estamos acostumbrados a realizar los actos y negocios jurídicos con las formalidades que establece la ley, por lo tanto, el omitir las formalidades necesarias para esta transacción trae como posible consecuencia que a la larga, puedan surgir problemas legales que involucren pérdida de tiempo, dinero y esfuerzo; por ejemplo, hay aún personas que quedan conformes únicamente con la “firma” del reverso de la factura, sin embargo, es no es un elemento que cubra de manera jurídica la trasferencia de la propiedad del vehículo, es por ello que se le comparten algunas recomendaciones:

  • Revisar que la factura que ostente el vendedor no se encuentre modificada o alterada y este registrada ante la Secretaría de Hacienda.
  • Es importante revisar el Número de Identificación del Vehículo (NIV) de motor concuerde con el número de serie que se encuentra registrado en la factura, así como que las placas coincidan con el registro realizado en la tarjeta de circulación, para ello se podrán verificar los datos en la página: http://www2.repuve.gob.mx:8080/ciudadania/consulta/. Además, se podrá corroborar si el vehículo que se pretende adquirir cuenta con antecedentes de robo o si ha estado involucrado en la comisión de algún ilícito.
  • Es importante también, verificar que el vehículo se encuentre al corriente en los pagos de derechos como son tenencias, refrendos, verificaciones entre otros a través de los portales oficiales del gobierno de cada entidad Federativa, como lo es la Secretaría de Finanzas del Estado de México.
  • Un dato que no es común que se verifique es si el vehículo cuenta con infracciones de tránsito, lo cual se puede consultar, para el caso del Estado de México en el siguiente enlace: https://infracciones.edomex.gob.mx/

Todo comprador de un vehículo tiene derecho a realizar la inspección del vehículo para conocer también su funcionamiento desde el punto de vista mecánico, eléctrico y electrónico, conducirlo y ver las condiciones del interior del mismo. 

Una vez teniendo estos elementos en cuenta, se podrá celebrar un contrato privado de compraventa de vehículos en él, se establecerán Declaraciones y Cláusulas, en ellas se deberá identificar de manera clara los datos generales de los contratantes, los documentos que acreditan la propiedad del vendedor, las características del bien, el precio y forma de pago, la cesión de los derechos sobre el bien, datos de identificación del vehículo, además de todos aquellos puntos de acuerdo que pudieran surgir entre el comprador y el vendedor.

Al finalizar el mismo, se firma por duplicado con asistencia de testigos para dar fe de la celebración del contrato.

Es importante hacer mención que, para el caso del Estado de México, el Código Financiero de la entidad, en su artículo 47 Fracción III, señala la obligación de los contribuyentes de realizar el trámite de cambio de propietario del vehículo, en un término que no exceda de quince días posteriores a la adquisición del mismo, pudiendo hacerse acreedor a una multa si se excede de ese término señalado, debiendo realizar el pago de los derechos respectivos.

Una vez realizado este trámite se expedirá la Tarjeta de circulación en la que aparecerán los datos del nuevo propietario, teniendo en ese momento el ejercicio total de los derechos y obligaciones sobre de la propiedad sobre el bien esto conlleva.

“El único error real, es aquel del que no aprendemos nada”

Henry Ford

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s