Día del trabajo; holgazanería, logro sindical o pretexto?

Por: Víctor Manuel Reyes Ferriz.

Afortunadamente este año, la conmemoración del Día del Trabajo cayó en día inhábil, en fin de semana, por lo que no se tuvieron que suspender labores en nuestro país y tronar las actividades productivas. Me parece muy interesante que la vida nos presenta tantas ironías, empero, ninguna como la celebración de esta fecha, en la que se debiera reaccionar de diferente manera; TRABAJANDO.

El tema del trabajo en el mundo entero es un dogma muy complejo, y nuestro país obviamente no será la excepción; el hecho que si podríamos resaltar en México probablemente sería que, en lo que respecta a las relaciones obrero –patronales, nuestra Ley Federal del Trabajo es una de las normatividades más antiguas con las que contamos, ya que la que se encuentra vigente, derogó a la Ley que existía desde 1931, y la última gran reforma, fue publicada bajo el mandato de Gustavo Díaz Ordaz, el 2 de diciembre de 1969, para entrar en vigor el 1 de mayo de 1970; que por cierto, esa vigencia arrancaría en día inhábil; que incoherencia no creen?, y posteriormente sufrió otra reforma que en realidad no ha cumplido con las expectativas en 2006, tan es así, que de nuevo se está poniendo como tema prioritario en las agendas de Diputados, Gobernadores,  Presidentes de los Partidos, en fin, todos quieren opinar; sin embargo, me parece que esto pudiera ser mas por la época electoral que se avecina que por buenas intenciones, porque estoy seguro que terminará por no pasar nada; por otra parte, es una Ley que dentro del mismo cuerpo legal, contempla la parte normativa, como la procesal; algo que en nuestro país no sucede con ninguna otra rama del derecho.

Haciendo un recuento, me gustaría explicar desde los orígenes de esta celebración; y en este tenor, encontramos que esta celebración mundial tiene sus orígenes a finales del siglo XIX, cuando en 1889 y gracias al Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, lo determina como homenaje a los obreros que se movilizaron en la ciudad de Chicago para buscar la reducción de su jornada laboral a 8 horas diarias, ya que se encontraban sobre explotados; según algunos datos, se dice que en dicha ciudad, se lograron reunir mas de 100 mil trabajadores para iniciar una huelga el 1 de mayo 1886 y que a la postre, fueron llamados  “Los Mártires de Chicago”,  cuyos nombres son: George Engel, Samuel Fielden, Adolph Fischer, Louis Lingg, Michael Schwab, Albert Parson, Oscar Neebe y August Spies.

Estos hechos no se presentaron de la noche a la mañana, tienen su antecedente en movimientos sociales que desde 1829 comenzaron a surgir, cuando se le presentó a la legislatura de Nueva York la reducción de la jornada laboral, ya que, en su normatividad se contemplaba que no se podía exceder de 18 horas diarias de trabajo, salvo caso de necesidad, que dicho sea de paso, es un término muy ambiguo, porque quien determina esa necesidad; pues el Patrón. Después de estos hechos se presenta la mega huelga que logra rebasar fronteras y se suman los trabajadores de Canadá para llega a una cantidad superior al medio millón de obreros que dejaron de laborar y logran paralizar la industria de la parte norte del continente americano; y es ahí cuando dan inicio las dos grandes matanzas; la primera en las puertas de la fábrica McCormick a manos de rompe huelguistas, esquiroles y una compañía policial que se lanza contra los trabajadores acribillando a 6 obreros, y horas después en la Plaza de Haymarket se presenta otra riña entre policías y obreros para dejar un saldo de 40 muertos y 250 heridos de gravedad.

Retomando como base la fecha del 1 de mayo de 1889, cuando se celebra y reconoce internacionalmente como el Día del Trabajo, también encontramos que no todos los países lo celebran desde esa fecha y tampoco ese día, por ejemplo, en la Estados Unidos y Canadá se conmemora el primer lunes de septiembre; y me parece perfectamente entendible ya que sería tanto como reconocer la matanza que originó, como el reforzar el movimiento en los primeros años después del mencionado infortunio;  en Portugal no fue sino hasta 1974 que se festeja como tal; en Japón se celebra en dos fechas el 23 de noviembre como Día de Gracias al Trabajo, y el 1 de mayo, algunos sindicatos lo conmemoran; sin embargo, la primer fecha de éstas, es la celebración tradicional que tiene sus orígenes en 1678 con la denominada (勤労感謝の日, kansha Kinro no hi); una celebración que fue adoptada por la familia real y que constaba en realizar una cosecha de arroz de nombre Ninname – sai, que era ofrecida a los dioses esperando contar con un buen año de trabajo.

