Un año más para los mexiquenses.

Por: Víctor Manuel Reyes Ferriz.

En tan solo tres días, nuestra entidad cumplirá 188 años de existencia y como en cada aniversario, se realizará un gran evento tanto para celebrarlo como para recordar todo lo que en estos años se ha logrado hacer para que el Estado de México figure como un territorio destacado en nuestro país.

La historia de este maravilloso Estado inició antes de su fundación como tal, ya que en aquellos tiempos el territorio Mexicano estaba dividido en provincias, donde se erigieron Diputaciones Provinciales y para nuestra entidad se realiza esta figura en septiembre de 1821, cuando es separada de la Diputación de Nueva España. Esta figura permitió que junto con el jefe político, se organizara un gobierno que defendería los intereses de los ciudadanos ante las autoridades locales hasta las de la nación, asimismo, se instalaron los Ayuntamientos que permitían una mayor cercanía con la población y que poco a poco fueron abriendo espacios políticos para las prácticas democráticas, obviamente basados en la forma organizacional de los cabildos españoles.

Posterior a esta época, en la Provincia de México se suscitó una crisis que abarcaba diferentes vertientes, económica (baja recaudación fiscal, interrupción del comercio), política (bajas relaciones entre ayuntamientos y las autoridades) y social (conflictos de inestabilidad de los habitantes con sus autoridades), entonces para poder enfrentar esta situación se adhiere a la al sistema federal y con la publicación de la 7° Acta Constitutiva de la Federación Mexicana publicada en diciembre de 1823, se convierte en Estado y es el 8 de enero de 1824 cuando el Congreso Local se comienza a integrar de manera formal.

Con la publicación de la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos que entró en vigor el 4 de octubre de 1824 se comprendían 171 artículos divididos en 7 títulos, donde por primera ocasión se establecía un gobierno republicano, representativo y federal, se comprendían 19 estados, 5 territorios y un Distrito Federal, que cabe hacer mención que este documento se basó en la Constitución Española que fue redactada y aprobada por las Cortes de Cádiz, asimismo, se mezcla un poco de la normatividad orgánica que presentaba la Constitución de los Estados Unidos de Norteamérica, específicamente en lo concerniente a la distribución de la representatividad en torno a los Diputados y Senadores; a cada estado se le otorgaba la autonomía para elegir a sus gobernadores y legisladores, en este sentido el Estado de México se convirtió en el 6to estado en instalar un Congreso Local, únicamente después de Oaxaca (que en el texto de la constitución se escribía Oajaca), Yucatán, Jalisco, Zacatecas y Querétaro, por ello, se conmemora desde ese momento la fecha cívica del 2 de marzo, la erección del Estado de México.

En esta Constitución Federal se contemplaban ciertas normas que el día de hoy, ya no son iguales como por ejemplo; que la religión católica era la única reconocida y no solo eso, prohibía el ejercicio de cualquier otra, quedando estipulado en el numeral tercero del título primero denominado “De la nación mexicana su territorio y religión”. Otra característica muy peculiar de esta Carta Magna es que la forma en que se designaban los diputados era bastante peculiar, ya que se usaba una métrica un poco “injusta” por así decirlo, esto es, que por cada 80 mil o por una fracción que superara los 40 mil habitantes que tuviera cada estado, le correspondía nombrar a un diputado y que si no llegaba a esta cifra solo nombraría uno, y me refiero a injusta porque si el principio rector de los diputados era la representación popular, significaría que en estricto apego no debería haber existido una igualdad de diputados entre estados con densidades poblacionales completamente distintas, es decir, si un estado tenía 117 mil pobladores  y otro tenía 41 mil, a ambos les correspondía 1 solo diputado aunque esto significara que un estado casi triplicara la cantidad de habitantes que no solamente es un número, sino también las necesidades totalmente diferentes y la urgencia de servicios por igual; entonces según algunos datos oficiales la población de todo el país a principios del siglo XIX, rebasaba apenas el millón de habitantes, y que haciendo un cálculo rápido existirían 52 diputados en todo el país.

