¿Sabías qué?

¿Cuántos de nosotros utilizamos la famosa frase de “Salvado por la campana”?, pues bien, pareciera una expresión tan útil para dar a entender que “por poco” y no lo logramos, estábamos al límite, o bien, que apenas fuimos rescatados; pues precisamente esta última acotación es el significado, pero ¿Sabemos de donde viene su origen?

Tenemos que remontarnos a la edad media para entender su significado. En aquellos tiempos, la higiene no era precisamente un hábito, esto es, porque en primer lugar no había la suficiente agua corriente, no existían los cepillos dentales, papel higiénico y obviamente el jabón tampoco, pero la vida si era “igual” de alguna manera; en los palacios, se realizaban fiestas todo el tiempo y tenemos plasmadas las imágenes de las mujeres con abanicos para evadir el calor; sin embargo, esa no es la razón de dichas acciones, era porque al no haber posibilidad de baños diarios, aseo de boca frecuente, ni instalaciones sanitarias, el olor debajo de aquellas pesadas faldas era insoportable.

Por cuanto toca al lavado de las vajillas utilizadas en dichas juergas, tampoco existía el cuidado requerido, es mas, en reiteradas ocasiones, el material utilizado para contener alimentos era precisamente la vía para que una persona pudiera desfallecer o bien, morir de envenamiento; sin embargo, hasta algún tiempo después, fue aceptada esta teoría, ya que existían personas que caían en la calle sin razón aparente y se presentaba una NARCOLEPSIA producida por la combinación de ciertos alimentos o bebidas mezclados con el óxido de estaño y eran enterradas pensando que habían muerto y como no existían tantos cementerios, se llegaban a abrir las cajas funerarias donde se percataban de rasguños en las tapas, lo cual, indicaba que a dicha persona se le había enterrado viva; de ahí surgen los velorios.

La solución, aunque pareciera un disparate, fue bastante aplicada. Al “acaecido” se le amarraba un hilo fijado a una campana que indicaría, posterior al entierro, si la persona aún continuaba con vida para inmediatamente ser rescatada; este, es precisamente el origen de la tn conocida y utilizada frase de “Salvado por la campana”.

En Apertura Intelectual, te invitamos a investigar sobre el uso y aplicación de frases tan comunes en nuestro día a día, verás que muchas de estas te dejarán un gran aprendizaje y una grata sorpresa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s