La distancia no siempre es el olvido….

Por: Víctor Manuel Reyes Ferriz.

El día de hoy se cumplen 44 años de aquel nefasto miércoles 2 de octubre de 1968, que será recordado como la Matanza de Tlatelolco en la plaza de Las Tres Culturas, donde el número de estudiantes que fallecieron es incierto ya que se maneja un dato que oscila entre los 200 y más de 1000, asimismo, dentro de estas cifras debemos recordar que existieron, amas de casa, obreros, profesores y demás civiles que perdieron la vida.

Probablemente este ha sido el acontecimiento político más recordado en la historia de nuestro país, porque la sublevación de los insurgentes y de los revolucionarios tuvieron una causa similar, empero, las consecuencias beneficiaron a la población de todo nuestro México, en cambio en el caso del movimiento del 68 las consecuencias fueron fatales en muchos aspectos ya que literalmente fue el exterminio de las expresiones en contra del gobierno en un momento donde los reflectores de todo el mundo apuntaban a nuestra nación debido a la cercanía de la celebración de los Juegos Olímpicos.

Este movimiento que termina con la muerte de estudiantes, tiene sus orígenes unos meses antes y no era exclusivo de nuestro país, fue una tendencia originada desde principios de la década de los 60’s donde el mundo en general se encontraba en conflictos sociales, religiosos y políticos muy fuertes y las ideologías marxistas, comunistas, maoístas, guevaristas y demás tendencias radicales se encontraban en su pleno auge, y como en esos momentos no era posible contar con herramientas como el internet o la transmisión de noticias de manera instantánea, fueron surgiendo movimientos en diferentes momentos en varias partes del mundo que se revelaban contra los gobiernos, por lo tanto la cadena se fue alargando durante los siguientes años y permeando en diferentes países que se encontraban en situaciones similares o que quisieron sacudir a su sistema por intereses personales, empero cuando llega a México, el momento que ya era conflictivo per se, es agregado el ingrediente de la irracionalidad de los gobernantes de ese entonces y el resultado se convierte en una tragedia.

El primer gran problema que se presenta en aquella década lo protagonizan los Norteamericanos y los Rusos cuando es derribado un avión espía por el gobierno de Nikita Jruschov en suelo ruso que vislumbraba para muchos el inicio de la tercera guerra mundial, sin embargo, se logra establecer acuerdos que cabe mencionar no fueron del todo aceptados por los dirigentes, de tal manera que por esas diferencias podemos entender el inicio de la guerra de Vietnam en el año de 1964 ya que al encontrarse en crisis políticas las dos naciones más poderosas del globo, se buscan mecanismos de ataques indirectos para mostrar sus límites, entonces al iniciar esta guerra, la población norteamericana apoyaba la decisión de su Presidente al punto en que los militares, familiares y demás civiles salían a las calles a exigir la intervención de los Estados Unidos para derrotar al bloque comunista, sin embargo, al pasar de los meses y años, la postura de los habitantes cambio de manera radical porque el número de vidas que se perdieron fue significativo, de hecho, se considera como el acontecimiento bélico más sangriento después de la Segunda Guerra Mundial. Al hacer el recuento de los daños, la sociedad norteamericana quedó completamente devastada psicológicamente con este suceso al grado de que existen hoy en día personas que presentan traumas arraigados por este conflicto, asimismo, solamente es cuestión de observar la imagen que Estados Unidos proyectaba al mundo en todos los ámbitos y solamente era la derrota en Vietnam, y una prueba fehaciente es su cine.

Un ejemplo claro de las grandes diferencias ideológicas en esa década la encontramos en la construcción del muro de Berlín, que tiene su origen en la supuesta protección a la población de las ideologías fascistas que realiza el gobierno de la República Democrática Alemana, con el apoyo total de la Federación Rusa, evento que recalca una separación con la ideología occidental, específicamente con los Estados Unidos, de tal suerte que el pensamiento socialista tiene un impacto en muchos países asiáticos y comienza a desbordarse por el mundo hasta llegar a nuestro continente con ejemplos como Argentina, Chile, Uruguay, Cuba y el propio México.

