¿Y ahora, qué sigue?

Por: Luis Felipe Aguilar Palafox

El 10 de agosto del 2021 será sin duda recordado por la afición del FC Barcelona como uno o quizá el día más triste de su historia de 121 años.

La gran figura histórica del club Lionel Messi ha llegado a un acuerdo para fichar con el PSG de la Ligue 1 en Francia, dejando así en el pasado más de 20 años de carrera y formación como futbolista profesional en el cuadro “blaugrana”.

La conferencia de prensa que dio Messi al no concretarse un acuerdo con el equipo de sus amores y tener que despedirse de la afición y de la institución sin duda describen el sentimiento que albergan todos los “culés”.

Entre lágrimas agradeció por tanto y dejó claro que algún día regresará a casa ya que está eternamente agradecido con el club, pero ahora era el momento de un hasta pronto.

La salida.

Sin pretender encontrar culpables, todo indicaba que la renovación de Leo con el Barcelona estaba prácticamente cerrada, sin embargo, en unos días todo se vino abajo.

Hay muchas teorías de esta separación de caminos, hay quienes afirman que el astro argentino no estuvo de acuerdo en bajar tanto su sueldo como lo pidió el club catalán derivado de la crisis financiera que atraviesa a causa de la pandemia y malos manejos de la administración anterior.

Otras fuentes señalan que Joan Laporta, presidente del club, no aceptó un contrato millonario de un patrocinador para la Liga que podría haber ayudado a las finanzas del club, lo anterior para darle más fuerza al proyecto de la Superliga Europea.

También hay quienes dicen que fue la misma liga la que impidió la renovación de Messi con el Barcelona sin ceder en temas de Fairplay financiero.

Sea cual haya sido la razón, la realidad es que el día de hoy el Barcelona ya no cuenta más con Messi como figura dentro de las canchas y Leo buscará engrandecer su carrera en otra liga.

El legado.

El también conocido como D10S, deja récords que lucen muy difícil de superar en el futuro, como ser el goleador histórico del club y de la misma Liga, además de cada año ser o estar peleando por conquistar el “Pichichi” y líder en asistencias.

Entre Liga, Copa del Rey, Supercopa de España, Champions, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes; el argentino marcó 672 goles y dio 268 asistencias, participando así en 940 tantos para el Barcelona en 778 partidos disputados.

Messi logró 35 títulos con el Barcelona:

  • La Liga – 10 
  • Copa del Rey – 7 
  • Supercopa de España – 8
  • Champions – 4 
  • Supercopa de Europa – 3 
  • Mundial de clubes – 3 

Noches mágicas serán recordadas en el Camp Nou, con toda la afición volcada a su ídolo, pero también en estadios de los rivales, incluso se recordará a la afición del Madrid en el Bernabeu coreando “Messi, Messi, Messi”.

El futuro del FC Barcelona

Nada es eterno en la vida, y todo aficionado del Barcelona sabía que el día en que Messi dejara al club iba a llegar, sin embargo, aquí se apela al romanticismo de hacer toda una carrera en un mismo club, situación que con el contexto económico cada vez se da menos en el deporte mundial.

Es cierto que la camiseta número 10 del Barcelona ya no volverá a ser la misma y quien la quiera utilizar, ya que la Liga prohíbe retirar números, tendrá mucha presión; pero recordemos que eso se llegó a pensar en algún momento de Ronaldinho y hoy la historia nos dejó a la máxima figura mundial.

A pesar de la salida de “La Pulga”, el equipo culé cerró buenos fichajes para apuntalar al equipo como el holandés Memphis Depay, el argentino Sergio Agüero, el español y surgido de fuerzas básicas Eric García y el brasileño Emerson.

Jóvenes como Ansu Fati, Pedri, Puig, Araujo y Alaix deben de tener mayor aportación y asumir roles principales para el equipo.

Consagrados como Jordi Alba, Piqué y Busquets deben de buscar la estabilidad del cuadro.

Esperar que Dembelé, Lenglet y Umtiti tengan una temporada sana y lo más completa posible.

Las figuras como Ter Stegen, Griezmann, De Jong y Coutinho deben de asumir el rol protagónico y ponerse el equipo al hombro; hoy ya no vivirán bajo la sombra de Messi y es el momento de ser los referentes del club.

La Masía debe de hacerse presente dando oportunidad a los jóvenes que vienen empujando fuerte para probar en el primer equipo y seguir siendo referencia del club.

Con tantos nombres mencionados podemos ver que sigue siendo un equipo muy competitivo y capaz de ganarle a cualquiera, esperando de Koeman pueda seguir con la mística del “Barcelonismo” y motivar a sus dirigidos para superar los días de incertidumbre.

En mi opinión, el Barcelona seguirá siendo competitivo en todo torneo que dispute y siempre candidato al título.

Nueva casa.

Dejando de lado los temas del Faiplay financiero, de si el PSG está violando políticas y que se tendrá que desprender de alrededor de 10 jugadores; estamos hablando del fichaje más importante de la historia del futbol, de la noticia que fue más mencionada que la misma clausura de los Juegos Olímpicos, que fue noticia en los titulares de todo el mundo, que fue tendencia mundial en todas redes sociales y que provocó reacciones de gente inmersa y ajena al mundo futbolístico.

Messi deja su casa y tendrá nuevos aires, pero si algo es seguro es que ya no tiene nada que demostrarle a nadie, a sus 34 años ha logrado ser reconocido como uno de los mejores futbolistas de la historia, y para muchos simplemente el mejor de todos los tiempos.

Ahora formará parte de un equipo de en sueño, que este año se reforzó sólo para apuntalar el gran plantel que ya tenía y con el objetivo de por fin ganar su primer Champions.

Ahora utilizando la camiseta con el número 30 en el dorsal (mismo número con el que debutó en Barcelona), formará una delantera auténticamente de miedo con Neymar y Mbappé.

Ganadores y perdedores.

Al Barcelona y a Messi les irá bien.

Para la afición del Barcelona será complicado pasar el trago amargo pero la única forma de salir adelante será con los resultados que el equipo vaya obteniendo, y como se mencionó, cuenta con plantel para triunfar.

Messi vivirá las experiencias de una nueva liga y una renovación total de entorno que suele ser sano para cualquier ser humano.

El gran perdedor es sin duda la Liga española, hace años vio partir al gran rival de Leo y hoy se despide de la máxima figura.

Por último, la afición culé no tiene nada que reclamarle y todo que agradecerle, además de desearle que conquiste Francia, recupere Europa y siga enamorando al mundo.

Twitter @aguilarpalafox

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s