“El juego del calamar”, un vistazo y aplicación no solo en Corea del Sur

19 DE OCTUBRE DE 2021 “El juego del calamar”, un vistazo y aplicación no solo en Corea del Sur 

POR: VÍCTOR MANUEL REYES FERRIZ.

Desde el 17 de septiembre de este año, la plataforma digital de Netflix, ha incrementado de manera exponencial su presencia gracias a una serie surcoreana llamada “El juego del calamar” (The squid game), que si no la has visto, seguramente ya has escuchado de ella, ya sea por la infinidad de memes que atiborran las redes sociales, comentarios de amigos o familiares, o simplemente porque esta producción se encuentra muy cerca de convertirse en la serie más vista de la historia de Netflix a pesar de no haber contado con todo el apoyo de la propia plataforma, ya que en ningún momento se le permitió a la prensa, contar con screeners anticipados al estreno, con un reparto de actores que no son conocidos en occidente y que tampoco pertenece a una franquicia que la respalde.

En primer término, anuncio que, si no la has visto, en este texto habrá un poco de spoiler por lo que toma tus precauciones.

Antes de ahondar en la propia serie, considero conveniente hacer un rápido repaso a la historia de Corea del Sur para poder ubicar con un poco de mejor percepción, el por qué de esta serie, cuyo trasfondo abarca muchos temas fuertes y que a mi parecer podían haberse tocado sin tanta violencia; sin embargo, es un elemento vital para dejar en el espectador esa sensación de que no vamos por buen camino.

La actual Corea del Sur se encuentra políticamente dividida desde el 15 de agosto de 1948 bajo el muy conocido “meridiano 38” que limita con Corea del Norte, empero, desde su existencia en el año 2333 A.C. como el Reino de Corea estaba conformado por los territorios de Manchuria y la Península de Corea, donde a través de la línea del tiempo sus reinos y territorios fueron variando hasta llegar a la separación del siglo XX y quedarse con una superficie de 100,339 km2, contar con 51’709,000 habitantes que lo ubica como el 27º país con mayor población, una densidad poblacional de 515 habitantes por km2, su capital es Seúl, se encuentra posicionada como la décima economía mundial y su moneda es el Won surcoreano que para efectos prácticos se requieren 1,190.52 Won para obtener 1 USD.

Recordando un poco los diferentes rumbos que tomaron “las Coreas”, después de la Segunda Guerra Mundial, podemos ver claramente que la incidencia de los sistemas políticos totalmente opuestos, hicieron de la parte norte (auspiciada por la entonces URSS/ Comunista) un territorio devastado por la pobreza, el retraso, falto de libertades, sin acceso a la información y totalmente excluido del comercio con el mundo, y por el lado del sur (auspiciado por EE.UU./capitalismo) un desarrollo cada vez más sobresaliente, inclusión en la economía mundial, relaciones diplomáticas y comercio desde oriente hasta occidente, oportunidades laborales, servicios públicos, etc, etc, etc…., sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas, porque este mismo país tan desarrollado ha ido incrementando su deuda externa en una proporción desmedida que al día de hoy ya no se puede afirmar que ha traído mayor beneficio.

Este rubro es muy importante porque precisamente es el sustento de la mencionada serie, que nos presenta “la otra mirada” del capitalismo que ha vivido este país desde su primera aparición en el plano global con los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, que marcan ese parteaguas en su historia al comenzar a consolidarse en una nación próspera, que invitaba al mundo a tratar con ellos, que los recibía, que era capaz de darle seguridad a quienes la visitaban y sobre todo a mostrar todo el tiempo que duró dicho certamen, que eran muy diferentes al norte. Años más tarde llegaría otro evento que fijaría, nuevamente, los ojos del mundo, la 17ª edición de la Copa Mundial de Futbol, cuya sede compartió con Japón pero no con Corea del Norte, otro simbolismo interesante ya que el imperio nipón ejerció su influencia durante muchos años en la península coreana y no les fue para nada bien, por el contrario, fueron décadas de hambruna para los coreanos, pero esta nueva oportunidad de mostrarse al mundo sorprendió enormemente, ya no solo era una ciudad que se desarrollaba, era una megalópolis que contaba con todos los servicios que cualquier persona pueda imaginar, edificaciones deslumbrantes, medios de transporte de última generación, y quienes se hospedaban en su territorio no tendrían problemas de comunicación a pesar de que su idioma es solamente local porque habría intérpretes para todas las naciones, en fin, otra vez Corea del Sur sorprendía al mundo.

