¿Qué pensaría Confucio en este 2021?

28 DE SEPTIEMBRE DE 2021 ¿Qué pensaría Confucio en este 2021? 

POR: VÍCTOR MANUEL REYES FERRIZ.

Imaginemos por un momento que como parte de una conmemoración a uno de los pensadores más grandes que ha dado la historia, pudiéramos colocar en nuestra época a Confucio, ¿Mantendría su postura?, ¿Podría confirmar que su pensamiento trascendió?, ¿Estaría contento?, ¿Qué aspectos se mantendrían vigentes después de 2572 años?, y refiero esa cantidad de años, porque todo parece indicar que fue el 28 de septiembre del año 551 A.C. cuando nació este gran personaje.

Empecemos por desenmarañar (aunque parezca una palabra de comedia, se encuentra contemplada por la RAE) quién fue, qué hizo y por qué la importancia de Confucio.

Como ya lo mencioné nació en el 551 A.C. en el seno de una familia noble y que a la edad de entre 3-6 años, pierde a su padre con lo que su estatus económico se ve severamente mermado; sin embargo, se dice que a pesar de la pobreza consiguió tener una buena educación escolar, por lo que a sus 30 años, ya era tomado en cuenta como un gran maestro y que a la postre, entrando en la vejez para aquellos tiempos, le permitiría incorporarse en posiciones gubernamentales específicamente en el ámbito de la justica.

En esencia la vida personal de este filósofo y pensador podría resultar “desabrida” ya que su trascendencia se vio reflejada más en la manera en que los demás vivían y se desenvolvían que en la propia, donde debemos recordar que en lo que hoy conocemos como China, donde este personaje vivió, se encontraba divida en diversos reinos, existiendo grandes dinastías por doquier, y no fue sino muchos siglos posteriores que la dinastía Han (206 A.C. – 220 D.C.) conocido como la época de “Primavera y de Otoño” el “CONFUCIANISMO” (si, con A), se convertiría en un sistema ético y de forma de gobierno, es decir, su pensamiento no fue valorado mientras lo predicaba sino que logró trascender y fue retomado para formar parte esencial de la cultura milenaria China y que así se mantuvo vigente hasta 1911donde quedó desligado al sistema político del Imperio.

Durante su vida adulta deambuló entre esos diferentes reinos intentando acercarse a los gobernantes para transmitir su pensamiento, el cual, basa la gran parte en dos vertientes bastante complejas, amplias y que por momentos se cruzan entre sí, la de un gobierno moral, que tuviera horror a la guerra, que la aristocracia no fuera cruel, la perpetua búsqueda de la armonía social mas no la uniformidad, la corrección de las relaciones sociales, la aplicación efectiva de la justicia y la sinceridad, entre muchas otras, y una segunda vertiente que va en la vía totalmente personal, afianzar a la familia como un grupo de valor, la búsqueda de la sabiduría y el autoconocimiento, observar siempre el “Justo medio” y tener presente en cada acción una de sus mayores aportaciones, “La Regla de Oro” (No hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti); empero, existen diferentes cuestionamientos acerca de su pensamiento, comenzando por intentar dilucidar si fue una religión o solamente una filosofía de vida, o bien, la pregunta del por qué la trascendencia si es que se podría resumir entre actuar con el bien o el mal.

Ante la disyuntiva de si es o no una religión, el propio Confucio hablaba de que existía una parte espiritual, de hecho, clasificaba al universo como deidades soberanas que eran el Cielo o el Señor de lo Alto (Tian), y la Tierra, que representan respectivamente las dos fuerzas universales: el YIN absoluto, el eslabón fuerte, masculino, y el YANG absoluto, el débil, femenino; dos elementos opuestos pero complementarios, por lo tanto, podemos asegurar que en la propia visión de este pensador NUNCA fue su intención convertir este movimiento en una religión; sin embargo, en un punto de vista totalmente personal, podríamos decir que le pasó lo mismo que a Albert Einstein cuando apresuró sus investigaciones de la fusión nuclear, donde jamás imaginó que sería utilizado para el mal, pues una parte de esta doctrina marcada acto con acto por el “bien” somete o ejerce una presión tal que comenzando en China y trasladándose a los países vecinos como Corea, Japón o Vietnam, ocuparon tal importancia en todas las esferas que vuelven un monopolio y la existencia de una clase dominante.

