Adopción gay, ¿Tema tabú, degradación o progreso?.

Por: Víctor Manuel Reyes Ferriz

A partir del mes de marzo del presente año, como ya lo había expresado, afortunadamente la mentalidad de nuestra sociedad ha ido cambiando al grado de poder aceptar las nuevas tendencias que se van presentando, aun en las preferencias sexuales de la población.

Después de tanto “jaloneo”, discusiones entre asambleístas del Distrito Federal, opiniones de los dirigentes episcopales, sociedad en general, Ministros de la Suprema Corte de Justicia, medios de comunicación, en fin, todos los sectores que alzaron la voz en cuanto al tema de la unión entre personas del mismo sexo se refería, y ser aprobada la reforma que lo permita, el día de hoy nos encontramos en la disyuntiva de si es pertinente o no, el extender los derechos de estos matrimonios al grado de poder adoptar a un hijo.

Si nos basamos en el término legal de la adopción que nos marca nuestro código civil federal en su numeral 391, inicia diciendo “El marido y la mujer podrán adoptar…”, esto nos deja muy claro y sin lugar a dudas que la figura legal de la adopción está restringida a un matrimonio conformado por personas de distinto sexo y que en ningún caso se podrá contemplar la existencia de ésta en un matrimonio formado por personas gay.

Es precisamente en base a esta disposición jurídica, que la asamblea del Distrito Federal contempla hacer la reforma en el capítulo V referente a la adopción de su código civil, para permitir a la comunidad gay el adquirir este derecho pleno, sin embargo de nuevo las voces se han alzado en contra de este intento para impedir que pueda darse dicha reforma, y en mi muy personal punto de vista en esta ocasión sus argumentos podrían tener mayores fundamentos que los que fueron expresado con respecto al tema del matrimonio.

Si bien es cierto que definitivamente el tener preferencias sexuales hacia personas del mismo sexo no es una “enfermedad” que se pudiera transmitir, también es cierto que es indispensable que un hijo cuente con las figuras paterna y materna, ya que para mantener el equilibrio en la personalidad de los seres humanos son necesaria estas figuras, por otro lado cabe mencionar que el progreso intelectual de nuestra sociedad ha ido avanzando, sin embargo , no al punto necesario como para poder aceptar con tanta facilidad este tipo de situaciones; por otra parte, coincido con algunos especialistas que han mencionado el hecho de que en algunos matrimonios heterosexuales, sus hijos presentan tendencias sexuales hacia personas del mismo sexo, sin existir antecedente alguno en estas familias, y por lo tanto, si basamos esta teoría en los matrimonios gays sería exactamente igual, porque estas preferencias son exactamente eso, preferencias que no tienen nada que ver con conductas de terceros o apreciaciones de los que nos rodean, empero, considero que se debe tomar en cuenta que también existen los patrones de conducta que van forjando o inciden en las decisiones que tomamos todos los días, por tal motivo se podría considerar como un factor que pueda incidir en las tendencias de los adoptados.

Me parece indispensable considerar otros puntos esenciales en este tema, como lo pueden ser el aspecto escolar, social, familiar, emocional y psicológico de los adoptados. Últimamente se ha presentado en las instituciones educativas el fenómeno denominado bullying , que no es mas que una forma de violencia entre los mismos alumnos con respecto a defectos o características físicas, mentales o bien relativas al carácter, conductas, acciones o reacciones, por lo tanto, si consideramos que este fenómeno por desgracia ha tomado fuerza y las autoridades educativas no han realizado las acciones necesarias para controlarlo, podríamos afirmar sin temor a equivocarnos, que el niño que fuera hijo de un matrimonio gay, sufriría mucha violencia, burla, mofa, segregación o rechazo por parte de sus compañeros y sobre todo por parte de los padres de éstos al intentar limitar la interacción de sus hijos con estos otros por considerarse como una familia “anormal”. Imaginemos solo por un momento que este niño, hijo de un matrimonio gay, quiere festejar su cumpleaños invitando a sus compañeros a comer en su casa, ¿Usted como padre o madre, lo llevaría? ¿Dejaría que su hijo se quedara a dormir en casa de este niño?, tal vez la respuesta sería un NO rotundo, por la causa que quiera,, justificada o no, empero, el otro niño no tendría una infancia con un desarrollo cotidiano como lo tiene un hijo de parejas heterosexuales.

No con esto quiero decir que es una aberración y una degradación de nuestra sociedad si esta reforma llegara a ser aprobada, empero, si considero que es un tema al cual se deba acudir a grupos de especialistas en ciencias de la conducta, antropólogos, sociólogos, psicoanalistas y demás profesionistas que pudieran otorgar un probable perfil de estos niños y si la ausencia de una de estas dos figuras puede ser suplida en tal magnitud, que no pese tanto para el desarrollo natural del menor, sobre todo en los casos de personas adoptadas que tengan edades en las que la figura materna para el caso de los  matrimonios homosexuales, y la figura paterna para el caso de los matrimonios lésbicos. Al ser un tema que requiere un amplio criterio, un gran estudio y sobre todo la certeza de no afectación a un tercero, me parece que el Gobierno del Distrito Federal, en este asunto en particular, si lo está impulsando como una medida populista y no tanto como un reconocimiento pleno de los derechos de la comunidad gay.

Es fundamental que en una sociedad democrática, avanzada, progresista y culturalmente educada, sea considerado el beneficio de la mayoría sin afectar a una minoría que en este caso serían las generaciones que a la postre además de convertirse en esa mayoría, serán quienes se dediquen a educar, guiar, transmitir conocimientos o valores a las generaciones venideras y es indispensable asegurar que sean personas cabales, íntegras y con criterios bien definidos; no significa que los hijos de familias gays no lo sean, precisamente por ello, comento que es necesario realizar los estudios y censos necesarios para poder llegar a estas conclusiones.

Para finalizar, únicamente me gustaría apuntalar otro tema que sería necesario contemplar, en el numeral 390 del código civil para el Distrito Federal, está permitida la adopción a cualquier individuo mayor de 25 años que se encuentre libre de matrimonio, y que pasaría si se realiza una adopción y al mes siguiente solicita el matrimonio con una persona del mismo sexo; este ordenamiento no contempla esta imposibilidad y mucho menos la regula,  por lo que, por principio general de derecho, podemos afirmar que lo que no está expresamente prohibido, está tácitamente permitido. Por otro lado encontramos otra incongruencia en este mismo ordenamiento legal, en el artículo 414 BIS, que nos marca la forma de perder la patria potestad que ésta abarca la adopción, nos muestra en sus cuatro fracciones, factores que se contrapondrían a esta propuesta de reforma, que en caso de ser aprobada, obligadamente deberían ser modificados, sin embargo me parece que en especial la fracción primera que refiera el procurar siempre la seguridad física, psicológica y sexual del menor, y la fracción tercera que habla de las demostraciones afectivas, que deberán ser con respeto y sobre todo ACEPTADAS POR EL MENOR, me parece que no podrían ser eliminadas; de tal suerte que a ciencia cierta no podríamos saber si el menor adoptado en un matrimonio de esta naturaleza, SIEMPRE serían bien vistas las demostraciones de cariño de los padres para con los hijos por parte de éstos últimos, en fin, es un tema que se encuentra en la mesa y no podemos, ni debemos hacernos a un lado y dejar que únicamente los asambleístas sean quienes decidan en base a sus propios intereses.

Espero tus comentarios y sugerencias en el correo lic_reyesferriz@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s