Para ese ya lejano 2002, Corea del Sur había transitado bajo el sistema político del capitalismo durante 54 años y que aún al día de hoy mantiene, lo cual, ha hecho que cada día se posicione de mejor forma en todos y cada uno de los rubros a nivel mundial pero una diferencia grande respecto a otras potencias es que ellos apostaron por lo que más tenían “gente”, es decir, invirtieron una gran cantidad de recursos en capacitar a su gente “EDUCACIÓN” con lo que cada generación ha ido adquiriendo mayores conocimientos y destrezas, y esto se ha visto reflejado precisamente en cuanto al desarrollo de historias llevadas, ya sea a la pantalla chica o grande, donde han ido afinando sus productos para que sean consumidos en todo el globo, solo basta recordar algunas producciones de años anteriores como “Train to Busan”“Along with the gods” parte 1 y 2, “Silenced”, “A bittersweat life” o tal vez su obra cumbre el largometraje “Parásitos” que fuera ganadora del premio Palma de Oro y por supuesto el premio Oscar de la academia, convirtiéndose en la primer película en idioma extranjero en obtenerlo, pero ahí no para la cosa, nos encontramos en la llamada “Ola Coreana” que no es otra cosa más que la multimillonaria industria del entretenimiento que ha producido miles de “ídolos” a nivel mundial que comenzaron con un baile al estilo “Gangman”, pasando por agrupaciones musicales de K-Pop como “SixBomb” hasta el fenómeno actual que son los jóvenes de “BTS”.

Ahora si, entrando de lleno a nuestro tema, como la gran mayoría de las producciones visuales surcoreanas, la trama tiene que desarrollarse en el área del thriller y con un alto índice de violencia, no pueden dejar atrás su pasado histórico bélico, pero este “dorama” (así denominado a las producciones donde la creación, producción y protagonismo son realizadas por personas de la región) nos muestra un concepto de fondo bastante interesante que es la subjetividad del dinero, la condicionante que perpetra en nuestras vidas, ese “bien” tan malo, que en ocasiones nos aleja de toda humanidad, la facilidad con la que cambiamos nuestras convicciones con tal de obtenerlo y los límites que podemos cruzar.

La historia nos presenta diversos personajes que marcan personalidades muy diferentes que se ligan por un mismo detalle, el dinero, tanto al inicio de la trama como al final, es decir, llegan a ese lugar por él y quieren salir de ese lugar con él, empero, tienen que “jugar” para conseguirlo, de tal suerte que si vamos viendo cada uno de los juegos podemos identificar de manera inmediata que cada uno de ellos representa una situación de vida cotidiana no importando si te encuentras en oriente u occidente, es altamente probable que cada uno de nosotros hayamos pasado por una situación donde tenemos que escoger si apegarnos, a lo que de manera individual, tenemos definido como el bien actuar o nos arrojaremos a acciones contrarias, momentos que nos presenta la vida que no forzosamente son mortales pero si dejarán una huella en nuestra mente y actuar futuro, sin embargo, a manera personal, la mayor enseñanza que dejó esta serie es la fragilidad del ser humano, un pequeño cambio en nuestras rutinas puede desatar situaciones que nunca hubiéramos imaginado, los lazos amistosos y amorosos pueden tener un peso de gran calado para unos y no para otros y lo más desagradable es la deshumanización de la sociedad que día con día se afianza y permitimos que suceda.