Para lograr “separar”, si es que es posible, este pensamiento doctrinario de una religión, El Colegio de México, publicó un libro intitulado ¿Es el confucianismo una religión?. La controversia sobre la religiosidad confuciana, su significado y trascendencia.el cual, intentará darnos una luz, pero a manera personal, tengo la certeza de que no fue una religión pero si la copiaron y bastante muchas religiones para fundar sus cimientos, es decir, poniendo el cristianismo como ejemplo, desde la vida de Jesús perdiéndose de “sus padres” a los 3 años, la vida incierta y peregrinada hasta aparecer a los 30, el irritar a los gobiernos, en fin, diferentes puntos donde podríamos ver grandes similitudes, pero algo que llama poderosamente mi atención es que en nuestro México, podríamos estar viviendo una mezcla de Confucianismo y Cristianismo a la López Obrador, cuando se habla de un estado de “abrazos y no balazos”, de un “gobierno moral”, un “mesías que viene a salvar al país” o lo peor de ambas corrientes, la jerarquía patriarcal y olvidar el lugar de la mujer en su sociedad, pero bueno, ese no es el tema central en este momento.

Basándonos exclusivamente en lo bueno de este pensamiento, doctrina filosófica, corriente, o como cada uno desee denominarla, dos aspectos fundamentales son el equilibrio, el respeto a ese universo que nos proporciona un lugar donde vivir, desarrollarnos y prosperar, el respeto a la tierra para que nos continúe dando sus frutos, y el otro, la armonía del universo que regula las estaciones, la vida animal, humana y vegetal, y en caso de ser trastornada tendrá graves consecuencias; pues bien, parece que en estos temas, la humanidad debería haber puesto mucha atención y nos pasó totalmente desapercibido.

Para quienes vivimos en México, este mes de septiembre trajo innumerables procesos naturales, que de haber creado conciencia, seguramente no habrían sucedido todos juntos; por supuesto que pasarían pero no al mismo tiempo, estos fueron inundaciones, temblores, exhalaciones volcánicas y todo mientras transitamos una pandemia, esto no se debe a otra cosa mas que a la falta de armonía y equilibrio que le hemos provocado a nuestro planeta, empero, seguimos creyendo que el cambio climático no existe, que seguir contribuyendo a procrear vida no influye, a desperdiciar nuestros recursos naturales, mantenernos firmes en utilizar combustibles altamente contaminantes y a un sinfín de actitudes que nos llevarán a una decadencia como especie, pero como es algo que no vemos muy cercano, pues le aventamos la preocupación a los que siguen.

Considero oportuno el espacio para hacer hincapié, una vez más, en la importancia que tiene cambiar nuestros hábitos de consumo, volvernos responsables de nuestras acciones y sobre todo recapacitar en la imperiosa necesidad de volcarnos a prácticas sustentables; esta pandemia, en un inicio, creo conciencia de la importancia de no generar tanta basura, de lo hermoso e importante que es ver a nuestra fauna desarrollarse en plenitud, el disfrutar nuevamente de un cielo azul, pero conforme ha ido pasando el tiempo, nos hemos acostumbrado nuevamente a ya no mantener esas prácticas que la propia tierra nos exigió cambiar, para estos momentos ya no importa si escuchamos las aves o no, ya no nos sorprenden los atardeceres sin tanto smog, debemos continuar con prácticas saludables tanto para nuestros cuerpos como para nuestro planeta, porque esto, todavía no termina.

DATO CULTURAL.

Un día como hoy en 1821, en la Ciudad de México, ante la Junta Soberana congregada en la capital del Imperio Mexicano y reunidos 36 hombres representando al pueblo azteca, se firma el “Acta de Independencia”, cuyo primer párrafo textualmente dice “La Nación Mexicana que, por trescientos años, ni ha tenido voluntad propia, ni libre el uso de la voz, sale hoy de la opresión en que ha vivido”; en 1871, en Brasilia, Brasil, se promulga la ley nº 2040 conocida como “Ley del vientre libre” (Lei do Ventre Livre), la cual, estipuló que serían libres todos aquellos productos nacidos de mujeres esclavas a partir de la fecha; en 1884, en Liverpool, Inglaterra, se inaugura formalmente el estadio de futbol “Anfield Road”, que en aquella época fue la casa del equipo Everton Football Club; sin embargo, para 1891, John Houlding que había comprado el estadio y tras elevarle la renta al equipo inglés, propicia su huída con lo que lo obliga a constituir un equipo para utilizar las instalaciones y se convertirá en casa de los “The Reds” del Liverpool; en 2008, en la Isla de Omelek, República de las Islas Marshall, la empresa estadounidense “SpaceX” propiedad de Elon Musk, consigue por primera vez, un lanzamiento existoso del “Falcon 1” que había fallado en tres ocasiones anteriores para finalmente orbitar bajo el diseño totalmente por parte de una empresa privada.

Espero tus comentarios en el correo vmrf@aperturaintelectual.com y recuerda qué en este espacio, las críticas no son bienvenidas, SON NECESARIAS.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.