Que comience la alfombra roja….

Por: Víctor Manuel Reyes Ferriz.

Como cada año, la espera para la entrega de los premios que reconocen lo mejor de la industria cinematográfica ha terminado; por fin este próximo domingo 26 de febrero, el Teatro Kodak volverá a lucir lleno de personalidades, actores, directores, productores y demás individuos relacionados con una de las bellas artes, que a mi parecer es la más interesante, y todo esto debido a la celebración de la 84va edición de los Premios Óscar.

El origen de este tan afamado reconocimiento surge en el año de 1928, donde se contemplaron 12 categorías y un reconocimiento honorífico, que en realidad no tenía una metodología como la conocemos el día de hoy porque, en la mayoría de las categorías se escogieron 3 nominados; sin embargo, en la de “Mejor Dirección de Comedia” y “Mejor Guión Original”, únicamente se contó con 2 nominados, contrariamente a lo que sucedió en la categoría de “Mejor Fotografía”, que incluyó 4 nominados. La ceremonia de entrega se realizó el 16 de mayo de 1929 en el Hollywood Roosevelt Hotel y a partir de la siguiente ceremonia hasta el año de 1943 se realizó de manera indistinta en Ambassador Hotel de Los Ángeles y en el Biltmore Hotel. Para las ceremonias de 1944, 1945 y 1946 se llevó a cabo en el Grauman´s Chinese Theatre; las dos siguientes emisiones se realizaron en el Shrine Auditorium; en la década de los 50’s la sede fue el RKO Pantages Theatre, para la siguiente década el Santa Monica Civic Auditorium se convirtió en el lugar que hospedaba la mencionada ceremonia; sin embargo, entre el año de 1969 hasta 1987 el Dorothy Chandler Pavilion fue el recinto que acaparó las cámaras esa noche, convirtiéndose hasta ese momento en la sede con mayor número de entregas de la noche de los Óscares de manera continua, porque en los siguientes años se regresó al Shrine Auditorium en algunas entregas, y no fue sino hasta el año 2002, cuando se muda de manera definitiva, o por lo menos hasta el momento, al Kodak Theatre de Hollywood.

Dentro de esta industria, que conjuntamente con el teatro, considero de las bellas artes las más completas porque para poder realizar un gran trabajo no solo interviene el talento de un artista sino que se tienen que integrar muchas voluntades y sobre todo diversas formas de pensamiento para lograr una sola pieza, existen una gran cantidad de premios, entre los que destacan los Premios del Cine Europeo, Globos de Oro, Bafta, Goya, César, Ariel, Cóndor de Plata entre otros; sin embargo, la gran coronación es encontrarse nominado para los Óscares ya que recopila lo mejor del cine mundial al contar, el día de hoy, con 24 categorías donde se incluyen documentales, películas extranjeras, cortometrajes, efectos visuales, canción, edición de sonido, entre otras, y hay cabida para cualquier persona que se dedique a este ámbito, en ese tenor hasta el momento se han realizado 8,254 nominaciones; empero no significa que haya la misma cantidad de ganadores porque además de que en algunas categorías compiten por una misma película más de dos personas; también se presentó un episodio bastante peculiar en la ceremonia de 1932, donde existieron dos ganadores al Óscar como mejor actor, siendo Wallace Beery y Fredric March por las películas El Campeón y El Hombre y el Monstruo, respectivamente.

Por lo que respecta a este tipo de curiosidades, en las diferentes entregas se han suscitado muchas de éstas, por ejemplo, en la 8va entrega (1935) se nominaron 12 filmes para contender por la estatuilla a Mejor Película; para 1939, lo que sería la doceava edición, la academia entrega el primer premio a una actriz de color, y no fue sino hasta 1963 que un actor lo pudo conseguir; el año de 1940 definitivamente se superó con mucho el número de nominaciones en una misma categoría al llegar a 17 para Mejor Música Original; sin embargo, no hay comparación con las ceremonias 14va, 17va y 18va, donde se supero las 20 nominaciones en la misma categoría, siendo esta Mejor Banda Sonora.