Nuestro movimiento estudiantil es de los últimos acontecimientos de la década que marcan al mundo con respecto a la defensoría de los ideales políticos y sociales, y todo comenzó a finales del mes de julio donde un pleito entre estudiantes de la vocacional 2 del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y preparatorianos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se enfrentan y apedrean las instalaciones de la vocacional del IPN, posterior a este evento, el día 26 del mismo mes, se vuelven a encontrar los grupos de estudiantes mientras unos celebraban la Revolución Cubana, es entonces donde intervienen los cuerpos policiacos hiriendo a los alumnos con el afán de terminar la revuelta; al siguiente día son tomadas las instalaciones de las preparatorias 1,2 y 3 de la UNAM como reclamo a las autoridades por los actos cometidos por parte de la policía, esta toma de instalaciones duró 2 días, para que el 29 de julio fuerzas del ejército derriben con un disparo de bazooka la puerta de la prepa 1 y es ahí cuando se desata la revuelta ya que en estricto sentido, el gobierno atacó a los estudiantes, no obstante, al ingresar los militares y policías a las instalaciones, se dedican a apresar estudiantes y los convierten, según los reclamos populares en presos políticos. Continuaron pasando los días y es hasta el 22 de agosto cuando el gobierno externa su disposición para el diálogo, lo cual, a mi parecer fue bastante tardío provocando la ira del estudiantado y con ello la negación a la racionalización.

Durante todo el mes de septiembre los estudiantes, que cada vez eran mas y no solamente de la UNAM o del IPN, lograron acuerdos para manifestarse en las plazas públicas y condenar los actos del gobierno, asimismo, realizan marchas como la del silencio, donde su pretensión era demostrar al gobierno que en este país no existía la libre expresión porque el argumento de los ataques a los estudiantes por parte del ejército y la policía se había basado en que los estudiantes eran quienes provocaban a las fuerzas públicas, es entonces cuando el Consejo Nacional de Huelga (CNH) convoca a los estudiantes a marchar cada vez de manera más organizada y llegado el día 27 de septiembre convocan a otra manifestación a las 17:00 hrs en la plaza de las Tres Culturas para el día 2 de octubre y es en ese momento cuando el entonces Secretario de Gobernación, Luis Echeverría Álvarez, bajo la presidencia de Gustavo Díaz Ordaz, envía al ejército para disolver el movimiento y la opción que encontraron fue el asesinarlos, situación que me parece absurda, ilógica, irracional, visceral y que denota la falta de capacidad de operación de nuestros dirigentes.

Las diferentes opiniones que se expresan en torno a este suceso, van desde un repudio total, la exigencia de compartir la verdad por parte de las autoridades, el esclarecimiento inequívoco de los acontecimientos, justicia a las familias afectadas, condenación de los responsables, hasta el apapacho de quienes ejecutaron las órdenes, quienes se pronuncian como que es una exageración de los medios de comunicación etc…., sin embargo lo que es de preocupar, es la nueva expresión que se han manifestado en estas últimas fechas, específicamente me refiero al movimiento #yo soy 132, donde me queda perfectamente claro que fue un movimiento que inicia con un reclamo bien definido a la manipulación de información que se hace en algunos medios de comunicación y que poco a poco se vio infiltrado por actores políticos que deseaban literalmente “llevar agua para su molino” y que convierten esta expresión plenamente justificada por algunos jóvenes estudiantes, en una perversa maquilación electorera por los tiempos que se vivían cercanos al 1 de julio de este año, también el hecho de la intervención de personas de diferentes sindicatos que fueron modificando el reclamo por intereses propios y agarrando de estandarte a los estudiantes que sea como sea la imagen que se tenga de ellos, de manera inmediata nos viene a la cabeza esta matanza y que exigimos no se repita nunca, por eso, su presencia en las calles jamás fue atacada para evitar recuerdos tan desagradables, empero ¿Dónde quedó la intención de los estudiantes?, ¿Por qué  hacernos de la vista gorda en cuanto a los reclamos de ese sector de la población?, ¿Cuándo podrá nuestro país llegar a acuerdos favorables para el desarrollo?.

