El premio a la mediocridad

Por: Luis Felipe Aguilar Palafox

El pasado domingo 7 de noviembre terminó la fase regular del torneo “Grita México 2021” y con eso tuvimos tanto a los calificados a la liguilla de forma directa, como a los que tienen otra oportunidad en el llamado “repechaje” del fútbol mexicano.

Clasificación.

Tras 17 jornadas la tabla general terminó de la siguiente manera:

Los primeros 4 clasificaron de forma directa a la “Fiesta Grande del Fútbol Mexicano”, los siguientes 8 alcanzaron la etapa de repechaje, mientras que los últimos 6 quedaron eliminados.

Los regulares.

Sólo 4 equipos tuvieron más de la mitad de los 51 puntos que estuvieron en disputa durante el torneo, y por tal motivo parece justo que puedan acceder de forma directa a la etapa final.

Sin embargo, recordemos que el sistema de competencia en la gran mayoría de los países, entre ellos las potencias futbolísticas, tiene como campeón al que logró la mayor cantidad de puntos durante el torneo; en este caso sería el Club América con 6 puntos de ventaja sobre el Atlas.

Sabemos que la Liguilla existe por temas económicos y ya es toda una tradición en la Liga mexicana, pero reitero, sólo 4 equipo lograron estar por arriba de la media de puntos disputados, ese debería de ser un filtro de eliminación.

La repesca.

Haciendo a un lado que el equipo que tuvo más méritos durante la etapa regular del torneo debe de pelear aún el campeonato con otros 3 clasificados de forma directa a la Liguilla, también debe de esperar a que otros 8 equipos se eliminen del mejor al peor sembrado para obtener 4 rivales más en la etapa final del torneo.

En una etapa de eliminación directa todo puede pasar, y cualquiera de los clasificados tiene las mismas posibilidades que el resto de los equipos de ser campeón, incluso en alguna ocasión el lugar 9 de la tabla se llevó el título.

La bondad de nuestro fútbol provoca que varios clubes sobrelleven el torneo de forma irregular para dar su máximo en las finales y conseguir la corona.

El ejemplo.

Durante 11 jornadas los Pumas de la UNAM se mantuvieron oscilando entre las posiciones 16, 17 y 18; siendo la peor ofensiva, incluso había jugadores con más goles que el club de la Máxima Casa de Estudios. 

Pero llegó el momento de apretar, así que consiguieron 13 de los últimos 18 puntos en disputa, es decir, en 6 partidos consiguieron el 62% de sus puntos, el resto los tuvieron en sus primeros 11 juegos.

Es cierto que dicha racha provocó un partido de alarido en la última jornada donde dependían de ellos mismos, ya que con un triunfo contra el Cruz Azul lograrían clasificarse a la etapa de reclasificación, lograron remontar un 1-3 para llevarse el partido por 4-3.

Este resultado dejó fuera a equipos que a pesar de que tampoco merecían clasificar, fueron más regulares durante las 17 jornadas como Mazatlán y Necaxa.

Ahora todo puede pasar, y seguramente si Pumas resulta campeón, la afición pasará por alto la mediocridad mostrada en 2 terceras partes del torneo y festejará con euforia el octavo título del equipo de sus amores.

Otro punto importante es que los mismos Pumas terminaron el torneo regular a sólo 3 puntos del quinto y sexto lugar de la tabla, el Santos Laguna y el Toluca, a quien enfrentarán en esta ronda de repechaje y como sabemos todo puede pasar.

Esta es una de las razones por las que el fútbol mexicano no da ese paso para competir con otras grandes ligas y selecciones, la mediocridad del torneo se transporta a la selección.

Twitter @aguilarpalafox

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.