8 de Marzo “Día Internacional de la Mujer”

Por: Luis Roberto Peralta Hernández

El 8 de marzo de cada año se conmemora el Día Internacional de la Mujer, hay quienes consideran que es un día de celebración otros, derivado de los acontecimientos que le dieron origen a esta fecha refieren que en realidad no es un día en que se tenga nada que celebrar sino más bien lamentar.

Más allá de la percepción que tenga usted estimado lector, el objetivo de la presente es realizar un análisis de lo que jurídicamente la evolución de este importante acontecimiento desde otra perspectiva, aunado a ello, las vicisitudes que en la actualidad enfrenta el, mal considerado sexo débil, y los constantes enfrentamientos que viven en su día a día, que a pesar de lo que determina la ley distamos mucho de lograr una verdadera igualdad y equidad.

Existen los organismos que proponen fechas para conmemorar determinados “Días” como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aún y cuando hay fechas instituidas anteriores a la creación de ella, la intención de su establecimiento, es ofrecer a los gobiernos, ONG’s y a los sectores públicos y privados un día para realizar actividades de sensibilización sobre el tema, así como el reconocimiento y empatía por la causa que lo determina.

Para poder lograr el objetivo de la presente colaboración es necesario recordar su origen, cronológicamente tenemos varios antecedentes, muchos de ellos en el mes de marzo aunque no precisamente en el día que ahora se conmemora.

En el año de 1910 se reúne en Copenhague la Internacional Socialista quien a solicitud de Clara Zetkin se propone el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer con la intención de luchar por el sufragio femenino y el reconocimiento de los mismos derechos que los hombres, en ese mismo año en España la mujer tuvo la oportunidad de acceder a la enseñanza del nivel superior.

Uno de los acontecimientos más reconocidos y que sirvieron como génesis de ésta fecha, fue el ocurrido el 23 de Marzo de 1923 cuando en la ciudad de Nueva York se incendió la fábrica Triangle Shirtwaist donde murieron 123 mujeres que laboraban ahí, tragedia que dio origen al reconocimiento de los derechos laborales de acuerdo con la legislación estadounidense.

En Alemania en 1914 se convocó a las mujeres a manifestarse para conmemorar el “Día de la Mujer Trabajadora”.

La Organización de la Naciones Unidas (ONU) declara 1975 como el año Internacional de la Mujer, promulgando el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer celebrándolo por primera vez de manera oficial.

El camino por la igualdad y reconocimiento de los derechos de las mujeres no ha sido para nada fácil ni mucho menos rápido en México. Dentro de los primeros ejercicios realizados por colectivos de mujeres buscando igualdad en el ejercicio de sus derechos en nuestro país, encontramos el Primer Congreso Feminista de Yucatán llevado a cabo en 1916; sin embargo, en el Congreso que discutió y aprobó nuestra Constitución Federal en 1917 no fue convocada ni tuvo participación mujer alguna.

En 1928 se promulgó un Nuevo Código Civil Federal en que se sostenía que: “… la mujer no queda sometida, por razón de su sexo, a restricción alguna en la adquisición y ejercicio de sus derechos; y que al llegar a la mayoría de edad tiene la libre disposición de su persona y sus bienes, estando capacitada para celebrar toda clase de contratos…”

En 1935 el Frente Único Pro Derechos de la Mujer que buscaba principalmente el derecho al voto, el cual pudo ser ejercido, además de poder ser candidatas a elecciones populares hasta el año de 1947 para el caso de comicios municipales y en 1953 para elecciones nacionales.

En 1954 Aurora Jiménez Palacios se convierte en la Primera Diputada en ejercer éste importante cargo legislativo. Apenas en 1954 la jurista especialista en materia laboral Cristina Salmorán de Tamayo se convierte en la primera Ministra del Suprema Corte de Justicia de la Nación y para 1979 la Lic. Griselda Álvarez Ponce de León es la primera Gobernadora en ejercer el cargo en alguna entidad de nuestro país siendo en el Estado de Colima.

Como podemos apreciar, tuvo que pasar casi un siglo para que las mujeres pudieran ser consideradas para el ejercicio de determinados derechos y cargos públicos, en muchas ocasiones bajo la premisa de la propia ley que “busca” una equidad e igualdad en oportunidades para la ellas cuando desgraciadamente tiene que trabajar el doble para que ciertas personas les reconozcan sus capacidades y a la fecha las brecha salarial de género impera en la mayoría de los países siendo está entre el 13 y 18 %, teniendo en nuestra nación estudios que revelan hasta un 33%.

Ni la ley ni las políticas públicas podrán encontrar una verdadera equidad e igualdad, si no es que deviene como material primigenio de la voluntad de la sociedad, de lograr una educación, no dejándole el peso del cambio a las nuevas generaciones, sino adquirir el compromiso de cada uno de nosotros como parte integrante de nuestras familias, sociedad, municipio, estado, país, continente y el mundo, en el que nos reconozcamos como iguales, respetando las ideas y el sentir de todos, siendo empáticos y sobretodo responsables de nuestros actos y sabiendo que si nuestras mujeres están bien todo estará mucho mejor.

Antes de concluir éste espacio quiero hacer mención y reconocimiento para mi madre, mi esposa, mis hijas, mi hermana, mis familiares, mis compañeras de trabajo y mis amigas, por la extraordinaria labor que realizan cada una dentro de los roles que desempeñan, siendo el presente espacio infinitamente insuficiente para darle mi gratitud, reconocimiento y cariño. Cada día me preocupo y trato de ocuparme desde los espacios en que me desenvuelvo, como en las colaboraciones que he tenido para compartir dentro del presente espacio, para tratar de aportar buscando mejorar las condiciones de nuestro entorno para que tengan la tranquilidad de desarrollarse y vivir su vida en pleno ejercicio de sus derecho en una sociedad que les de el valor y el respeto que se merecen.

“Un feminista es cualquiera que reconozca la igualdad y plena humanidad en hombre y mujeres”

Gloria Steinem

Te invitamos a que califiques esta información

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.