Cabe hacer mención que el formato como lo conocemos el día de hoy para llevar a cabo la entrega de los Óscares, ha sufrido muchísimos cambios, empezando por las sedes, la fecha de realización, las categorías, la forma de selección de los candidatos, es mas hasta el número de miembros de la Academia que participan, en este sentido algo bastante interesante es que entre los años 1936 y 1943, se suscitan dos peculiaridades; la primera es que en tan solo 10 años se realizaron el 15.4 por ciento de las nominaciones que han existido, es decir, 1,273 y la segunda, en los años más crudos de la historia no solo de los premios, sino de nuestra historia universal, se contemplaron la mayor cantidad de candidatos, esto es, en el año de 1940 existieron 148 nominaciones, en 1944 casi se iguala la cifra con 144 y para el siguiente año la cantidad fue de 134; de manera sorpresiva para el año de 1946 cuando la Segunda Guerra Mundial había terminado, únicamente se contemplaron 80 nominados, lo que me hace suponer que en estos años, dicha ceremonia se convirtió en el escaparate de mayor demanda tanto para entretener como distraer a la población respecto de lo que estaba sucediendo alrededor del globo.

Algo similar ocurre cuando estos premios se encontraban por cumplir su segunda década de existencia, en 1947 surge la categoría de Mejor Película Extranjera, que en realidad el nombre es Mejor Película de Habla no Inglesa, y en una opinión personal, considero que esto surge derivado del afán que tienen los Estados Unidos de mantenerse como el gendarme del mundo, y querer “apapachar” al resto del planeta o por lo menos intentar relajar las relaciones con aquellos con quienes en años anteriores peleo hasta con los dientes, porque casualmente el país que mayores nominaciones en esta categoría ha tenido es Francia con 38, le sigue Italia con 30, España 19,  Alemania con 17, Japón 15 y Rusia 14; sin embargo en cuanto a premios obtenidos los números se acomodan a modo de que Italia es quien más ha obtenido (13), seguido de Francia con 12 y Japón, Rusia y España están empatados con 4; de tal suerte que este tipo de situaciones me hacen pensar que si no es con ese afán, las casualidades son bastantes.

Por lo que respecta a nuestro país y que este es definitivamente el tema que más me interesa abordar, ocupa el sitio número 22 en cuanto a porcentaje de nominaciones contra premios obtenidos en esa categoría, existiendo hasta el momento 8 ocasiones en que hemos contendido por el premio y que desafortunadamente no hemos podido conseguir ninguno, siendo las películas: Macario (1961), Ánimas Trujano (1962), Tlayucan (1963), Actas de Marusia (1976), Amores Perros (2001), El Crimen del Padre Amaro (2003), El Laberinto del Fauno (2008) y Biutiful (2011), con esta nominación Alejandro González Inárritu logra su segunda aparición en la glamurosa entrega. En otro orden de ideas, han existido desde un principio diferentes personajes que, de una u otra manera, nos han representado en este premio; por ejemplo Katy Jurado fue nominada como mejor actriz de reparto en 1954; en 1996 se consideró entre los candidatos a Mejor Cortometraje una producción mexicana llamada “De tripas, corazón”; en largometraje documental Carlos Bolado fue nominado por su producción “Promises”; lo mismo sucedió para Brigitte Broch junto con Catherine Martin en 1997, nominadas a Mejor Dirección de Arte por la cinta “Romeo y Julieta”, en fin, la lista es bastante larga.

Los artistas mexicanos no solo han sido nominados, por supuesto que existen quienes regresan a casa con la estatuilla dorada entre las manos, tal es el caso de Antonio Rodolfo Quinn Oaxaca, mejor conocido como Anthony Quinn quien logró coronarse con 2 Óscares de Mejor Actor de Reparto; Manuel Arango hizo lo propio en 1972 al obtenerlo por “Centinelas del Silencio” como Mejor Cortometraje Documental; para Gonzalo Gavira el año del ’74 será inolvidable porque consiguió el óscar a Mejores Efectos Especiales de Sonido por la película “El Exorcista”; en el 2003, una mexicana vuelve a obtener esta condecoración por el filme “Frida” en la categoría de Mejor Maquillaje, cuatro años después se logró conseguir 2 más por la misma cinta “Babel”, para Guillermo Navarro y Eugenio Caballero en las categorías de Mejor Cinematografía y Mejor dirección de Arte, respectivamente.