En nuestro país la historia a pesar de no ser tan diferente, podemos  decir que se celebra a partir de 1923, ya que los derechos de los trabajadores fueron formalmente reconocidos en la Carta Magna que aún nos rige, empero, también tuvieron que existir desgracias como las de Chicago para que los reflectores se enfocaran en este tema. A principios del siglo XX, nuestra patria sufre de 2 grandes huelgas que marcarán la historia obrera, me refiero a Cananea y Río Blanco. La primera de ellas, tuvo lugar los días 1 y 2 de junio de 1906 en Sonora, donde el movimiento inicia por 2000 trabajadores mexicanos que exigían la igualdad de salarios con respecto a los trabajadores norteamericanos; y con respecto a Río Blanco, se presentó el 7 de enero de 1907 en Veracruz, donde en realidad no fue una huelga, sino una manifestación de los trabajadores en contra de un decreto presidencial que amparaba el paro patronal de la industria textil de la zona.

En los casos anteriores, me parece muy acertada la unión de los trabajadores, y que sean cobijados por un sindicato para la lucha de sus derechos; sin embargo, en el México contemporáneo, el sindicalismo ha tomado un papel preponderantemente político que abusa y aniquila en realidad, los intereses de sus agremiados, sirviendo simplemente como una “empresa” que además de contar con una nula fiscalización, es el trampolín que cualquier interesado en la política nacional desearía, porque si revisamos rápidamente a los líderes sindicales que tiene nuestro país, veremos que la gran mayoría han ocupado un cargo de elección popular; y me queda claro que no es para menos, porque los partidos políticos obviamente no van a dejar ir ese capital humano, esos agremiados que los suben al camión y siguen a su líder sin analizar las consecuencias de sus actos; y en este aspecto podría caber la iglesia, tal vez con otras estrategias, empero, encaminadas a los mismos fines; sin embargo como decía ese anuncio publicitario de la nana Goya, esa, es otra historia.

Solamente me gustaría hacer este último comentario; el día domingo, esta ciudad capital del Estado de México, se vio invadida por millares de personas que, desde las 7:30 u 8:00 am, se congregaron para conmemorar este día; empero, no se puede sacar nada útil de esta aglomeración masiva, por el contrario, solo generaron toneladas de basura en las calles, contaminación en base al ruido y a los escapes de tanto camión que llegó de todos los municipios de nuestra entidad, en fin tantas circunstancias que no aportan para nada; en lugar de que los líderes pudieran aprovechar su condición para hacer cosas que representaran un bienestar general, como poder apoyar en campañas de reforestación, recolección de basura, alfabetización, difusión cultural, días de no utilizar el vehículo, o muchas otras tantas acciones que en verdad servirían a mejorar la calidad de vida, no solo de sus agremiados, sino de la población en general.

Considero que no ha de ser nada fácil el papel de un líder sindical, estar conciliando los intereses de los patrones con los de los trabajadores, porque de por si son diametralmente opuestos, no obstante, estoy cierto que tampoco el papel de ellos, debiera ser el consecuentar todas las peticiones por más absurdas que estas sean por parte de los trabajadores, o como sucedió en ésta misma ciudad y muchas otras del país, que gente del SME (Sindicato Mexicano de Electricistas) aprovecharon la ocasión del festejo, para manifestar sus inconformidades; pues que no se da cuenta esa gente que cada vez son menos a los que convocan?, que cada vez que el líder quiere hacer su teatro, el llega en el mismo auto del año y ellos continúan sin comer?, que a el no le preocupa encontrar un trabajo productivo, porque todas las cuotas que les cobró, lo siguen manteniendo?. En verdad espero que algún día el sindicalismo tome la dirección correcta y que se deje de abusar de las personas, como también espero que los trabajadores cada día sean más cultos, y que no permitan que su propia ignorancia sea la que mantenga esta desgracia viva.

Dato Cultural:

Un día como hoy en 1469, nace el gran escritor, político e historiador italiano Nicolás Maquiavelo; en 1518, el Capitán Juan de Grijalva, descubre la Isla de Cozumel; en 1519, Hernán Cortés inicia la conquista de México, con la fundación de la ciudad La Villa Rica de la Vera Cruz; en 1814, el Gobierno Francés, destierra al exemperador Napoleón Bonaparte a la isla de Elba; en 1911, el arzobispo de México y miembros del Círculo Católico, se reúnen para la conformación del Partido Católico Nacional; en 1947, Japón se transforma en una Monarquía Constitucional; en 1965, se realiza la primer transmisión de TV vía satélite. Se conmemora el Día Internacional de la Libertar de Prensa, y en México, Venezuela, Paraguay, El Salvador y España por citar algunos, se celebra el día de la Cruz (Santa Cruz, Cruces de Mayo, Fiesta de las Cruces)

Espero sus comentarios y sugerencias al correo lic_reyesferriz@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s