Drama en el emparrillado

Por: Luis Felipe Aguilar Palafox

Hace algunas semanas, en el encuentro de la semana 17 donde los Bills visitaron a los Bengals, la NFL vivió uno de los capítulos más tensos de su historia.

Sucedió apenas en el primer cuarto del encuentro, donde el defensivo de Buffalo, Damar Hamlin, en una jugada aparentemente normal, se vio impactado en el pecho por un rival, situación que provocó que cayera y se levanta de forma instantánea.

Hasta ese momento todo parecía dentro de lo común para un deporte donde estamos acostumbrados a ver golpes y lesiones de todo tipo cada semana, pero unos cuantos segundos después Hamlin de desplomó.

De inmediato entraron los cuerpos médicos de ambos equipos y se empezaba a notar que algo no estaba bien.

Normalmente los compañeros de un jugador lesionado se hincan esperando que se recupere, pero en esta ocasión fueron ambos equipos.

Después entró la ambulancia y los equipos que por protocolo la NFL tiene en cada partido, ahí todos los jugadores en el campo se compactaron para que ni las cámaras ni el público pudieran presenciar lo que en realidad estaba sucediendo.

Hamlin había sufrido un paro cardíaco debido al golpe recibido y estaba siendo resucitado, y después de más de 10 minutos en los que lograron volverlo a la vida fue trasladado al hospital.

Las imágenes son desgarradoras, todos los jugadores estaban impactados, y la NFL tomó la decisión de suspender el partido, mismo que no se reanudó durante la temporada.

Hoy Damar ya se encuentra en casa recuperándose, y todos esperamos que pueda volver a jugar, pero el partido más importante que ha disputado lo ha ganado, el juego de la vida.

Este evento nos hace recordar al único jugador de la NFL que ha fallecido en el campo, el receptor Chuck Hughes.

En 1971 Hughes jugaba para los Detroit Lions, y el 24 de octubre recibieron a los Chicago Bears en el Tiger Stadium.

El marcador era 28-23 a favor de los Bears y restaba poco más de 1 minuto en el último cuarto, cuando Hughes simplemente se desvaneció en el campo debido a un coágulo de sangre que se había formado en una de sus arterias.

Igual que lo que acabamos de vivir con Hamlin, los médicos de ambos equipos dieron atención al jugador.

Hughes fue trasladado al hospital, y en esta ocasión el partido si se terminó, sin embargo, el estadio se encontraba mudo.

A las 5:34 PM Hughes fue declarado muerto con apenas 28 años.

Un examen post mortem reveló que el jugador sufría de arteriosclerosis avanzada, lo que significaba que una de sus arterias coronarias estaba bloqueada casi al 75%.

Hemos visto tragedias en otros deportes, sin embargo, el fútbol americano es deporte de impacto y la NFL se ha ido adaptando a las emergencias que se puedan presentar, es por eso por lo que hoy Damar Hamlin puede estar apoyando a su equipo.

Twitter @aguilarpalafox

Sigue Apertura Intelectual en todas nuestras redes:

Te invitamos a que califiques esta información.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.