El humano laxo

18/03/2021, Aguascalientes, México

Por: BALAM KOI

El título de estas líneas se debe al reflejo de lo que he estado experimentado en las últimas semanas. Jamás he criticado a mi México mágico, mi México surrealista. Tan surrealista que el mismo Dalí lo categorizaba como el lugar idóneo para dar rienda suelta a todas las fantasías más descabelladas. Y como no hacerlo, si ponemos a nuestros perros en las azoteas y vamos en contra de cualquier cosa que nos quiera dictar un orden o una regla. Sin embargo, el hecho de que en mi país tan maternalista y creyente de un culto a una deidad femenina, llámese Guadalupe o Tonantzin, tolere el hecho de ser el más violento contra el género femenino es ya algo aberrante. Sin embargo se ha perdido la capacidad de asombro ante estas cifras que nos presentan los ya maleados medios. Once mujeres que diariamente pierden la vida no es una cifra que enorgullece sino que asquea. Y en medio de todo esto se encuentra la expresión social por medio de manifestaciones artísticas, gráficas, y reaccionarias.

No concibo una opinión social que sea adicta a los rumores y tendencias de un medio social que les dicta lo que les debe gustar o no. Lo que debe de indignarnos, lo que debe de consternarnos. Pero, ¿acaso no es esa la misma finalidad del arte? El poder escandalizar, sacudir, cimbrar, estremecer las estructuras y las sociedades para hacer de sus habitantes seres aún más humanos. ¿Por qué hemos olvidado nuestra propia calidad humana? El arte nos debe de ayudar a potencializar las pasiones humanas, no a recordarlas como si fueran lecciones pasada y ahora estériles en cada persona. Por eso celebro las expresiones gráficas y audiovisuales, impresas o pintadas ya sea en un papel o en un muro de contención. Celebro el arte gráfico en captar a “La reinota” quién devuelve el golpe a sus agresores en igual medida y fuerza. Pero en muchas ocasiones siento que soy el único que lo celebra, el único que se emociona, el único que aún trata de encontrar, de entre tanta mierda, la belleza que esconde una calle, una ventana, una persona. Ojalá y que no me esté quedando solo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s