¿Mamba out?

Por: Luis Felipe Aguilar Palafox

Esta semana se celebraron 5 años del último partido como profesional del exjugador de los Lakers de Los Angeles, Kobe Bryant, quien también era conocido como “Black Mamba”.

Dicho partido se llevó a cabo en el Staples Center de Los Angeles, California ante el Jazz de Utah con una entrada superior a los 20,000 espectadores.

Los Lakers ya no peleaban por entrar a playoffs, por lo que el lleno total del estadio se dio sólo para rendir honores a uno de los más grandes de la historia ya que Kobe previamente había anunciado que el último partido del equipo angelino en el 2016 sería el último de su increíble carrera.

Pocos han logrado lo que el hizo esa noche, magia pura salió de sus manos y dejó maravillados a todos los espectadores entre los cuales de encontraban figuras públicas como Jack Nickolson, David Beckham, Jay-Z, Kanye West y el gran amigo de Kobe, Shaquille O´neal.

Pero no solo la gente que asistió quedó asombrada, el partido fue más visto en televisión que otros que tenían tientes de eliminación hacia la carrera a playoffs.

El mejor Kobe en su último partido.

A sus 37 años se puso como en muchas otras ocasiones al equipo en la espalda y logró una remontada espectacular, quedando 3:11 minutos en el reloj Kobe encesta un doble para poner a su equipo a 8 puntos.

Al restar 2:23 minutos Kobe vuelve a poner a los Lakers a 8 puntos anotando 2 tiros de línea mientras toda la arena coreaba al unísono “MVP, MVP, MVP” (siglas para el jugador más valioso en inglés).

Con 1:49 minutos por jugar, Kobe logra aprovechar una pantalla y coloca a su equipo a 6 puntos, levantando el entusiasmo de la gente al estar a sólo 2 posesiones.

Kobe estaba exhausto, estaba dando todo por el respeto y amor que le tenía al deporte y apoyado por su familia como en cada partido en primera fila.

Quedando 1:34 en el reloj, Kobe vuelve a hacer otra jugada que deja a su equipo a 4 puntos y de nuevo toda la gente de pie lo estaba ovacionando.

Con 1:04 minutos por jugar, Kobe sentía que era su noche y que iba a ser única e inolvidable, de tal forma que toma el balón y ejecuta un tiro con pocas probabilidades de ser exitoso, fue un intento de 3 puntos en una media vuelta con una muy buena marca, y… ¡lo anotó! Los Lakers se ponían a un solo punto del Jazz.

Quedaban 36 segundos de juego y de nuevo un Kobe decidido tiene el balón, aprovecha otra pantalla, finta, se hace el espacio, tira y… ¡Los Lakers arriba por 1 punto! Había logrado darle la vuelta al partido quedando estático luego de ejecutar esa gran jugada y siendo abrazado por sus compañeros.

Así se consumó una noche gloriosa, donde consiguió los últimos 15 puntos de su equipo y totalizó 60 en todo el partido.

La entrevista final.

Al terminar el juego, Kobe dio una entrevista en vivo en el Staples Center aún abarrotado con toda la afición que no creía lo que acaba de ver.

Durante la entrevista, Kobe recordó campeonatos, momentos importantes, agradeció a familia, amigos y a afición; pero llegó el momento de terminar y no dejar más especulaciones de si volvería 1 año mas o no, cerró una carrera de 19 años con la frase “Mamba Out”.

El legado.

Kobe nos dejó grandes momentos a todos quienes tuvimos la gran dicha verlo jugar, de ver ese amor al juego que siempre predicó al dar todo en cada partido hasta el último minuto.

Prueba de ello fue un par de temporadas atrás, en el año 2014, donde en una jugada Kobe se rompe el tendón de Aquiles en una falta sufrida y con un gran dolor reflejado en el rostro, ejecutó y convirtió los 2 tiros libres terminando así ese partido y temporada para él.

Kobe es recordado en Hollywood no sólo por haber jugado toda su carrera en Los Angeles, también por haber ganado un premio Oscar por su cortometraje “Dear Basketball”.

En la historia, Kobe le escribe una carta de amor al baloncesto donde se mezclan sueños e ilusiones con los desafíos que se encuentran tanto en el deporte como en la vida, comenzando con un pequeño niño que juega en su cuarto a encestar unos calcetines en un bote mientras sueña convertirse en un jugador profesional y campeón de la NBA.

Habla del trabajo, del esfuerzo, de toda la pasión y del amor por el baloncesto que hay que demostrar cada día para conseguir ese sueño.

Ese amor y esa pasión la logró transmitir a muchas personas y por razones obvias a su familia, y el gran ejemplo fue su hija Gianna, a la cual Kobe entrenaba y no se perdía un solo partido.

Podemos decir que la vida es caprichosa ya que esa pasión y amor que ambos tenían les terminó costando la vida en aquel fatídico accidente de helicóptero del 26 de enero del 2020, un día que seguramente muchos nunca podremos olvidar.

Se dirigían precisamente a un partido de Gianna y lo demás es una historia que hoy todavía nos es muy difícil de procesar.

Kobe, no le debes nada a nadie.

A pesar de su prematura muerte, Kobe no le debe nada al deporte ni el deporte a él.

Como recriminarle algo al único jugador de la historia que logrado retirar 2 números diferentes en un mismo equipo (8 y 24).

Al jugador que volvió a hacer una dinastía de los Lakers, aunque originalmente fue seleccionado en la posición 13 del draft de 1996 por los Hornets de Charlotte y esa misma noche fue parte de una transacción por serbio Vlade Divac. En el draft usó la gorra de los Hornets pero de ahí en adelante siempre se le vieron los colores del equipo angelino.

A un bicampeón de Juegos Olímpicos, lo hizo en Beijing 2008 y Londres 2012.

A un 5 veces campeón de la NBA.

Al MVP de la temporada 2008.

Al 2 veces MVP de las finales de la NBA.

Al 18 veces seleccionado al juego de estrellas de la NBA siendo el MVP en 4 de esas ocasiones.

Al 2 veces máximo anotador de una temporada.

Al 11 veces seleccionado para el equipo ideal de la NBA.

Al 3 veces seleccionado al mejor quinteto defensivo.

Al líder anotador de todos los tiempos de Lakers de Los Angeles.

Al miembro del salón de la fama.

No Kobe, a ti no te faltó tiempo, a ti lo que te sobró fue historia, tu le diste todo al deporte y todos debemos de reconocerlo.

Es por eso que esa frase de despedida de “Mamba Out” realmente debe de decir Mamba Forever”.

Twitter @aguilarpalafox

Un comentario en “¿Mamba out?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s