Como los tenis Panam o Dunlop de mi infancia

Por: Rodolfo Munguía Álvarez

¿A usted no le ha pasado, náufrago lector, preguntarse cómo sería tener su propia isla? Pues yo comencé a preguntarme lo anterior cuando era niño, influido por el libro Robinson Crusoe, escrito por el novelista inglés Daniel Defoe. Por supuesto, mi primer encuentro con esta novela fue en un libro que sintetizaba ésta y otras tres en un mismo tomo, que hacían muy fácil su lectura. Por ello, en aquel entonces comencé a interesarme más en historias de naufragios y el reto de ser un náufrago que llega a una isla que cree desierta y logra en ella construir una vida muy cercana a una vida “civilizada” como la conoce: llevando con él nociones de física y química, máquinas y herramientas. Además, esta fantasía personal de vivir en una isla desierta se alimentó también con la historia del escritor Johann David Wyss: La familia Robinson suiza, mejor conocida en años recientes como: La familia Robinson. Ambas novelas, escritas con casi un siglo de diferencia, hacían que “mi yo” creativo creciera a pasos agigantados. Siempre me gustó leer cómo en ambas historias lograban diferentes innovaciones tecnológicas solo con lo que la naturaleza les ofrecía, como la fabricación de vasos a partir de las cañas de azúcar, molinos que funcionaban con el flujo del agua de un río, antorchas y velas que les permitían alumbrar, calentarse y mantener algunos animales salvajes a distancia… y algunos huertos caseros. Tal vez por esta razón, me di a la tarea de investigar si existe la posibilidad de adquirir mi propia isla y la buena noticia es que ¡sí! puedo ser dueño de mi propia isla. La mala noticia es que, dependiendo de su tamaño y condiciones, podría requerir entre 28 y 1,238 millones de dólares y, obviamente, hay días que uno no los gana, por lo que he preferido vivir en aquellas islas descubiertas por los diferentes Robinson, a través de la literatura (claramente esto no fue lo que pensó Sir Richard Branson cuando en 1979 compró la isla Necker, de casi 300 mil m2, por solo 200 mil dólares… ubicada en las Islas Vírgenes Británicas, al norte de la isla Virgen Gorda). Pero regresando a nuestro tema, no puedo dejar de mencionar la película: Náufrago, del año 2000 protagonizada por Tom Hanks, en donde un empleado de FedEx sobrevive en una isla del Pacífico por varios años, actuación que le valió a Hanks la nominación al Óscar al mejor Actor y un Globo de Oro al Mejor Actor. Espero pronto poder regresar a la isla con Robinson Crusoe y encontrar nuevamente a uno de mis personajes favoritos: Viernes, ―no se imaginan la gracia y ternura que causa en mí ese joven personaje―. Así que he de avisarle que si algo me regalaré en éste buen fin 2021, será el libro: Robinson Crusoe. Yo leí una versión publicada por Editorial Espasa-Calpe, en la Colección Austral, no muy bella, porque tenía la intención de ser un libro que tus papás te compraban para la escuela y no por su belleza estética, así como los tenis Panam o Dunlop de mi infancia ―y en general, toda la ropa que usé en mi primaria―. Por favor, no se conforme con las películas de estas obras, porque en los libros vienen muchas más aventuras que seguramente fueron omitidas en la pantalla grande, por tiempo; probablemente nunca sabré si mi amor por el medio ambiente nació con las descripciones de la naturaleza que encontré en estos libros. Si ya los leyó, platíqueme con Apertura Intelectual en mi correo electrónico: lector.frecuente@gmail.com qué le parecieron y lo que le gustaría llevarse a una isla desierta. Finalmente, le recuerdo seguirme en Twitter como @GloopDr, si le gusta leer o escribir.

¡À la vous santé, monsieur!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s