En esta ocasión, nuestro país está representado de manera ejemplar con la primera nominación para un mexicano a contender por Mejor Actor Principal, y es nada menos que el gran actor Demián Bichir quien ha hecho cine, televisión y teatro destacando mayoritariamente en la primera de estas artes y que cuenta con una filmografía que inicia en 1985 con la película “Viaje al Paraíso” y continúa con cintas como “Sin noticias de Dios”, “Perdita Durango”, “Nadie hablará de nosotros cuando hayamos muerto”, “Cilantro y Perejil” y “Santitos” entre otros, hasta llegar al año de 1999 donde logra un gran impacto con el público por su papel de Tomás en “Sexo, Pudor y Lágrimas”, y que gracias a su excelente actuación comienza a tener mayores apariciones en la industria del séptimo arte y realiza proyectos de gran trascendencia como “Todo el poder”, “Che el Argentino” o “Hidalgo” donde demuestra su extraordinario talento, es por ello que el director Chris Weitz le invita  a participar en esta película norteamericana “A better life” y que siendo bastante realistas el poder obtener el premio es complicado, empero, la simple nominación ha volteado a nuestro México de cabeza, asimismo, existe otra nominación que me gustaría decir que ya no es una sorpresa, porque afortunadamente Emmanuel Lubezki nos ha representado en 4 ocasiones anteriores en la categoría de Mejor Fotografía y este año nuevamente no pudo faltar. Este artista originario de la Ciudad de México, ha colaborado con grandes personalidades del cine internacional y ha participado en proyectos cinematográficamente brillantes, como lo son “Meet Joe Black”, Great expectations” o “Sleepy Hollow”, que por ésta última fue nominado al Óscar, además de “Children of Men”; “The new Word”; “A Little princess” y para esta edición contiende por “The tree of life” que esperemos pueda ya obtener su premio, ya que su vitrina solamente cuenta con un premio BAFTA obtenido por “Children of men” en el 2006.

Pues solo basta esperar la tarde – noche de este domingo para comenzar a disfrutar de todo el glamour que rodea a esta ceremonia, los reflectores que iluminarán a las estrellas del cine mundial y las cámaras que captarán los mejores momentos del evento, para saber quiénes serán los afortunados en subir al escenario y dirigir unas palabras de agradecimiento, y únicamente deseo que en este año no nos decepcionen como en ediciones anteriores con algunas sorpresas, y no lo digo porque no lleguen a ganar nuestros coterráneos, sino porque desde hace algunos años, desafortunadamente, estos premios han perdido la objetividad que en algún momento se ganaron.

Estoy convencido que algunos no compartirán esta idea conmigo; sin embargo me gustaría intentar explicar el por qué pienso que si bien es cierto que la entrega de estos premios es extraordinaria, que las películas, actores, directores, productores, músicos, guionistas y demás personas que intervienen en ellos, son aquellas que en verdad tienen talento especial y que han demostrado sus capacidades; también es cierto que la pérdida de objetividad a la que me refiero se ha dejado ver por ejemplo en ceremonias como la del 2001, donde Denzel Washington y Halle Berry consiguieron el Óscar a mejor actor / actriz y coincidentemente ese año se cumplieron 40 años en que una persona de color no había recibido el premio en esta categoría, en ese mismo año se presenta la primer entrega de la saga de El señor de los anillos y obtiene 4 Óscares de 13 nominaciones en las que contendió, siendo ganadora en categorías que no por menospreciar, empero, no son de las más importantes, porque se esperaron hasta la conclusión de esta trilogía para llenarla de premios, logrando 11 premios de 11 nominaciones y con ello igualar a películas como Titanic o Ben Hur, que casualmente han sido de las más taquilleras y costosas; sin embargo, no sucedió así con una producción mayoritariamente británica como fue Harry Potter que definitivamente han sido cada una de las películas que integran la saga y obviamente en conjunto las producciones más costosas y que han recabado una cifra exorbitante ¿Algo para pensarle no creen?. 

Dato Cultural:

Un día como hoy en 1794, nace en Jalapa, Veracruz, Antonio López de Santa Anna; en 1848, se publica el “Manifiesto Comunista” de Karl Marx y Friedrich Engels; de en 1861, el Presidente Mexicano Benito Pablo Juárez García expulsa al embajador Español, Joaquín Pacheco por no acatar las Leyes de Reforma; en 1910, se funda en México la organización mundial Cruz Roja; en 1959, nace en España el cantante José María Cano que perteneciera al grandioso grupo musical Mecano; en 1960, Malcom X, activista norteamericano es asesinado en New York; en 1965, el dictador cubano Fidel Castro, nacionaliza todas las empresas; en 1972, en pleno periodo de la Guerra Fría, el Presidente estadounidense Richard Nixon se entrevista con el líder Chino, Mao Zedong; en 2000, la UNESCO proclama este día como El Día Internacional de la Lengua Materna.

Espero comentarios y sugerencias al correo lic_reyesferriz@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s