Noches de cabaret.

Por: Víctor Manuel Reyes Ferriz.

Las formas de entretenimiento nocturno en el mundo son tan diversas como especies de insectos existen, y una de ellas, que por cierto es de las más antiguas, es el Cabaret o Cabaré. 

Esta forma de entretenimiento popular surge a finales del siglo XIX en Francia, y básicamente es una expresión artística que era dirigida a intelectuales, escritores, estudiantes de bellas artes y cantautores de las clases bajas, donde tenían un espacio para divertirse, bailar y presentar sus creaciones más burdas y donde podían disfrutar de un baile que en esa época había levantado mucho escándalo, el Cancán.

El bullicio que generó este baile, es principalmente por los movimientos provocativos que realizan las mujeres, se levantan las faldas que tienen muchos volantes almidonados y mostraban la entrepierna aunque con tanta cantidad de ropas que usaban, en realidad no hay mucho que enseñar; sin embargo, tenemos que recordar que para esos años, la sociedad era más conservadora que ahora y cualquier modalidad por más mínima en la que se pudiera exhibir una parte del cuerpo era muy mal visto.

Con respecto al origen de este baile, se remonta a principios del siglo XIX donde la clase trabajadora lo practicaba en parejas con movimientos de piernas y brazos. El nombre del mencionado baile significa “escándalo” y vaya que lo logró, empero, esto fue modificándose poco a poco hasta que la sociedad lo acepta y hasta en los centros nocturnos más importantes de París es presentado.

Regresando al tema que nos concierne, el cabaret o cabaré, como la gran mayoría de las cuestiones que tienen que ver con lo popular, fue ganando terreno hasta ser apreciado y aceptado por la mayoría de las personas, además de que se fueron abriendo lugares con mayor clase y categoría que permitieron a las personas de principios de siglo XX, darse la oportunidad de asistir una noche a un centro de este tipo, empero, en la plena época de los cabarets de “bajo presupuesto” por así llamarlos, aparece una figura muy sui generis, los grandes pintores de las noches de París.

En esta época denominada el Postimpresionismo o Neo Impresionismo, aparecen personalidades como Vincent Van Gogh, Henri Matisse, Émile Bernard, Paul Gauguin, y probablemente el más destacado por representar este tipo de vida fue Henri de Toulouse –Lautrec. Éste último, tuvo una corta vida ya que falleció a sus 36 años debido a que nació en una familia aristocrática y como es sabido de todos, en aquellas épocas lo que se habituaba era casarse entre parientes para mantener y extender los dominios territoriales con los que se contaba, de tal suerte que los padres de Henri eran primos, y por tal motivo su condición física no le benefició, además, apenas entrando a la adolescencia se rompió el fémur izquierdo y un año más tarde el derecho, que por su misma enfermedad le provocó que no se le desarrollaran las piernas por la falta de calcio, lo que hizo que las fracturas no soldaran de manera correcta, empero, su tronco siguió creciendo de manera normal. A los diecisiete años decide convertirse en pintor y se muda a la ciudad de las luces, específicamente al barrio de Montmartre, que por esos años era considerado la zona roja y por ello, el alcoholismo y la prostitución formaron parte de su vida, donde conoce a otro gran pintor Degas y se hace muy amigo de Van Gogh, al vivir en este barrio, la vida nocturna le comienza a generar una fascinación y es por ésta circunstancia que Toulouse Lautrec pinta y refleja con una característica inigualable, las noches en París; al ser cliente asiduo de los cabarets, tenía acceso a los camerinos, donde pintaba a las bailarinas, prostitutas y aquellas personalidades que visitaban los lugares y poco a poco los dueños le pedían que realizara carteles para promocionar sus lugares con lo que el éxito comenzó a surgir, sin embargo, no solo se presentaba en cabarets, también el teatro, circo, cafés cantantes y los burdeles fueron lugares que frecuentó el artista para realizar sus obras, donde entre sus mejores o más conocidas están Moulin Rouge: La Goulue, El salón de la Rue de Moulins, La toilette, Las dos amigas, Miss Dolly y su serie de 11 litografías llamada Elle.

