Festejos televisivos.

Por: Víctor Manuel Reyes Ferriz.

En estos tiempos donde la tecnología, las comunicaciones mediante redes sociales, transmisiones en vivo desde lugares remotos y noticias al instante son asunto de todos los días, debemos recordar que todo esto es posible gracias a personas visionarias en años en los que ni siquiera se podía pensar o simplemente imaginar que fuera posible; sin embargo, gracias a estas grandes mentes hoy lo tenemos literalmente en la palma de nuestras manos.

El día de hoy conmemoramos el 82 y 62 aniversario de la primer emisión de la cadena televisiva norteamericana CBS y la mexicana XEW respectivamente, mediante la cual, en esos años en el vecino país del norte existía solamente otra cadena nacional que era la NBC (National Broadcasting Company) que inició siendo radiodifusora, y para el caso de nuestro país, ya existían transmisiones pero de manera local mediante el canal XHTV canal 4, que tuvo su primer emisión un año antes en 1950.

Con relación al origen de este gran medio de comunicación masiva, sabemos que la primera cadena que utiliza este medio es la BBC (British Broadcasting Corporation) con sede en Londres, la cual inicia como radiodifusora también y después de 10 años de su fundación, se expande e inicia transmisiones de manera esporádica en algunos lugares de habla inglesa, empero es hasta el 2 de noviembre de 1936 cuando queda perfectamente estructurada como una cadena nacional de televisión con patrocinio del Reino Unido pero que era autónoma en la programación, debido a ello fue la televisora que transmitió en la abdicación al trono del Rey Eduardo VIII, asimismo, la primera en transmitir la coronación del Rey Jorge VI en el año de 1937, que dicho sea de paso se revolucionó la forma de transmisión al hacerlo desde fuera de los estudios de la televisora.

Durante los siguientes años, la BBC de Londres fue consolidándose fuertemente, hasta el momento en que inicia la segunda guerra mundial que se mantuvo cerrada parcialmente la división de televisión, empero, se convierte en todo un suceso informativo al transmitir el memorable discurso de Sir Winston Churchill “The Few” en la modalidad de radio, así como, el mensaje del Presidente Francés, Charles De Gaulle, dirigente de la FFF (Free French Forces) y retransmitirlo a varios países. Estos son los enlaces para escuchar los discursos.

http://www.bbc.co.uk/schoolradio/subjects/history/ww2clips/speeches/churchill_the_few

http://www.bbc.co.uk/historyofthebbc/innovation/index.shtml

Entre los años finales de la guerra y primeros de la post guerra, se implementan programas televisivos dedicados a los niños como cuentos para la hora de dormir, un programa para las mujeres y en el año de 1948 se transmiten las primeras olimpiadas desde Wembley, cuando se pudieron por fin realizar estos juegos que fueron suspendidos de igual manera por la guerra, entonces, en su XIV edición se sentía todavía la enemistad que había entre las naciones, haciendo que Alemania y Japón no fueran invitados, asimismo, la parte económica no se encontraba para nada restaurada y fueron denominados vulgarmente,  como los juegos de la austeridad, y al ser televisados quedó grabado en la memoria de miles de personas las imágenes de las instalaciones deportivas, donde no se contó con ninguna construcción nueva salvo una alberca y en las que se realizaron las pruebas estaban en mal estado de conservación, lo que es obvio por lo acontecido meses antes, sin embargo, la imagen que permanece en la mayoría de la gente, es cuando se liberaron más de 7000 palomas blancas en símbolo de la paz, un recuerdo que solamente la BBC de Londres podrá tener en sus archivos de manera perenne.

En el caso de la XEW Televisión perteneciente al Grupo Televisa de nuestro país, la historia comienza con el entusiasmo de Don Rómulo O´Farrill al conseguir la primer concesión de un canal de televisión y funda el canal 4, siendo el primero en toda América latina y es aprobado el 30 de agosto de 1950, sin embargo, su primera transmisión fue al siguiente día con el informe Presidencial de Miguel Alemán Valdés, asimismo, el propietario de este canal dirigió un mensaje donde textualmente dijo: “Hoy es un día de fiesta para México, pues desde hoy nuestro país será el primero en América Latina que disfrutará para provecho y beneficio de sus habitantes, del más grande invento de los modernos tiempos: la televisión”.