Existen muchísimos momentos importantes durante el desarrollo de la serie, no me refiero a que, si los pierdes ya no entenderás lo siguiente, sino a diálogos que si le damos una mirada analítica y no simplemente en forma de diversión, encontraremos de gran profundidad y enseñanza, escenas que nos plasman lo peor y lo mejor que como sociedad tenemos, solo es cosa de cada quien ver con cual quiere seguir conviviendo, actitudes tan claras y marcadas de personajes verdaderamente con una falta de sensibilidad como otros llenos de ella y tal vez, un halo de esperanza para dejar de seguir corriendo como caballo de hipódromo con la zanahoria como “premio” porque dejamos de “VIVIR” por conseguir y en algún momento llegará ese arrepentimiento que es muy probable que ya sea tarde.

Por supuesto que como toda trama tiene su parte “bonita” o de mensaje dulce y es que no dejemos de ser esos niños que disfrutamos todo, incluso en los peores momentos porque esos recuerdos son los que perduran; nos marca una amistad que consigue derribar cualquier barrera, la importancia de una lealtad y lo grande que puede ser la humanidad, así que en verdad les recomiendo que la vean con esos ojos analíticos y no solo para “dominguear” porque tiene mucho contenido.

A manera de dato curioso pero cierto, el número telefónico que aparece en las tarjetas de presentación ha causado un revuelo incalculado, y es que esa combinación de números si existe, por lo que Netflix ha anunciado que editará dicho numero porque una mujer estableció comunicación con ellos para quejarse de la inmensa cantidad de llamadas que ha recibido donde le preguntan por el juego, y desde que se estrenó la serie, la empresaria de Seongju comenta que ha tenido que borrar más de 4000 número que le han llamado y no le permiten continuar con su vida normal, así que por favor no vayan a intentar llamar a ese número, pobre mujer.

Ya solo como colofón, les recomiendo darle unos momentos a leer o investigar sobre la idea o locura del gobierno de los Estados Unidos que pretenden acuñar una moneda de 1BILLÓN DE DÓLARES para resolver un tema de fluidez monetaria y con esto podemos reafirmar sin temor a equivocarme que la subjetividad del dinero que presenta esta serie es totalmente peligrosa.

DATO CULTURAL.

Un día como hoy en 1745, fallecía en Dublín, Irlanda a los 78 años de edad, el escritor Jonathan Swift conocido mundialmente por su obra maestra “Los viajes de Gulliver” (1726), quien en sus últimos años padeciera de una severa depresión y una enfermedad neurológica que le provocaba vértigo y pérdida de la memoria; en 1868, en España y posterior a la implementación del gobierno provisional tras la Revolución de septiembre, se insituye una política monetaria que da como resultado la emisión de la “peseta” como modena de curso legal sustituyendo a las muchas monedas que circulaban, de tal manera que esta nueva moneda estaría equiparada con el “franco” (francés) y dejaría de funcionar hasta el 2002 con l aintroducción del “Euro”; en 1945, fallecía en la Ciudad de México, el docente, militar, periodista y político Francisco Putlarco Elías Campuzano, mejor conocido como Plutarco Elías Calles, quien ocupara el cargo de presidente de la República en el periodo de 1924 – 1928, sus aportaciones a la política mexicana van desde la consolidación de la revolución, extención de la enseñaza la reforma agraria hasta la reorganización del ejército; en 1988, la Organización Mundial de la Salud, establece esta fecha como el “Día Mudial del Cáncer de Mama” con la finalidad de sensibilizar a toda la población sobre la importancia de esta enfermedad y hacer conciencia en las mujeres de acudir a sus revisiones de manera periódica para prevenirlo.

Espero tus comentarios en el correo vmrf@aperturaintelectual.com y recuerda qué en este espacio, las críticas no son bienvenidas, SON NECESARIAS.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s