Políticos de vecindario.

Por: Víctor Manuel Reyes Ferriz.

Qué barbaridad, que frustración que el papelito firmado por algunos panistas y otros priistas esté dando tanta nota que hasta en la Cámara de Diputados, uno de nuestros máximos recintos, donde se supone debería caber mas cordura que en ningún otro lado, se dan hasta con la cubeta por defender pensamientos irracionales que no ayudan en nada a la vida democrática de nuestro país y mucho menos son un tema de debate, en ese tono por lo menos, para ser considerado en la cámara baja.

Las declaraciones que se han hecho hasta el momento por parte de los involucrados y en especial de César Nava nos dejan ver que además de las reformas políticas, fiscales y de seguridad pública que se están intentando procesar, es necesario reformar nuestro articulado de la Carta Magna para poner como requisito que nuestros legisladores tengan alguna preparación profesional y sobre todo EDUCACIÓN, porque no es posible que se expresen de esa forma en un debate, una sesión o simplemente en su vida cotidiana, y utilicen palabras “dicharacheras” que no tienen ningún sentido ni contenido. Me uno a la expresión del Diputado Fayad Meneses, el Diputado Corral Jurado, y como nunca antes imaginé, a la opinión del Diputado Fernández Noroña, cuando comentan que es necesario dejar de hacer estupideces en el congreso y ponerse a debatir los temas importantes que requiere el país, sin embargo, yo le agregaría algunas otras cosas como, pónganse a trabajar, a pensar realmente que es lo que necesitamos, legislen, que para eso fueron contratados y analicen nuestras leyes que son muchísimas, muy enredadas precisamente para poder hacer trucos y porquerías.

Después de la sesión del 10 de marzo, que además algunos legisladores externaron que no se iba a olvidar nunca y que definitivamente apoyo esa moción, lo primero que vino a mi mente fue esa propuesta que está rondando en la ciudadanía desde hace mucho tiempo de eliminar a los plurinominales; sería fabuloso no escuchar tanta sarta de tonterías y por supuesto lo que nos ahorrarían en recursos que se pueden destinar para programas que son urgentes, empero, es necesario crear conciencia electoral en nuestro pueblo y me dediqué a analizar nuestra Constitución Política en lo referente a los requisitos, conjuntamente con la normatividad de los partidos y la normatividad interna de las cámaras y vaya sorpresa que podemos notar.

En primer término nuestra Constitución en su artículo 55 nos refiere los requisitos para poder ostentar un cargo de elección popular como es el de ser diputado, sin embargo al dar cabal cumplimiento a nuestro artículo 35  donde nos dice que cualquier mexicano puede ser votado si cumple los requisitos, se les olvida algo vital, que es tan importante como la misma figura del representante popular, y es que sean personas con preparación, por que en nuestras legislaturas nos hemos topado con personas de todos los oficios pero no con profesionistas, con personas especializadas en los temas que aborda cada comisión de la cámara, en los temas que le urgen mejorar a nuestro país, en las situaciones que vendrán en los próximos años; con esto invito a los partidos políticos que en lugar de estar haciendo convenios cuando ya se encuentran en el poder con instituciones de gran prestigio y reconocimiento para que les realicen tal o cual proyecto, mejor manden a sus candidatos a estudiar, si quieren en esas instituciones mejor, pero háganlo o mejor aún hagan candidatos a estos especialistas que saben hacer las cosas y dar las soluciones; claro que no sería tan rentable electoralmente pero si sería la mejor solución. 

Otro caso es el artículo 41 fracción II inciso c, nos demuestra que ningún partido está comprometido con la mejora de nuestro país, ya que al hablar de los recursos que recibirán de nuestros impuestos, vía partidos políticos, destinarán únicamente el tres por ciento para actividades de educación, capacitación, investigación socioeconómica y política y tareas editoriales; entonces podemos concluir que, al destinarse pocos recursos para realizar las investigaciones y estudios pertinentes para encontrar las necesidades reales de nuestra población, es obvio que las propuestas que realicen serán únicamente con la intensión de generar adeptos y electores con poca capacidad de análisis de dichas propuestas y asegurarán su curul. Esto es únicamente en el tema de investigación, sin embargo como está contemplado, faltarían el tema educación y capacitación a sus militantes, dirigentes y a la población en general, empero como no se es muy claro acerca de cuanto se debe destinar para cada rubro pues simplemente se pueden omitir algunas acciones, no lo creen. Por eso yo me atrevo a sugerir que se debería estipular dentro de este mismo inciso, el porcentaje específico para cada uno de los temas que lo conforman, y sobretodo quien o quienes serían los encargados de fiscalizar esos recursos que sean aplicados, porque ya sabemos que su Consejo General no lo hace del todo bien.

Por otra parte el Reglamento para el Gobierno Interno del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos deja muy claro en su artículo 61 que “NOSOTROS” como ciudadanos somos los que menos importamos por que estipula que si deseamos hacer una petición, ni siquiera proponer una iniciativa, deberá pasar directamente por el Presidente de la Cámara para remitirlo a la comisión que corresponda y ahí determinarán si la toman en cuenta o no, esto nos deja en un estado de indefensión absoluta y si no mal recuerdo la intensión de que existieran este tipo de figuras como representantes populares, es precisamente que escuchen nuestras necesidades, por lo que es necesario que sea reformado este artículo para otorgarnos el derecho real, y no dejarlo a la suerte de si les parece bien o mal discutir el tema. Esto es precisamente lo que se desea reformar con la propuesta de las iniciativas ciudadanas que sigue sin estar en la agenda por cierto, empero, no existe un método legal para nosotros de poder presionarlos y creo que la solución podría ser nuestras legislaturas locales, ya que ellas si tienen esta capacidad y autoridad, por ello, incito a que nos pongamos las pilas y empecemos a exigirles a nuestras legislaturas locales que apoyen nuestras peticiones, aunque el sistema es el mismo para las locales que para la federal, por lo menos a nuestros diputados locales los podemos estar persiguiendo mas de cerca.

Lo mas lamentable lo vimos con la Diputada María Elena Pérez de Tejeda al realizar una acusación, que por respeto no pienso repetir, en la cual no tenía ninguna prueba y que puedo entender que al ser contadora pública, no conoce las leyes, empero, al ser DIPUTADO, estás obligado a saber por lo menos los principios generales del derecho y conocer los alcances y consecuencias de sus palabras, porque no puede ser posible que se diga cualquier cosa o insulto, injuria o calumnia y que se apeguen a un artículo 107 de su reglamento interior para poder quitarlo del acta de la sesión. Esto es otro tema que les pido encarecidamente a nuestros diputados que se pongan a trabajar, porque es muy fácil decir algo que no puedo comprobar y luego me retracto, empero, si soy un ciudadano común y corriente y realizó una declaración de tal magnitud, no les quiero decir la denuncia que aparece a los quince minutos.

Espero por el bien de nuestro país que los ciudadanos empecemos a actuar con un poco de madurez y hagamos valer nuestros derechos, ejercerlos responsablemente y exigir que las cosas cambien, esto ya es un circo de quinta.

Espero tus comentarios y sugerencias al correo lic_reyesferriz@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s