Existe un análisis realizado por el Observatorio Social de América Latina, que nos plantea las características del movimiento estudiantil de Chile el año pasado, las consecuencias, los beneficios de contar con una sociedad pensante y los costos sociales que se tienen si no se actúa ante esos reclamos, y una parte de este texto es bastante interesante al mencionar que los reclamos de los estudiantes los compartía tanto el Gobierno Chileno como el Presidente Piñera, que los estudiantes tienen derecho a solicitar una mejor educación, mayor calidad y ampliación de espacios para acceder a la educación, y algo sorprendente es que en nuestro vecino país, el sistema educativo está muy por encima del que tenemos en México, sin embargo, las palabras del Presidente no hicieron eco en los estudiantes, al contrario, de manera casi inmediata salieron a los medios de comunicación para externar que era la misma medida que se ha adoptado toda la vida en su país, que lo que ellos realmente quieren son resultados, que no todo se arregla con apoyos económicos, sino con un verdadero cambio en las políticas educativas y beneficios reales a los estudiantes, que dicho sea de paso, la población Chilena adoptó este movimiento y apoyó desde sus respectivas trincheras las peticiones de los estudiantes, ya sea por un beneficio propio de los padres de familia que contaban con niños que algún día serían universitarios, o bien por el bienestar común que tanta falta hace en todas las regiones del mundo.

Las peculiaridades de este movimiento que pudieron aprovecharse en nuestro país, según mi apreciación, fue únicamente que en el presente año existieron elecciones en ambos países, empero las protestas fueron diametralmente opuestas y a diferencia del movimiento sudamericano, no se logró conformar una agenda política en torno a estas peticiones, el nivel cultural de la población que se exigía para no dejarse influenciar por los medios de comunicación, se terminó quedando a un lado cuando llegó el día de acudir a las urnas, los reclamos se convirtieron en un repudio a una forma de gobierno antigua y a su candidato que nada tienen que ver con las peticiones iniciales del sector estudiantil; entonces que pasa con nuestros anhelos, se terminan yendo a la basura cuando se complican los escenarios.

El mexicano – y coincido con Jorge Castañeda, en su libro Mañana o Pasado. El misterio de los mexicanos- tiene un gen que no podemos o hemos querido extraer para convertirnos en personas que terminen sus procesos, somos conformistas y mediocres cuando el reto se complica y tenemos que esforzarnos, espero que esta mentalidad cambie lo más pronto posible porque hemos desperdiciado varios años esperando “sentados” a que este “milagro” ocurra, sin darnos cuenta que estamos afectando de manera directa e indirecta a quienes vienen generaciones atrás pidiendo a gritos que lo solucionemos.

Retomando el movimiento estudiantil del ’68, encontramos muchísima biografía que relata lo sucedido, tal vez unos con mayores exageraciones que otros, con más contenido o simplemente algunos que decidieron sus autores relatar los hechos lo más frío posible para dar al lector una sencilla mirada de la masacre que provocaron nuestros gobernantes; entre estas obras podríamos citar La estela de Tlatelolco: una reconstrucción histórica del movimiento del ’68; Crónica de la huelga estudiantil del 22 de julio al 3 de diciembre de 1968; Comittee for justice to Latin American Political Prisioners. México ’68, the students speak; 1968, la historia también está hecha de derrotas; y muchos otros hasta llegar al más conocido que es La Noche de Tlatelolco de Elena Poniatowska, y lo que podremos encontrar en todos estos documentos definitivamente no es más que el dolor de un sector de la población que hasta el día de hoy ha sido reprimido, señalado y condenado por sus alcances, empero, algo que debemos agradecer acerca de este tipo de acontecimientos, es que por estos valientes jóvenes líderes se pueden iniciar cambios en la mentalidad de la gente, que si bien es cierto por la inexperiencia aceptaron personas ajenas que  cambiaron el rumbo de las plegarias, pero que afortunadamente la expresión sigue, debilitada tal vez pero real, y es menester de todos nosotros apoyarlos en cuanto a la veracidad de su movimiento, unirnos a causas bien definidas que conlleven a mejoras comunales, no solamente quedarnos a esperar ver el resultado para entonces decir que comulgamos con su idea, debemos actuar de manera repetitiva para convencer cada vez a más personas.

Dato Cultural:

Un día como hoy en 1493, Cristóbal Colón llega a Puerto Rico; en 1535, llega al puerto de Veracruz, Antonio de Mendoza quien sería el primer virrey de la Nueva España; en 1814 se redacta la primer constitución mexicana que nunca sale a la luz; en 1835, nace el químico sueco Alfred Nobel; en 1869, nace en la India, Mahatma Gandhi; en 1941, el ejército Alemán invade la capital Rusa, lo que obliga a cambiar la sede a Kybisev;  en 1944, se termina el Levantamiento de Varsovia. Se conmemora el día Internacional de la no Violencia desde el año 2007 por resolución de la ONU. Felicidades a mi amiga Paola Arce por su cumpleaños número ####.

Espero comentarios y sugerencias al correo lic_reyesferriz@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s