No regale nada que haya tejido con sus propias manos

Por: Rodolfo Munguía Álvarez

¿Alguna vez le ha pasado, complaciente lector, no saber que regalar en plena época de intercambios navideños? Pues esto es algo muy común y sucede año tras año, sin embargo, seguramente ha escuchado la frase: “El mejor regalo es un libro” y déjeme decirle que es una frase tan cierta, como práctica, sobre todo, cuando usted no sabe qué regalar. Existen varias recomendaciones que puedo hacerle antes de comprar ese libro de regalo, en primer lugar, no piense en sus propios gustos: si a usted le gusta la poesía no crea que por regalar un poemario se lo van a agradecer, es decir, a la hora de elegir el género literario piense en los gustos de la persona a la que le va a regalar. Por otro lado, no regale obras sobre los temas que usted prefiere, escoja aquellos temas que son afines del otro. Además, no elija libros que a usted le gustaron y que le gustaría que leyeran o que crea que necesita leer su presunto lector, por ejemplo, si a mi tía se le quema hasta el agua, no por ello le voy a comprar un recetario. Mejor piense, cuál es el verdadero pasatiempo de él o ella y regale un libro que tenga que ver con esa temática. La ventaja es que aún y cuando usted crea que esa persona no es de libros, porque lo de él o ella son los caballos, los perros, la música o la política, puede pensar en regalar un libro de fotografías de caballos, sobre cómo educar a un perrito, o la biografía de algún político que haya trascendido en la Historia, como Winston Churchill, por ejemplo. Si usted sigue estas simples reglas, le va a ser más fácil encontrar un libro que supere la alternativa de regalar bufandas, suéteres, pijamas o, aplicar la desagradable pero no por ello menos famosa técnica del roperazo, desempolvando el regalo que alguien “con mucho cariño” le dio el año pasado. A mí una vez me regalaron unos deliciosos turrones españoles que tenían un año de caducados y, en otra ocasión, un disco que cuando lo abrí, tenía una tarjeta en donde alguien le dedicaba ese disco a la persona que me lo había regalado a mí ¡lo pueden creer! Si ustedes piensan en temática, seguramente van a encontrar algún libro que le va a dar mucho gusto recibir a la persona que usted le regale porque, aún y cuando algunas personas creen que no les gusta leer, probablemente les guste ver fotografías de autos clásicos, de caballos o perros; o probablemente prefieran aprender algo nuevo, o disfruten y utilicen un buen libro de recetas. Finalmente, otra opción es regalar un libro usado, para ello puede ir a alguna librería de viejo y buscar alguna linda edición, de esas que ya no hay y regalarla como “libro objeto”. ¿Se imagina encontrar por ahí alguna primera edición de “Cien años de soledad” o de “Las batallas en el desierto”? Esos libros serían un gran regalo y hay gente que los atesorará de por vida, haciéndolo a usted quedar muy bien. Lo verdaderamente importante es que recuerde: esta navidad no regale nada que haya tejido con sus propias manos: no sea así. Le recuerdo mi correo electrónico lector.frecuente@gmail.com, y lo invito a seguirme en Twitter como @GloopDr, si le gusta leer o escribir. 

¡À la vous santé, monsieur!

Te invitamos a que califiques esta información.

Puntuación: 0 de 5.

Un comentario en “No regale nada que haya tejido con sus propias manos

  1. Gracias por la recomendación, es verdad que por lo regular obsequiamos por cumplir con el compromiso sin ponernos a pensar en los gustos de la persona a la que le vas a regalar

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.