Medio siglo de búsquedas.

Por: Víctor Manuel Reyes Ferriz.

El día de hoy, se conmemoran cincuenta años de la primera ocasión en que el hombre logró conocer lo que existe fuera de nuestra tierra, atravesar diferentes capas de la atmósfera y realizar un vuelo en la Ionósfera, y este acto se le debe además de a las grandes mentes Rusas que diseñaron y elevaron al espacio exterior a la nave espacial Vostok 1, al astronauta de la misma nacionalidad Yuri Alekséyevich Gagarin.

Este personaje de la historia mundial, a mi parecer, no ha sido reconocido con el todo el mérito que debiera ser necesario, ya que a sus escasos 27 años fue el primer ser humano que viajó al espacio exterior, una experiencia que definitivamente pocos hombres pueden contar, una experiencia que al ser el pionero, podría ser fácilmente rechazada, por qué quien confiaría en que en una estructura de metal, sea mandado fuera de la órbita terrestre y con un destino incierto, sin estar seguros al 100% de regresar a casa sanos y salvos, o peor aún, de regresar a tierra. 

Esta odisea tuvo lugar el 12 de abril de 1961, cuando un cohete espacial perteneciente a dicho programa, encendía sus motores a las 6:07 am para iniciar lo que hasta el momento sería el acontecimiento del siglo, entonces este artefacto mecánico comenzó su ascender por los cielos hasta alcanzar una altura de 315 km y posteriormente realizar la reentrada a la tierra; sin embargo, existieron algunos inconvenientes como fue que el módulo de equipamiento comenzó a incendiarse y su tripulante tuvo que hacer uso de un paracaídas para pisar la tierra. Acerca de este hecho existe una versión, la cual no puede ser corroborada al 100 %, que dice que Gagarin cayó en alguna parte de Siberia y se encontró con una campesina que le preguntó que si venía del espacio exterior, a lo que él contestó que sí, empero, inmediatamente agregó, “no se preocupe soy soviético”.

A partir de esta fecha podemos asegurar que el mundo se ha volcado a indagar acerca de la composición de las capas de la atmósfera, condiciones y demás circunstancias climáticas que conforman a la misma; sin embargo, el mayor interés que se presenta es simplemente económico, gracias a estos viajes que se realizaron en las primeras décadas del siglo XX, detonaron un interés supremo sobre todo en potencias como Estados Unidos, Rusia y China, entre otras ya que para cuestiones bélicas es una actividad fundamental.

Llegado el año de 1968, y después de varios intentos los estadounidenses se convirtieron en los primeros astronautas o cosmonautas en circundar la luna, hecho que definitivamente cambiaba el rumbo de la historia de la astronáutica; y fue dentro del mismo programa denominado Apollo cuando pudieron el 20 de julio de 1969 aterrizar en la luna y fue Neil Amstrong el primer ser humano en poner un pie en ella, aunque existe alguna teoría hasta el día de hoy, que menciona que todo fue un acontecimiento realizado en un estudio de grabación, cosa que definitivamente yo no estoy de acuerdo.

Gracias a las actividades espaciales podemos contar en estos días con tecnología como los proyectiles teledirigidos, vestimenta que soporta la presión atmosférica y permite que los seres humanos sigan vivos aún en condiciones adversas, fotografías satelitales detalladas, localizadores GPS que tienen un rango de error minúsculo, o inclusive lo que últimamente se ha convertido en una aventura inigualable para los archimillonarios, los viajes “turísticos” a la luna.

Pero regresando a nuestro personaje principal, es necesario reconocer que gracias a él y al equipo de ingenieros, técnicos, programadores, diseñadores y demás personas que participaron en el programa Vostok, el día de hoy podemos disfrutar de tantas cosas que ya vemos con una naturalidad inmensa, empero, el esfuerzo, coraje y valor que requirió subirse a este cohete completamente solo, subir a la Termósfera o Ionósfera sin estar cierto de poder regresar, y arriesgarse por el simple hecho de que la ciencia encuentre respuestas, para mi, es una hazaña que debe conmemorarse eternamente.

Derivado de este hecho en el año 2001, la astrobióloga Loretta Hidalgo, y a sus compañeros Georges T. Whitesides y Trish Garner, con el apoyo del Space Generation Advisory Council, impulsaron un festejo sobre este tema con la finalidad de aumentar el interés de los ciudadanos por la exploración del espacio; este evento se denominó Yuri’s Night, que fue inaugurada en Los Angeles y 64 eventos alrededor del mundo, en ciudades como Sidney, Vancouver, Londres, Estambul, Dublín, Boston, Houston, entre otras, y estos eventos consistieron en esta primer edición en hacer bailar al mundo ya que los mejores DJ’s del globo, se dieron cita en los diferentes eventos y fue una noche que tenía como escenario el cielo y la luna.

A partir de ese año, no se ha dejado de conmemorar ésta fecha, que coincide con el día de la Cosmonáutica, y que este año no será la excepción, porque ahora existirán 389 eventos en al menos 68 países entre los que destacan Estados Unidos con 126 sedes; Gran Bretaña con 22; Italia y Rusia con 17; Australia y Alemania con 13; Canadá con 11; India con 10; Croacia con 8; Bulgaria, Francia y Holanda con 7; Austria y Brasil con 5 y por desgracia México únicamente con 2 sedes que serán en la UNAM y en San Luis Potosí; para todos aquellos que deseen mas información la página es http://yurisnight.net/partylist/ y en esta se puede ver todos los eventos que se llevarán a cabo, lugares, fechas y horarios.

Únicamente me gustaría terminar diciendo que aunque el evento sea una “FIESTA”, nosotros como mexicanos deberíamos conmemorarla con mayor interés, porque si la finalidad de estas personas es la investigación, no importa la manera de reunir a la gente, el chiste es estar inmersos en las ciencias, la tecnología, investigación, la cultura, en fin, en educarnos y cultivar nuestras mentes, porque si checamos la lista de los países que tendrán mayor número de sedes, podremos notar que coincidentemente son los países que cuentan con grandes avances científicos y tecnológicos; y solo cabe recordar una frase muy sabia de Nicolás Maquiavelo “El fin, justifica los medios”

Dato Cultural:

Un día como hoy en 1204, Constantinopla es conquistada por la Cuarta Cruzada; en 1633, Galileo Galilei es condenado por considerarse hereje; en 1654, se anexa Irlanda y Escocia a Inglaterra para formar la Gran Bretaña; en 1857, se publica la famosa novela de Gustave Flaubert “Madame Bovary”; en 1924, muere el escritor y político italiano Enrico Ferri; en 1945; muere el Presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt; en 1992, abre sus puertas el conjunto Eurodisney, a las afueras de París.

Espero sus comentarios y sugerencias al correo lic_reyesferriz@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s