Posterior a este canal, surge Televicentro con la inquietud de convertirse en un grupo informativo de gran trascendencia, e inicia con un conjunto de edificios que estaban preparados para contener 5 estaciones de radio y 3 canales de televisión, lo cual implicaba hasta ese momento la búsqueda de 2 concesiones de televisión mas, porque inicia solamente con el canal 2 en el año de 1951 con la transmisión del beisbol; y es en 1952 cuando se autoriza la tercer concesión al Ing. Guillermo González Camarena, quien inventa la televisión a color bajo las siglas XHGC canal 5, entonces para 1955, la mencionada empresa logra fusionar los canales 2, 4 y 5 y se crea la empresa Telesistema Mexicano. Para el año de 1968 surge XHMTV canal 8 bajo la empresa de Televisión Independiente de México, y es 5 años después que se fusiona con Telesistema Mexicano para constituir lo que ahora es el consorcio televisivo más grande de nuestro país y Latinoamérica, Televisa.

Definitivamente el mundo de la televisión es un negocio magnánimo, han convertido a la sociedad en adictos a este medio de comunicación, es innegable que estos monstruos empresariales busquen mantenerse en el gusto de la gente solo para cultivarnos, por el contrario, lo que vende es la programación comercial y no la educativa o cultural, porque cabe mencionar que en los inicios del canal 8, su finalidad era una barra cultural permanente y cuando Televisa lo adquiere lo modifica a un canal de programación comercial; lo mismo pasó en una división de la BBC cuando estaban expandiéndose y de iniciar completamente culturales y artísticos, se convierten en una cadena de entretenimiento y dejan a un lado las actividades que no son tan lucrativas.

Cuando hacemos un rápido análisis de los beneficios que tenemos con la televisión en nuestras vidas, no podemos obviar que el pronto acceso a la información es tal vez su mayor ventaja, sin embargo, tendríamos que ir un poco más allá con relación a lo que nos “meten” literalmente, en la cabeza, porque dirigen nuestra vida, nos pueden manipular de una u otra forma a favor o en contra de situaciones que al final de cuentas son intereses de terceros, el comprar ciertas marcas, el usar determinados productos, en fin, todo es cuestión de beneficios económicos, y ¿La parte de la responsabilidad social en donde queda?, pues parece que ni a las empresas, ni a los gobiernos es algo que les quite el sueño.

Hace apenas unos meses pudimos presenciar este tipo de intereses en nuestro México de manera un poco más directa cuando se acercaba la fecha de la elección Presidencial, donde la guerra en los medios de comunicación pero sobre todo en la televisión se hizo presente al comentar que el grupo Televisa apoyaba de manera directa la campaña del hoy Presidente Electo Enrique Peña Nieto, situación que en mi particular forma de ver y en caso de ser cierto, no es tan grave el que se contraten medios de comunicación para la difusión de una imagen, lo que tal vez sería cuestionable es la veracidad de la información que proliferan, sin embargo, este tipo de escándalos no son exclusivos de las televisoras, podemos recordar los casos de periódicos y estaciones radiofónicas alrededor del mundo que han pasado por problemas graves con respecto a la información que transmiten lo que para algunos fue la pérdida de la concesión y para otros solamente una exhibición pública, para lo cual considero que más bien es cosa personal lo que debemos y queremos creer en cuanto a información se refiere.