Para principios del siglo XX, los cabarets comienzan a extenderse por todo el mundo principalmente en Berlín, Londres y Nueva York lo que provoca que los espectáculos sean de mejor calidad y hasta cierto punto se pierde la esencia de estos centros nocturnos que vendían un entretenimiento no tan sano, pero que era una válvula de escape para las clases bajas de la época hacia las opresiones de sus gobiernos y patrones, ya que cabe mencionar que el arte del cabaré se desarrolló principalmente en tiempos de guerra y depresión económica cuando la gente buscaba un consuelo y que estaba vinculado a las emociones humanas más complejas, y hacia los años 20´s del 1900 principalmente en Alemania son cerrados y prohibidos estos lugares por la guerra y sobre todo porque eran sitios donde se podían reunir los judíos, sin embargo, llegados los años 40´s y 50´s, surgen centros como el Lido y el Crazy Horse de París, el Tropicana de La Habana, el Pay Pay de España, The Cavern Club, en Inglaterra donde se dieron a conocer los Beatles, el Derby Club de Italia y el Copacabana y el Cotton Club de Nueva York, entre otros, que presentan unos espectáculos con una mayor producción, que cuentan ahora con orquesta propia y sobre todo con vestuarios coloridos y mejores espacios con muchas luces y bastante gala.

En nuestro país el cabaret no quedó excluido, empero, como la gran parte de las cosas en nuestra patria sufrió algunas modificaciones, principalmente en el nombre. En la década de los 20´s fue conocido como Teatro Revista, Teatros Frívolos o Carpas, donde se presentaban bellas mujeres a dar un espectáculo musical que eran denominadas vedettes que tenían vestuarios espectaculares con plumas, lentejuelas y mucho maquillaje, acompañadas de algunos bailarines de ambos sexos que al bailar procuraban hacer movimientos sensuales que no llegaran a ser grotescos, por el contrario, eran shows que mostraban cierto pudor por denominarlo de alguna manera; sin embargo, existían de todos los sabores, había espectáculos que no eran precisamente tan lúdicos, mas bien eran provocativos y promovían la prostitución. Dentro de las vedettes más conocidas encontramos mujeres de la talla de Amparo Arozamena, Virginia Fábregas y María Conesa, entre muchas otras, y sus espectáculos se realizaban en hoteles de la Ciudad de México como el Continental, el Regis o el Principado y en cabarets como el Patio, el Camerino, El Cadillac, El Capri, El 77 o el Teatro Blanquita que fue de los lugares con mejores espectáculos.

Al paso de los años los espectáculos fueron modificándose y las variedades también lo hicieron, entonces, entre las décadas de los 30’s y 50’s, se presenta en nuestro país un fenómeno artístico muy interesante que es el Cine de Rumberas, donde “Las Reinas del Trópico” causan sensación y se producen una infinidad de películas con este tema destacando algunas como Siboney, La reina del trópico, Señora tentación, La Venus azteca,  Yo fui una callejera y muchas más, que representaban con mucho atino la vida de las mujeres que noche a noche se vestían con sus mejores galas para dilatar las pupilas masculinas y hacerlos felices, aunque ellas sufrieran por dentro.

En la actualidad nuestro México ha tenido que recurrir a otro tipo de esparcimiento porque el Cabaret ha quedado en el olvido, sin embargo,  este domingo será la clausura del Noveno Festival Internacional de Cabaret que se lleva a cabo en la Ciudad de México, un poco con la intensión de recordar esa gran época de luces y diversión que abarrotaba los centros nocturnos de nuestro país, y también con el afán de promocionar un estilo artístico que, aunque su servidor  no es muy partícipe de ello, ha quedado en la historia de nuestro país y que no debe dejar de existir. Por tal motivo, a quienes gusten de disfrutar estos espectáculos, el sábado 16 y domingo 17 de julio en la Delegación Milpa Alta, se presentarán Arrancacorazones y Rancheras Revolución respectivamente. Un sitio que pueden visitar para conocer eventos de este tipo, presentaciones próximas y convocatorias es:  http://www.elvicio.com.mx/index.htm

Dato Cultural:

Un día como hoy en 1536, muere en Basilea el filósofo holandés Erasmo de Rotterdam; en 1730, la iglesia católica elige como papa a Lorenzo Corsini y toma el nombre de Clemente XII; en 1790, la Asamblea Constitucional de Francia aprueba la Constitución Civil del Clero; en 1859, se promulga la Ley de Nacionalización de los bienes Eclesiásticos en 1904, nace en Francia René Lacoste, jugador de tenis y quien a la postre fuera un gran empresario, y ese mismo año nace el maravilloso poeta Chileno Pablo Neruda; en 1920 Lituania se independiza de Rusia; en 1949, se inaugura en Francia el primer banco de sangre civil del mundo; en 1962, nace nuestro más grande exponente del boxeo mexicano, Julio César Chávez González y en 1985, se publica oficialmente la norma legal que despenaliza el aborto en España. En nuestro país se celebra el Día del Abogado, felicidades a mis colegas.

Espero sus comentarios y sugerencias al correo lic_reyesferriz@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s