Con relación a los ordenamientos jurídicos anteriores a esta Constitución, encontramos que derivado de la situación político – social que se vivía en esos años posteriores a la independencia, las “reglas del juego” cambiaban sin ton ni son, y lo podemos constatar porque desde la conformación del Constituyente de Chilpancingo (1813), pasando por el Decreto Constitucional para la libertad de la América Mejicana (1814) y hasta llegar al Acta de Casamata (1823) la designación de los representantes populares fue tan diversa que hasta existió un congreso de únicamente 8 diputados que para su mala fortuna 4 eran republicanos y 4 eran monárquicos; en otro momento existió la representación de los senadores que fue erradicada con mucha prontitud dejando de nuevo el gobierno en una forma de monarquía que con el paso del tiempo regresó a una división de los tres poderes donde existían únicamente los diputados en la legislatura. A pesar de todos estos cambios se logra consolidar un Congreso Constituyente que publica la que sería la primer Constitución Política Mexicana.

Considero que es necesario hacer una acotación en el tema. La existencia de la Diputación Provincial de México no es lo mismo que el nacimiento del Estado Libre y Soberano de México, porque siguiendo la cronología de los documentos oficiales que hicieron posible la Constitución de 1824, podemos ver que desde el año de 1812 se dividió en Provincias que anteriormente eran denominadas Intendencias y a la que perteneció nuestra entidad en un principio fue a la de la Nueva España, donde el, ahora llamado territorio Mexiquense , abarcaba los estados de Querétaro, Hidalgo, Tlaxcala, Distrito Federal, Morelos y hasta llegar a las costas del pacífico en Guerrero, de tal suerte que en los siguientes años fue perdiendo territorio comenzando en el mismo año de su fundación donde el Estado de Querétaro se erigió de manera simultánea, para  1837 se fundaría el Distrito Federal y el territorio nuevamente se vio afectado, en 1849 se desincorpora territorio para conformar al estado de Guerrero, entre enero y mayo de 1869 lo hacen de nuevo para la creación de los estados de Hidalgo y Morelos, por tal motivo desde este año el Estado de México quedó con una superficie de 22,499 kilómetros cuadrados.

Ubicado en la parte sur – central de la República Mexicana, el extenso territorio Mexiquense ha jugado un papel fundamental en la historia de nuestra patria, porque basta recordar que desde los años en que este país tuvo su origen, el imperio Azteca ocupó para la fundación de la Gran Tenochtitlán el lago de Texcoco partiendo desde ese punto para extender su poderío; posteriormente, en la época de la independencia, el Cura Miguel Hidalgo dormita en la ciudad de Toluca para seguir su paso en el movimiento y al llegar a Ocoyoacac donde libra la Batalla del Monte de las Cruces entre el Ejército Insurgente y las Fuerzas Españolas el 30 de octubre de 1810 siendo más de 80 000 insurgentes en la lucha que logran vencerlos y que por motivos desconocidos, no avanzan hacia la Ciudad de México. Otra batalla importante que se suscitó en nuestras tierras fue la Batalla de Aculco, que se presentó solo ocho días después de la del Monte de las Cruces, esto es, el 7 de noviembre de 1810, cuando las tropas insurgentes se encontraban de regreso al bajío, sin embargo, el final en esta ocasión no fue nada parecido a la anterior, ya que las Fuerzas Españolas lograron vencer a los insurgentes despojándolos de la mayor parte de su armamento y retomando a los prisioneros de guerra que les habían capturado. Asimismo, ya terminada la revolución y posterior a la renuncia de Porfirio Díaz, se reunieron Emilio Vázquez Gómez, Manuel Bonilla, Pascual Orozco, Emiliano Zapata, Camerino Mendoza, Rafael Tapia, Paulino Martínez y el mexiquense Andrés Molina Enríquez encabezándolos, para redactar el Plan de Texcoco que desconocía al Presidente interino Francisco León de la Barra y a los jefes posrevolucionarios, empero, su punto esencial se basaba en el respeto de las tierras, el no fraccionas los latifundios y sobre todo el mejorar las condiciones laborales de los campesinos en cuanto al salario se refiere. Debemos reconocer y agradecer a este ilustre mexiquense sus aportaciones al Gobierno porque en 1915 creó la Comisión Nacional Agraria que fueron el precedente para el Plan de Ayala y esencia de nuestro artículo 27 constitucional.