En este mismo espacio en ocasiones anteriores, he comentado la imperiosa necesidad de exigir a nuestras autoridades que los contenidos de la programación que las televisoras producen, sean en un porcentaje considerable de material cultural lo que supondría una mayor conciencia en nuestra sociedad, porque solo basta revisar nuestras opciones en el sistema televisivo que queramos, y nos toparemos que si contamos con canales de diferentes países solamente encontramos con tres vertientes, los canales de política y noticias, los económicos y los deportivos, pero nunca podremos disfrutar de canales que nos enseñen algo verdaderamente aprovechable, y esa es precisamente la súplica a nuestros gobernantes; si existen sistemas de difusión televisiva, deberían obligarlos a que un porcentaje de los canales que ofrecen sean de este corte, o bien, que cuando acudamos a nuestro proveedor podamos escoger los canales que nos interesen en verdad mas el paquete de los canales que tengan temas educativos y con esto podríamos comenzar a incidir en las preferencias de la población.

Según algunos informes y estudios que se han realizado en diferentes universidades, el peso, impacto, injerencia y sobre todo la toma de decisiones que implican los medios  de comunicación y en específico los televisivos, tienen una repercusión bastante considerable, por lo que estas empresas deberían de responsabilizarse de sus actos y proporcionar la información de forma imparcial porque en realidad que beneficio tenemos al enterarnos de las vidas de las celebridades, de quien se casó con quien, el ver los reality show’s donde nos sobre venden los minutos que vemos, los programas de concursos que pasan a altas horas de la madrugada donde nadie supervisa los ingresos con respecto a los premios que otorgan, los programas de venta por televisión contra la calidad y eficiencia de los mismos, las telenovelas que siempre es la misma historia pero cambian los artistas según la tendencia de los televidentes, las caricaturas que cada vez tienen menos de programación infantil porque todo es contenido bélico y sexual, en fin, no existe una reglamentación clara y específica acerca de los programas que deban pasarse y a que público deban ser dirigidos, solamente existe una clasificación en edades, pero el problema no se resuelve poniéndolos en horarios nocturnos o diurnos, el problema se resuelve cuando exista una comisión donde se incluyan a investigadores, académicos, legisladores, padres de familia, empresarios de las televisoras, estudiantes, amas de casa, productores y demás personas que tengan conexión con las programaciones para que se decidan qué programas si pueden dejar algo de beneficio y cuáles no; con esto, no quiero decir que los programas de entretenimiento salgan del aire, para nada, es necesario o mejor dicho indispensable el proporcionar esparcimiento en las familias, pero que no toda la programación sea de esta manera, que exista a una hora prudente, un programa que se pueda ver en familia y que permita desde la convivencia familiar hasta la retroalimentación con respecto a lo que se acaba de ver.

El tema de la televisión en el mundo es una materia que se encuentra pendiente por mejorar, no basta el contar con canales en alta definición, el tener las opciones de ver hasta 4 canales al mismo tiempo, el observar lo que pasa en ese minuto en Etiopía, cuando la gente ni siquiera ubica que es un país que se encuentra en otro continente diferente al suyo, no es necesario percatarse de las problemáticas de nuestro globo, es mejor que se proyecten las posibles soluciones; ¿Por qué no transmitir las sesiones de la ONU, las designaciones de aquellos lugares establecidos como patrimonio cultural y su historia, las bondades de los diferentes productos naturales, las posibilidades de cómo empezar un negocio familiar?, esto sería en verdad una televisión educativa y con el tiempo podríamos pensar en que fuera lucrativo. 

Además recordemos que la televisión debería ser un momento para unir familias, no para separarlas.

Dato Cultural:

Un día como hoy en el 411, fallece el emperador Romano Constantino III; en 1793, se pone la primera piedra de lo que se convertiría en el Capitolio; en 1851, se publica en los Estados Unidos de Norteamérica el primer número del The New York Daily Times, que a la postre sería solamente The New York Times; en 1931, Japón invade Manchuria (China) una zona rica en minerales; en 1970, fallece el músico norteamericano Jimi Hendrix; en 2009, se presenta una balacera en el metro Balderas de la Ciudad de México    .

Espero sus comentarios y sugerencias al correo lic_reyesferriz@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s