¿Sabías qué?

Habitualmente en todos nuestros trabajos, un accidente laboral puede generar pérdidas a la empresa, retrasar la producción, ocasionar un daño grave en el personal, e incluso ser la diferencia entre mantener o perder nuestro empleo; sin embargo, en esta ocasión te contamos de un «accidente» que terminó beneficiando a muchos habitantes en todo el planeta.

Gérard Mourou, actualmente ganador del «Premio Nobel de Física» en 2018, compartió hace algunos años una experiencia que se suscitó en 1992 en las instalaciones del laboratorio que dirigía en el Centro de Ciencias Ópticas Ultrarrápidas de la Universidad de Michigan, cuando uno de sus estudiantes, Detao Du sufrió un accidente mientras alineaba los láseres de una máquina experimental que emitieron un rayo muy potente que entró en su ojo, de tal manera que acudieron al hospital y los médicos asombrados preguntaban que instrumento había ocasionado el percance porque la lesión en la retina era perfecta.

Se encontraban trabajando en una novedosa técnica para generar pulsos ultracortos de alta intensidad que más tarde sirvió de base para la técnica conocida como «Amplificación de pulso gorgojeado» que sirve para tratar el astigmatismo, hipermetropía, miopía y moldear la córnea.

En Apertura Intelectual te contamos este tipo de experiencias para resaltar que todo lo que nos sucede, sea bueno o malo, en algún momento, puede generar un mayor beneficio, tal vez no lo visualizamos de esa manera en un primer momento pero cada experiencia de vida nos sucede para algo.

Un comentario en “¿Sabías qué?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.