Por lo que corresponde a los personajes históricos de nuestro Estado, la lista es bastante extensa, por ello, solamente nombraré a quienes tuvieron roles relevantes en las diferentes etapas como son los Reyes y Políticos Nezahualpilli y Nezahualcóyotl; la religiosa, poetisa y escritora Sor Juana Inés de la Cruz; el compositor José María Bustamante; José Mariano Mociño, naturalista; el violinista y compositor Felipe Villanueva; el ex Gobernador, abogado, político, diplomático, profesor, periodista y escritor Don Isidro Fabela Alfaro; el médico, político, militar y también ex Gobernador, Gustavo Baz Prada; Don Carlos Hank González, ex Gobernador y el ex Presidente de la República Adolfo López Mateos, entre muchos otros que han visualizado pero sobre todo convertido a nuestra entidad en uno de los estados más sólidos de la nación. En el rubro artístico no estamos exentos de este tipo de personalidades y para muestra un botón. En los deportes contamos con atletas como Belem Guerreo, Tatiana Ortiz, Fernando Platas, Bernardo Segura, Soraya Jiménez, Juan Ignacio Reyes, Mauro Máximo de Jesús, entre otros que nos han representado en competencias nacionales e internacionales con muy buenos resultados. Con respecto a los artistas contamos con personalidades de talla internacional como Leopoldo Flores, Luis Nishizawa, Ulises García,  Ismael Ramos, Benito Nogueira o el Mtro. Enrique Bátiz Campbell, entre otros.

Definitivamente en cuanto a los atractivos turísticos que se pueden realizar en el Estado de México, el abanico de opciones es bastante variado porque sus climas van desde el caluroso sur hasta las partes bajas del volcán Xinantécatl, donde se pueden practicar deportes extremos como el rappel, alpinismo, deportes de montaña, recorridos en motocicleta, camping, tirolesas, parapentes, regatas de veleros, esquí acuático pesca deportiva, visitas de museos, conventos de Zinacantepec o Tepotzotlán, zonas arqueológicas como Teotihuacan, Huamango, Teotenango, Malinalco, así como el Centro Ceremonial Otomí o el Mazahua, o bien las aguas termales de Ixtapan de la Sal, el Teatro Juárez de El Oro, comprar artesanías en Metepec, o los tapetes de Temoaya, en fin, la diversidad es tan grande como la queramos aprovechar.

La industria no se encuentra ajena a este gran auge, nuestros corredores son una muestra de ello donde encontramos que en la región de Toluca, el rubro de la manufactura aporta aproximadamente el 36.7% del PIB Estatal, transporte el 25.87% y comercio, restaurantes y hoteles 14.05%; para la región de Tlalnepantla el porcentaje de aportación en conjunto es aproximadamente del 19.15%; por lo que corresponde a la región de Texcoco sus aportaciones son en comercio, restaurantes y hoteles el 17.97%, en transporte el 8.76%, servicios financieros 21.9% y en servicios sociales, comunales y personales 18.63% aproximadamente. 

Si realizamos la división del ingreso y producción del Estado en sector primario, secundario y terciario en relación a la aportación del PIB nacional, tenemos que las cifras son 3.9%, 10.2% y 9.4% respectivamente, y que cuando lo desagregamos notamos que la industria manufacturera aporta al PIB nacional el 14.1%, cifra que supera la aportación generalizada que como estado hacemos al PIB; el segundo lugar en aportación lo tienen los servicios educativos con el 12.2% aproximadamente y en tercer lugar son los servicios inmobiliarios.

Como pudimos observar nuestro Estado de México es y será una entidad que se mantenga firme y de paso constante a la modernización ofreciéndole a sus habitantes la posibilidad de un mejor desarrollo profesional y personal, por tal motivo, celebremos este aniversario como se merece y con la idea de aportar nuestros mejores esfuerzos ya que de ser así, todos saldremos beneficiados.

Dato Cultural:

Un día como hoy en 1525, muere el emperador Azteca Cuauhtémoc; en 1848, se proclama  oficialmente la República de Francia; en 1882, nace el escritor y político mexicano José Vasconcelos; en 1922, Egipto logra independizarse de el Reino Unido; en 1940, se transmite el primer partido de básquet ball en el Madison Square Garden de New York; en 1942, nace el futbolista italiano Dino Zoff; en 1983, surge el Compact Disc gracias a la empresa Alemana Deutsche Grammophone; en el 2002 se hace oficial la desaparición de 12 monedas de curso legal de los países que conforman la Unión Europea.

Espero comentarios y sugerencias al correo lic_reyesferriz@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s