Inversión a corto plazo

Por: Gustavo Antonio Reyes Sánchez

Amigos empresarios, emprendedores, encargados de generar dinero para las organizaciones, o sea, mis colegas de ventas, espero estén muy bien, que la salud en su vida sea una constante y el incremento de las ventas lo sea también.

Las inversiones a corto plazo son aquellas que se espera mantener para obtener retornos en un periodo de alrededor de doce meses o menos. Es decir, las inversiones a corto plazo son las que se planifican para tiempos de aproximadamente un año.

Vale aclarar que, aunque el periodo anual es lo usualmente aceptado cuando se habla de corto plazo, esta no es una regla absoluta.

Cuando nos referimos a un horizonte de corto plazo, este puede variar de acuerdo con el perfil del inversionista. Para algunos agentes un periodo de corto plazo podría ser tres años, tomando en cuenta que la mayoría de sus inversiones las están planificando para mantener cinco años o más.

Sin embargo, para un inversionista que está acostumbrado a operar en el mercado financiero de manera diaria (Day Trader), especulando en la bolsa de valores, el corto plazo podría ser una semana o menos.

En todo caso, el corto plazo no tiene una definición absoluta. Sin embargo, normalmente se le relaciona con periodos anuales.

Otro punto a tener en cuenta es que los inversionistas suelen incluir en su cartera activos de distinto tipo, tanto de corto como de mediano y largo plazo.

Un factor clave son los objetivos del inversor. Si está buscando principalmente proteger su capital porque está cerca a la edad de jubilación, por ejemplo, preferirá inversiones a corto plazo. En cambio, si está comenzando su vida laboral, probablemente esté más interesado en inversiones a largo plazo que, como veremos más adelante, ofrecen en periodos más prolongados ganancias más altas.

Características de las inversiones a corto plazo

Algunas características de las inversiones a corto plazo son las siguientes:

  • Suelen ser más seguras (o tienen menor volatilidad) que las inversiones a largo plazo.
  • Ofrecen menor rentabilidad que las inversiones a largo plazo. Esto se comprueba en periodos extensos, de varios años.
  • Son inversiones con mayor liquidez. Esto significa que pueden convertirse en efectivo con relativa facilidad. Es decir, se espera que el inversionista pueda recuperar su dinero de manera ágil.
  • Por todo lo anterior, son inversiones aptas para personas con alta aversión al riesgo.

DESCARGA LA APP «MI DESPACHO COMERCIAL» Y OBTÉN LOS BENEFICIOS.

Éxito en las ventas de la semana

Síguenos en nuestras redes…

¡¡¡Nos leemos la próxima semana!!!

Te invitamos a que califiques esta información.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.