La historia que me conmovió hasta el tuétano

Por: Rodolfo Munguía Álvarez

¿A usted no le ha pasado, responsable lector, no saber con qué libro fomentar la lectura en algún niño, por ejemplo en sus hijos? Y esto nos ha pasado a muchos padres pero, tal vez, por mi cercanía con la lectura, algunos amigos me han preguntado cómo le hice para que mis dos hijos sean lectores. Bueno, esto no se trata de una receta o de pasos a seguir, se trata más bien de hacer que los niños y jóvenes no vean la lectura como una obligación, sino como fuente de entretenimiento o de conocimiento, así que déjenme compartirles que desde que mis hijos eran muy pequeños, los llevábamos a la librería con la misma frecuencia que al parque. Dentro de ella, los dejábamos libres para que pudieran ver y hojear los libros que quisieran, hasta que encontrarán alguno que querían seguir leyendo en casa. También, cada vez que podíamos les compraba en alguna feria del libro, algunos libros Infantiles ilustrados, hasta que un día mi hija me recomendó dejar de comprar libros con tantas imágenes, dibujos e ilustraciones, porque le quitaban espacio a las palabras y de esa forma los libros le durarían más. Algo que también influyó en ellos, fue que vieron a su mamá y a su papá leyendo en días u horas de descanso, por lo tanto, la actividad de la lectura se volvió una más, tan común como ver a sus papás haciendo tareas domésticas. Sin embargo, la actividad más agradable y cálida que les puedo compartir es leerles por la noche, ya en su cama, el capítulo de un buen libro, antes de dormir. Y yo creo que el mejor libro que pueden leerle a un niño en la primaria para fomentar su hábito de lectura es: “Corazón: diario de un niño”, del autor italiano Edmundo de Amicis (1886), porque al ser un diario, día con día nos va narrando la historia, en primera persona de Enrique, un niño originario de Turín, Italia. En cada lectura se destacan distintos valores humanos, familiares e incluso el amor a la patria. Yo recuerdo que lo leí por primera vez de niño y hubo algunas historias que me conmovieron hasta el tuétano, como la del niño deshollinador, que por muy poco dinero se dedicaba a limpiar las chimeneas por dentro, quedando todo tiznado de hollín y ese día se encontraba llorando afuera de una escuela de niñas, porque había perdido todo el dinero de su trabajo, cuando las pequeñas estudiantes que iban saliendo del colegio lo vieron en ese estado, se acercaron a preguntarle qué le sucedía, y al darse cuenta de su tragedia, comenzaron a cooperar con lo poco que llevaban para reponerle el dinero aquel pequeño. Obviamente, tienen que leer la versión original, porque cada una de las historias está hermosamente escrita y le va a conmover el corazón, equilibrando todas las malas noticias que reciba en la vida diaria. Si usted quiere leer este libro, seguramente lo puede encontrar en el librero de sus padres o abuelos y, si lo quiere nuevo, seguramente lo encontrará en cualquier librería o por Internet (muy recomendable la traducción de grupo Editorial Tomo). Si usted no quiere leer, qué le puedo decir, pero ¡los niños! por ellos vale la pena leer diariamente un capítulo de este u otro libro, ¿no cree? Finalmente, como le digo una cosa, le digo otra y, no le recomiendo para nada leerles, en esas mismas condiciones, “El retrato de Dorian Gray” de Oscar Wilde, porque se les quita un poquito el sueño, digamos que… los espanta. Si me quieren comentar algo al respecto, pongo a sus respetables órdenes mi correo electrónico: lector.frecuente@gmail.com y lo invito a seguirme en Twitter como: @GloopDr, sobre todo, si le gusta escribir.

¡A votre santé, monsieur!

*El crédito de la imagen es: lanuevacronica.com

Te invitamos a que califiques esta información.

Un comentario en “La historia que me conmovió hasta el tuétano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.